Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Concurso Interescolar
Λ

Conectarse a Internet desde pinchos USB

La conexión móvil a Internet tiene sus ventajas, pero también limitaciones

  • Autor: Por ANTONIO DELGADO
  • Fecha de publicación: 27 de junio de 2011
Imagen: jhderojas

Conectarse a Internet mediante un pincho USB, un smartphone o un dispositivo MiFi es unas de las opciones más utilizadas por los usuarios que se encuentran lejos de su punto de acceso habitual y necesitan disponer de banda ancha. En los últimos años, la velocidad de acceso a la Red desde estos aparatos ha crecido de forma exponencial hasta situarse, en algunos casos, en velocidades superiores a las ofrecidas por las conexiones domésticas fijas, ya sea cable o ADSL. Las futuras redes basadas en la tecnología 4G / LTE, con velocidades de 100 Megabits por segundo (Mbps), abrirán la puerta a servicios como la videoconferencia a alta definición en dispositivos móviles.

Cada vez es menos raro que tengamos, por un motivo u otro, un módem USB en forma de pincho para conectarnos a Internet desde un ordenador portátil o incluso desde un sobremesa. Los proveedores de acceso, durante un cambio de empresa, entre otros casos, lo ofrecen hasta que se restablezca la conexión fija. Sin embargo, no en todas las zonas dispondremos de la máxima cobertura y fuera de las grandes ciudades, como zonas interurbanas o rurales, la velocidad y calidad del servicio cae de forma dramática.

Estas conexiones tienen algunas limitaciones tanto en el tipo de aplicaciones que los usuarios podemos ejecutar -ocurre con aplicaciones de Voz sobre IP o en programas basados en el protocolo P2P- como en el máximo consumo de Mbps, en función este último límite del tipo de tarifa contratada. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las ofertas son falsas tarifas planas, porque después de superado un límite de descarga y subida de datos la velocidad decae y la navegación por páginas web habituales se hace muy complicada, o bien se cobran los datos consumidos como extra.

En Holanda se ha aprobado una ley para evitar que las operadoras bloqueen aplicaciones cuando se navega con el pincho

Debido a estas características, los tipos de tarifas actuales y la variable cobertura, los accesos desde aparatos móviles no son recomendables como sustitutos de una conexión de banda ancha en un uso cotidiano. Ante este tipo de dispositivos, es aconsejable tener un control del consumo de datos y seguir una serie de recomendaciones para trabajar con cierta eficiencia.

En algunos países de nuestro entorno, como Holanda, se ha aprobado una ley para impedir que las operadoras de telecomunicaciones puedan bloquear aplicaciones y respeten el principio de neutralidad en la Red. Vodafone impide en los Países Bajos que empresas como Skype den sus servicios por las redes móviles 3G. La tecnología de voz por Internet es una de las más perjudicadas por esta política comercial de los operadores. Skype ha aplaudido la medida en un post de su blog oficial. En la Unión Europea, dentro del llamado Paquete Telecom, no se penaliza el uso de estas cláusulas en los contratos al contratar pinchos USB, pero se hace hincapié en que los consumidores deben conocer antes de firmar todas las limitaciones y condiciones de uso de la conexión que contratan.

Hacia una tarifa única de acceso

Por otra parte, este tipo de conexiones tienen un problema coyuntural: cuando tenemos varios dispositivos portátiles, y ordenadores, en los que necesitamos estar conectados a Internet, la opción más habitual es tener una tarifa para cada uno de los dispositivos de forma individual. Contamos con una tarifa de acceso para el móvil, otra para el pincho USB que conectamos al ordenador y, si tenemos tableta con acceso 3G, otra para el iPad o la Galaxy Tab. Esta multiplicidad conlleva una factura mucho más abultada a final de mes.

La tendencia entre las operadoras será ofrecer tarifas planas que incluyan a todos los dispositivos del usuario

Como salida a esta situación, algunos operadores de telecomunicaciones permiten realizar el llamado Tethering, una técnica que permite usar la conexión a Internet del teléfono móvil para dar acceso a otro dispositivo. No todas las compañías lo permiten. Solo en algunas tarifas y con el añadido de que el consumo de datos que se realice desde el dispositivo externo también se contabilizará en la factura. Ahora bien, esta técnica, dados sus costes, solo estaría recomendada para determinados casos puntuales.

Sin embargo, la tendencia entre las operadoras de cara a los próximos años parece estar enfocada a ofrecer tarifas planas que incluyan diferentes tipos de dispositivos. De esta forma, los usuarios solo tienen que contratar una conexión a Internet mediante una cuota fija y la podrán usar en todos los aparatos, no como hasta ahora, que se contrataba una tarifa de acceso desde cada tarjeta SIM.

Otra opción para conectar varios dispositivos a Internet es contar con un MiFi, un router wifi que funciona igual que un módem USB, pero con la característica de que dispone de una señal inalámbrica para un máximo de cinco dispositivos. De esta manera, se puede compartir la conexión entre los aparatos que se encuentren cercanos, como es el caso de un entorno doméstico. Al utilizar un acceso MiFi hay que tener en cuenta que es un dispositivo inalámbrico con una duración de las baterías de unas cuatro horas, aunque puede funcionar conectado a un enchufe y como un módem USB, cuando se conecta al puerto USB del ordenador.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto