Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Ahora no podemos parar
Λ

Exceso de higiene

Una limpieza demasiado abundante debilita el sistema inmunológico y favorece la aparición de dermatitis, alergias o crisis asmáticas

  • Autor: Por MARÍA ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 27 de junio de 2006

La obsesión por la limpieza de la sociedad actual ha contribuido a que nuestro sistema inmunológico se vuelva perezoso y a que reaccione ante sustancias que hace treinta años eran completamente inocuas para el hombre. La causa de estos trastornos, que aparecen en sociedades desarrolladas, radica en que la eliminación de ciertas bacterias favorece la aparición de otros agentes patógenos mucho más resistentes a las defensas.

Aumento de alergias

El exceso de higiene puede ser perjudicial para la salud. Una afirmación de tal contundencia procede de los científicos de importantes laboratorios y centros de investigación, profesionales que han seguido desde hace más de veinte años la progresiva evolución de enfermedades relacionadas con la piel, las alergias y el asma. Los casos de dermatitis entre bebés se multiplican, quien más quien menos padece alergia, y el asma bronquial aumenta en los países industrializados.

Dentífrico antibacteriano para los dientes, productos con idénticas propiedades para el aseo diario, detergentes para lavar la ropa y la casa que matan hasta al mínimo microorganismo infeccioso, e incluso suelos libres de todo rastro de origen animal. ¿Limpios y libres de la amenaza de las bacterias, como pregona la publicidad televisiva? Sí. Pero toda cara tiene su cruz, y la pulcritud excesiva puede convertirse en un enemigo aún peor que los agentes bacterianos para la salud ya que el uso de productos para la higiene con fórmulas de eliminación bacteriana puede provocar la aparición de nuevos y más resistentes organismos infecciosos.

El uso de productos para la higiene con fórmulas de eliminación bacteriana provoca la aparición de nuevos y más resistentes organismos infecciosos

Así lo atestiguan nuestra piel y nuestro sistema inmunológico, según las opiniones de expertos en dermatología y alergología. El menor contacto con sustancias bacterianas debido a la 'obsesión' de la sociedad actual por la limpieza y la desinfección, como explica Carlos Colás, jefe del servicio de Alergología del hospital clínico universitario Lozano Blesa, de Zaragoza, distorsiona el sistema inmunitario de los individuos, «que en los países industrializados no madura igual que hace años, cuando se estaba en contacto continuo con las sustancias naturales del medio».

La mayor parte de los expertos coincide con el alergólogo en señalar que la «práctica esterilización» en que se vive en los países desarrollados es más un perjuicio que un beneficio para la salud. Así, un reciente estudio italiano recalca la importancia de estar en contacto con bacterias desde la infancia, ya que es básico para el desarrollo del sistema inmunológico de los niños. ¿Por qué? Carlos Colás indica que la respuesta es sencilla: estas sustancias que muchos creen nocivas son en realidad imprescindibles para generar los anticuerpos que se necesitarán a lo largo de la vida para combatir las enfermedades. Y advierte también de que si entre los adultos el exceso de higiene puede provocar problemas, en el caso de los pequeños la situación es más grave, ya que puede llegar a distorsionar la respuesta inmunológica de los niños. Prueba de ello es el aumento de casos de alergia y asma entre pequeños que no superan los diez años.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto