Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Tecnología
Λ

Las verdaderas ciudades digitales

Las redes sin cables para acceder a Internet, creadas por los ciudadanos, empiezan a aparecer en varios países

En la actualidad, el acceso a Internet en todo el mundo sigue controlado por las operadoras de telecomunicaciones. Hay iniciativas ciudadanas para crear redes independientes, de interés público y a un precio asequible. Pero también hay gobiernos, empresas y entidades reguladoras que están obstaculizando la creación de este tipo de redes.

¿Utopía o realidad?

La localidad de Nuenen, cuna de Van Gogh, en Holanda, es una verdadera ciudad digital. Sus habitantes se han constituido en cooperativa y han costeado la construcción de una red de fibra óptica que proporciona a cada hogar o negocio 100 Megabits por segundo de velocidad de acceso. Disfrutarán de Internet, teléfono, vídeo, televisión, enseñanza a distancia y otros muchos servicios, sin depender de un operador de telecomunicaciones.

En países como España, el acceso a Internet al margen de las compañías de telefonía choca con una compleja red de intereses empresariales y regulaciones estatales. En España, con la normativa actual, la iniciativa de Nuenen resultaría impracticable.

Esto no ha impedido que surjan proyectos ciudadanos para establecer redes de acceso a Internet. Algunos malogrados, como la red de Atarfe en Granada o la de Ponteareas en Pontevedra, impulsados por sus ayuntamientos. Otros no llegaron a ver la luz, como la cobertura WiFi de la ciudad de Barcelona. Sólo las redes de barrio desinteresadas sobreviven.

Internet puede llegar a ser un factor clave en el desarrollo económico de las poblaciones y sus habitantes. El que los usuarios lo hagan sin pasar por los canales (y facturas) habituales es lo que resulta más difícil.

Las redes municipales

Los ayuntamientos tienen una misión básica: dar servicios a sus ciudadanos. El ayuntamiento se encarga de proveer (y cobrar) el alumbrado público, la recogida de basuras, el mantenimiento del alcantarillado o los bancos del parque, por poner algunos ejemplos.

Siguiendo esa idea, algunos ayuntamientos han decidido proporcionar acceso a Internet público sin cables, que se costea igual que el alumbrado o la recogida de basuras: con impuestos municipales, o con cuotas.

Esta iniciativa funciona en varias ciudades de EEUU, como Philadelphia y San Francisco, donde hay planes municipales para dar cobertura a la totalidad de cada ciudad con redes WiFi (que permiten acceder a Internet sin necesidad de cables). La conexión a Internet será parte de los servicios municipales, y a un coste mucho menor que el que ofrecen las operadoras. Compañías de telefonía como Verizon o Comcast se oponen fuertemente a los proyectos, que han llegado a tildar de antiamericanos.

Entre las compañías que se ofrecieron a crear las redes está Google, cuya propuesta para San Francisco es una red gratuita que se autofinancia con publicidad personalizada para el punto de acceso al que se conecta el usuario. Es decir, si alguien se conecta gratis a la red WiFi de Google en la terraza de un café, podrá aparecer en su ventana de navegación un anuncio del restaurante de la esquina.

Las redes públicas y el desarrollo

Los estados impulsan la construcción de determinadas obras públicas, como autovías, líneas de tren de alta velocidad o museos, porque actúan como motores de la riqueza de sus ciudadanos. La propiedad de estas infraestructuras es pública, aunque su explotación pueda ser privada, como en el caso de las autopistas.

Lo mismo ocurre con las redes de comunicaciones. Los ayuntamientos que despliegan una red de acceso a Internet atraen empresas a su suelo, con lo que, surge la necesidad de nuevos servicios y negocios y, en consecuencia, aumenta el empleo y la riqueza. Tal como demuestra el caso de la ciudad de Oklahoma, una red WiFi en una población no es un capricho, sino una gran oportunidad.

Paginación dentro de este contenido

Etiquetas:

Internet, acceso, fibra, redes, wifi




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto