Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

Λ

Mayores voluntarios que ayudan a otros mayores

Los voluntarios jubilados prestan una colaboración muy valiosa a otras personas mayores, ya que conocen sus carencias y necesidades de atención

  • Autor: Por AZUCENA GARCÍA
  • Fecha de publicación: 1 de octubre de 2010
Imagen: UNAV

La experiencia es la mejor tarjeta de presentación de las personas mayores. No sólo para ayudar a los jóvenes, sino para ayudarse entre ellas cuando la etapa vital marca otros ritmos y es necesario contar con colaboración. El voluntariado de personas mayores no es una novedad, pero hasta ahora, rara vez se había contado con ellas para ayudar a sus iguales. Conocen sus necesidades, pensamientos y sentimientos, por lo que son capaces de dar una respuesta acertada a las carencias de quienes superaron edades anteriores y han entrado en la tercera con la intención de afrontar cualquier dificultad.

Envejecimiento activo. Este concepto centra numerosas actividades de quienes han superado la etapa laboral y comienzan la jubilación. A pesar de que no haya ningún contrato que estipule la obligatoriedad de trabajar, en ocasiones, se busca realizar tareas que impliquen mantener cierto nivel de actividad y, aunque parezca una contrariedad, calidad de vida. El voluntariado destaca en estos casos como una opción válida, ya que marca un horario, exige un compromiso, engloba el desempeño de unas tareas y, aunque no está remunerado, permite a las personas sentirse útiles y genera satisfacción.

Las formas de voluntariado pensadas para las personas jubiladas son variadas. Es posible ayudar a jóvenes emprendedores, pero también a otros mayores que se encuentran en residencias, ingresados en hospitales o solos en su hogar. La ONG Desarrollo y Asistencia propone el fomento de este voluntariado como "un proceso integral" donde se aprenden las claves del envejecimiento activo y la participación social, a la vez que se atiende a otros mayores en situación de vulnerabilidad social, dependencia o semidependencia, que están en hospitales, en residencias o en sus domicilios.

Un total de 820 voluntarios de la organización son mayores de 60 años. Todos asisten a jornadas de sensibilización e información para recibir la formación oportuna y coordinarles "no sólo para la atención de personas, sino para la constitución de grupos activos que a su vez aumenten el número de voluntarios, de mayores informados y sensibilizados, y de mayores atendidos". La entidad asegura que estos "alimentan y mejoran el propio programa", gracias a su experiencia, aunque su finalidad es mejorar el entorno social y de sus iguales.

Beneficios del voluntariado

El voluntariado mejora la autoestima y genera satisfacción

El voluntariado mejora la autoestima de los mayores que lo ejercen y ayuda al resto a ganar autonomía gracias a esta colaboración. "El grado de satisfacción expresado por las personas mayores que reciben este servicio es muy elevado", asegura Amigos de los mayores. El mismo fin mueve a las personas jubiladas que forman parte del programa de voluntariado social de UDP (Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España). Dos veces por semana visitan en sus hogares a personas mayores de Gijón y Lugo que viven solas. "Acuden en pareja para ofrecerles compañía y apoyo", subraya la entidad. Antes de prestar su ayuda, reciben un curso de formación sobre actitudes, habilidades, derechos y deberes del voluntarios, entre otras cuestiones.

El pasado año, Amigos de los Mayores publicó el estudio 'El Voluntariado como instrumento para promocionar y activar la autonomía de las personas mayores solas'. Entre las conclusiones, destaca que la labor de un voluntario mejora la calidad de vida de las personas mayores, les ayuda a superar los momentos más difíciles de crisis personales, fortalece las debilidades, impulsa la superación y la transformación de los malos momentos, supone respeto, cariño y atención, además de un cambio de actitud y predisposición a la participación en actividades de ocio.

Sin embargo, numerosas personas mayores sienten que se topan con barreras al intentar realizar tareas de voluntariado. En ocasiones, se exige una cualificación específica o las compañías de seguros ponen límite a la edad máxima de los voluntarios a quienes cubren. Otras veces se sienten inseguros y creen que no serán capaces de ayudar porque desconocen las labores que deberían realizar.

Sesiones sobre envejecimiento activo

La Plataforma Europea de Personas Mayores (The European Older People's Platform) pretende que en 2012 se celebre el año europeo del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional. Según sus datos, el 73% de los trabajadores jubilados quieren mantenerse activos en tareas de voluntariado para contribuir a la mejora de la sociedad, si bien sólo un 44% toma parte en ellas. Destacan por la experiencia acumulada a lo largo de su vida, por su capacidad para la resolución de problemas y su lealtad a las actividades con las que se comprometen.

Los voluntarios mayores destacan por la experiencia acumulada, por su capacidad para la resolución de problemas y su lealtad

Desarrollo y Asistencia organizó por primera vez el pasado año un curso de preparación a la jubilación positiva ('Hacia un envejecimiento saludable') para prevenir y evitar los efectos negativos de esta etapa, como el denominado "síndrome de jubilación" o "neurosis de retiro". Además, 585 personas asistieron a sesiones sobre envejecimiento activo y voluntariado, que se se llevan a cabo en colegios profesionales y centros de mayores para animar a reflexionar sobre "qué hay después de la jubilación", un periodo que abarca una media de 20 años.

El objetivo de ambas iniciativas es facilitar la adaptación a los cambios y convertir a cada mayor en diseñador activo de su nueva etapa. El éxito del curso ha animado a incluirlo como una línea más en el programa "Mayores para mayores". Se imparte en colegios profesionales y en empresas, tanto para los colegiados como para los empleados. En el marco de esta actividad se ha presentado una guía de recursos sociales para personas mayores de la Comunidad de Madrid, que se ha adaptado a diferentes colegios. Hasta ahora se ha editado la Guía del Colegiado Senior, en el Colegio de Economistas de Madrid, y la Guía del Colegiado Mayor, en el Colegio de Ingenieros de Montes. También cuentan con sus propios documentos el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, el Colegio de Aeronáuticos y el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto