Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Comunidades Wi-Fi, redes inalámbricas libres

Las redes inalámbricas gratuitas florecen gracias a la iniciativa de los ciudadanos

Las comunidades Wi-Fi (del inglés Wireless Fidelity) se forman gracias a los estándares de comunicación 802.11 que permiten la conexión a gran velocidad entre ordenadores, para lo que utilizan el espectro de radio libre de la banda de 2,4 Ghz sin necesidad de ninguna licencia. Así, se crean veloces redes paralelas a Internet, con personas conectadas de forma gratuita. Este movimiento ciudadano se expande por numerosas ciudades de todo el mundo.

Libertad

Internet es una red de redes. La más grande que existe, pero no deja de ser eso. Con la configuración actual, los usuarios dependen de grandes empresas de comunicación -los proveedores de acceso- para poder conectarse. Ante esta situación, muchas personas han reaccionado en todo el mundo, con más intensidad en aquellos países en los que la cultura de la Red se encuentra más extendida. La solución: crear otras redes libres y gratuitas, gestionadas por personas y, además, más veloces que la conexión que habitualmente se ofrece -sobre todo en España-. Todo esto se puede realizar gracias a que las conexiones inalámbricas a través de la frecuencia de radio de 2,4 Ghz. son de libre acceso.

Para esta clase de redes inalámbricas se utilizan dos estándares de transferencia compatibles entre sí: 802.11b, que permite conexiones de hasta 11 megabits por segundo (40 veces más rápido que un ADSL), y su evolución el 802.11g, que logra un máximo de 54 megabits por segundo y cada vez se encuentra más extendido.

La conexión de banda ancha que se consigue es otro de los puntos fuertes de esta tecnología, mucho más veloz que la habitual conexión de ADSL de 256 kb/s (1 megabit son 1024 kilobits) que ofrecen los proveedores de Internet a través de ADSL. "La velocidad depende de la señal recibida y ésta a su vez varía según factores como la potencia de las tarjetas, la distancia, los obstáculos o el número de usuarios", expone Jaime Robles, creador y promotor de RedLibre.

El objetivo de estas comunidades de usuarios no es ofrecer acceso a Internet. Es mucho más ambicioso. Se trata de crear otra red, pero gestionada por sus propios usuarios. También pretenden acercar la tecnología a la sociedad, crear nuevos canales gratuitos de comunicación entre las personas e, incluso, ser una red de emergencia alternativa en caso de catástrofe, según nos indican desde el proyecto RedLibre. "Con estas comunidades empezamos a ser más libres. Con el Wi-Fi podemos hacer lo que nosotros queramos", manifiesta Antonio Pardo, miembro de Madrid Wireless.

No obstante, algunos nodos de estas redes ofrecen acceso a Internet, aunque esto depende de la relación particular que tenga la persona con la empresa que le provea de conexión. "Las comunidades inalámbricas se dedican a interconectar nodos vía radio. Si después uno tiene un contrato con su proveedor de Internet en el que se le permite compartir su ancho de banda, es libre de hacerlo", indica Pardo.

El funcionamiento de estas comunidades es horizontal, no hay distinciones jerárquicas. "Se aporta lo que se quiere y puede en cada momento, ya sean infraestructuras informáticas, asesoría informática y legal, montaje de nodos, diseño web, etc.", explica Jaime Robles.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: ¿Cómo participar? »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto