Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Tipos de contenidos: Motor

^

Cómo dar de baja el coche

Tráfico cuenta con centros específicos destinados a gestionar la baja definitiva de los vehículos de manera gratuita, sencilla y ecológica

  • Autor: Por LOLA RAYA
  • Última actualización: 11 de junio de 2008
Imagen: Afonso Lima

Ya no hay excusa para dejar abandonado en la calle un coche que no soporta otras vacaciones en el taller ni un recambio más. Basta con llevar a cabo una serie de sencillos y económmicos trámites para deshacerse de un automóvil viejo o inservible. Cuando el coche llega al final de su vida útil, es necesario solicitar la baja definitiva voluntaria y entregar el automóvil y la documentación necesaria en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV). En ellos, se desharán del vehículo en mal estado, y se hará entrega al propietario del certificado de destrucción que justificará la baja definitiva en Tráfico.

Abandonar, la opción más cara

A pesar de las continuas advertencias realizadas por ecologistas y por Tráfico sobre la responsabilidad de los conductores con sus propios vehículos, aún hay personas que dejan abandonado el coche en la calle cuando consideran que ya no es útil. Una opción que no resulta ser ni la mejor, ni la más rentable para el titular del vehículo. Pero, además, es un importante factor de contaminación para el medio ambiente. Hay que tener en cuenta que aunque aparentemente el hecho de abandonar un coche en la calle parezca la opción más económica, no lo es porque supone tener que hacer frente a una serie de costes y sanciones. Por un lado, quien abandone un vehículo debe pagar el abono anual del Impuesto de Circulación (IVTM). Y, por otro lado, se pueden iniciar dos procedimientos sancionadores contra el titular de un automóvil abandonado:

  • La retirada con grúa del vehículo por estacionar más de un número indeterminado de días en el mismo sitio (cada Ayuntamiento tiene sus normas; el de Madrid, por ejemplo, permite hasta cinco días hábiles consecutivos). En este caso el propietario tendría una sanción administrativa por el estacionamiento (en Madrid, por importe de 90 euros), más las tasas de la grúa por la retirada y la estancia hasta que el propietario retire el vehículo.
  • Este procedimiento sancionador también puede iniciarse desde la Concejalía del Medio Ambiente. El abandono del vehículo en la vía pública implica a su titular una sanción por vertido peligroso regulada por Real Decreto, y obliga a los propietarios a depositarlos en centros autorizados de descontaminación cuando quieran desprenderse de ellos. La sanción varía entre los distintos municipios, pero puede llegar hasta 30.051 euros.

Dejar abandonado un coche en la calle puede suponer la retirada por la grúa o sanciones de Medio Ambiente

Para tratar de evitar estas sanciones, hay personas que antes de abandonar el coche en la calle quitan la matrícula al automóvil. Pero este modo de actuación tampoco los salva de las correspondientes sanciones, ya que los expertos aseguran que siempre se puede averiguar la identidad del titular de un coche, comprobando el bastidor o el número de chasis, que se encuentran en el interior del vehículo. Hay que precisar, además, que quien abandona un coche en la calle tampoco está exento de pagar las multas que haya acumulado el automóvil.

Cómo gestionar la baja

Gestionar adecuadamente la baja de un vehículo es un trámite sencillo, que puede hacerse en unas pocas horas. El primer paso es acudir a Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV), presente en todas las comunidades autónomas -hay una relación en la página web de la Dirección General de Tráfico, y conviene consultar cuál es el más cercano a nuestro domicilio-. En los CATV se encargan de hacer todos los trámites necesarios, y basta con hacerles entrega de una serie de documentos junto con el coche que se quiere dar de baja, gestiones que no tienen ningún tipo de coste para el propietario. Si un vehículo no funciona, los centros ponen a disposición del usuario un servicio gratuito de grúas.

Si lo que se desea es adquirir un coche nuevo y, en paralelo, dar de baja definitivamente el anterior vehículo acogiéndose al Plan Prever, normalmente se deja el vehículo en el concesionario y éste se encarga de remitirlo a un desguace autorizado y tramitar la baja a través de su gestoría.

Los trámites para dar de baja un coche pueden hacerse personalmente, a través de un concesionario, o de una gestoría especializada en Tráfico

Una tercera posibilidad, que en este caso conlleva un coste, se basa en recurrir a la mediación de una gestoría administrativa especializada en Tráfico, donde se encargan de realizar todos los trámites necesarios para cursar la baja del automóvil. Las gestorías, por un precio medio de 30 euros, orientan al cliente y realizan los trámites precisos. Es importante acudir a gestorías administrativas especializadas, ya que son profesionales expertos en estas materias. Además, algunas entidades como el Real Automóvil Club de España (RACE), disponen de un servicio integral de gestión al conductor y propietario de vehículo. Pedro García, director de productos y asistencia jurídica de RACE, asegura que se encargan de realizar todas las gestiones ante la administración correspondiente, y que los interesados, en un sola visita, resuelven todos los trámites.

Documentos necesarios para tramitar la baja definitiva

Tanto si la baja se gestiona directamente por el propietario del vehículo, como si se hace a través de un concesionario, o una gestoría, los documentos que se deben presentar son los mismos. Así, junto con el coche para el desguace, se debe entregar:

  • Permiso de Circulación.
  • Ficha de la Inspección Técnica.
  • Fotocopia del DNI del titular del vehículo.
  • Solicitud de baja que el CATV se encargará de entregar, una vez cumplimentado y firmado por el titular, a la Dirección General de Tráfico.
  • Certificado de Destrucción, facilitado también por el CATV. Se trata de un documento, debidamente cumplimentado, que demostrará que el coche ha sido destruido y reciclado.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Baja temporal »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en