Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Medir la influencia 2.0

Diversos servicios permiten a usuarios y empresas conocer el grado de influencia que tienen en Internet

  • Autor: Por JORDI SABATÉ
  • Fecha de publicación: 1 de febrero de 2011
Imagen: English106

Los usuarios tienen una actividad en la Red muy similar a la que ejercen en el mundo físico y mayor de lo imaginado. En la sociedad no digital, sus conocidos les asignan un prestigio, escuchan sus opiniones y les toman más o menos en serio en función de su reputación. Lo mismo sucede en Internet y, sobre todo, en las redes sociales, donde cada vez está más claro que se debe cuidar qué se dice y qué se calla y se deben medir las palabras a fin de no perder influencia. No en vano determinadas empresas utilizan herramientas para medir la influencia 2.0 de los aspirantes a un puesto de trabajo y ponderar así su aptitud para el mismo. El usuario también dispone de una serie de soluciones que le pueden orientar sobre su situación cibersocial.

Ocho millones para medir reputaciones

Hace algo más de una semana, el blog del servicio de medición social Klout anunció con entusiasmo que acababa de cerrar una ronda de financiación por valor de 8,5 millones de dólares. Es mucho dinero para una pequeña plataforma que hasta ahora ha pasado desapercibida para la mayoría de los internautas, por lo que no está de más preguntarse qué tendrá de especial Klout. La respuesta es que mide con bastante detalle la reputación e influencia de las cuentas de usuario de Twitter.

Para ello, utiliza determinados algoritmos propios que le permiten saber el número de seguidores de una cuenta concreta y cómo influye sobre ellos, cómo reciben sus tweets y qué importancia les conceden. A partir de estos cálculos, propone una definición de la actividad del propietario de la cuenta y pormenoriza los logros a la vez que explica qué cosas le quedan por mejorar. Es decir, Klout realiza una consultoría automatizada de las cuentas de usuario.

Para las empresas de determinados sectores, es muy importante saber el prestigio que tienen en las redes donde participan

La consultoría de influencia 2.0 puede parecer poco útil a un usuario medio que utiliza Twitter y Facebook -Klout solo mide Twitter- para mantenerse en contacto con sus amigos y conocidos y pasar buenos ratos de ocio o de comunicación e información. Sin embargo, para las empresas de determinados sectores de la economía digital, es importante tanto buscar determinados perfiles de usuarios comunicadores -como los "social media managers"- como saber el propio prestigio de la empresa en las redes en las que participan.

Si una compañía tiene una cuenta de Twitter o Facebook y quiere conocer su productividad en cuanto a comunicación o prestigio, una solución como Klout puede resultar muy interesante y enseñar los puntos de mejora posibles. Klout tiene una modalidad de uso gratuito para cualquier internauta y otra de pago para clientes, a quienes ofrece información más detallada y asesoramiento.

Medirse en Twitter

En esta red social se pueden medir numerosos parámetros. De ellos, quizá el más llamativo es el número de seguidores que tiene el propietario de la cuenta. No obstante, por sí solo este valor no aporta demasiado sobre la influencia del usuario, puesto que hay muchos con gran número de seguidores, pero también que siguen de manera indiscriminada numerosas cuentas para que éstas les sigan también. Son los denominados "coleccionistas de followers".

Imagen: CONSUMER EROSKI

Un valor que revela más información es el cociente entre gente a la cual se sigue y seguidores que se tienen. Cuanto más bajo sea el valor, mayor será el prestigio del usuario. Se considera que a partir de 0,2 el titular de la cuenta es un usuario experimentado y muy activo en Twitter. Si el cociente baja de 0,09 se considerará que se está frente a un líder de opinión. Aún así, hay otras consideraciones que se deben tener en cuenta, como el número de retweets (ecos) de las opiniones del usuario -que mide la seriedad con que se toma o la calidad de sus aportaciones- o las suyas de los demás, algo que determinará su generosidad y su sociabilidad.

El número de retweets de las opiniones del usuario mide la seriedad con que se le toma en Twitter

Todos estos supuestos y otros más analizan servicios como Klout. No es el único, también se puede usar Twitter Grader, que permite ver por ciudades o países los usuarios más influyentes y utiliza sus propios coeficientes para medir el prestigio, aunque acaba por determinar perfiles similares a los de Klout. Otra plataforma, que destaca por ofrecer estadísticas tanto del usuario como de la gente a quien sigue, es Twitaholic, que permite conocer la posición de una cuenta en el ranking general.

Más reciente es Twit-herramientas, muy útil para conocer cuáles son las cuentas que sigue el usuario y que no le siguen, por si quiere hacer limpieza de personas con quienes creía tener un contacto directo. También es posible saber, entre las cuentas que le siguen, a cuáles no sigue y podrían tener interés, ya que cuando se tienen más de cien seguidores, en ocasiones, es difícil discriminar la importancia de cada contacto. La lista de servicios destinados a medir la influencia en Twitter es muy larga y se puede acceder a través de la Red a contenidos que los enumeran y explican sus características.

Medir la popularidad en Facebook

Por sus características multimedia y porque el perfil del usuario es mucho más completo y determina con un detalle superior quién es, en Facebook la influencia no es tan fácil de cuantificar como en Twitter. Y tal vez tampoco sea tan importante, ya que esta red se enfoca más al ocio y a las relaciones sociales que a la comunicación. No obstante, las marcas cuidan su imagen en Facebook tanto o más que en Twitter y lo mismo sucede con las empresas que buscan perfiles de usuario para un determinado puesto.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Al usuario puede que le convenga saber si es popular o no en esta red y si tiene ascendente sobre sus contactos. En Facebook prima mucho más el trabajo de contacto continuo y qué se sube al "muro" propio, pero también qué se comenta en el "muro" de los contactos. Un usuario activo y que se preocupa por las publicaciones de sus amistades en la Red tiene mucha mejor acogida y reputación que otro que sólo se preocupa de sus propias aportaciones.

Facebook Grader es una aplicación que intenta dar una puntuación que represente el nivel de popularidad en Facebook. Para ello, toma en cuenta datos como la cantidad de amigos, el número de grupos a los que el usuario se ha unido, las páginas que sigue o la cantidad de comentarios que ha recibido en su "muro". La puntuación de popularidad varía de 1 a 100, donde 100 es el grado de popularidad más alto.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto