Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Tipos de contenidos: Tecnología

Green Friday
^

Linux de pago

A pesar de que todas las versiones del sistema operativo Linux tienen la misma matriz, hay algunas de pago enfocadas a entornos laborales

Para muchos usuarios Linux es sinónimo de alternativa gratuita a los sistemas operativos de pago, como Windows y Mac OS X. Pero esto no es siempre, al menos exactamente, así. Cualquier distribución del sistema operativo GNU/Linux está conformada por un "corazón" de código, común al resto de distribuciones, y un paquete con diferentes aplicaciones y controladores que son los que le confieren sus características personales. De esta forma, a pesar de estar basadas en software libre, no todas las distribuciones son gratuitas, ya que algunas incluyen aplicaciones comerciales o soporte técnico por suscripción. En otras palabras, aunque la aplicación se pueda instalar libremente, si se produce algún problema, se quiere completar o se necesita adaptarla a las propias necesidades, se deberá pagar.

El software libre es, según la Free Software Foundation, aquel software que permite cuatro libertades a los usuarios: libertad para usarlo, libertad para estudiar el código, libertad para adaptarlo y libertad para distribuirlo. De esta forma, las mejoras que se realicen benefician al resto de la comunidad. Dentro del gran almacén del software libre se encuentra el sistema operativo GNU/Linux, que utiliza como núcleo operativo un desarrollo llevado a cabo en 1991 por el ingeniero finlandés Linus Tovalds, que lo bautizó como Linux.

Este desarrollo era la pieza que faltaba para dotar de eficacia al primer sistema operativo hecho completamente con software libre y capaz de competir con Windows y Mac OS, los dos sistemas propietarios hegemónicos. A partir de él, se han derivado muchas versiones que actualmente circulan por la Red, y aunque de forma coloquial los usuarios utilizan el término "Linux" para referirse al sistema operativo en su conjunto, éste se refiere realmente sólo a su núcleo.

¿Qué hace diferente una distribución de otra?

Este núcleo, también conocido como "kernel", es la parte fundamental del sistema; al conjunto de aplicaciones compiladas y recolectadas dentro del kernel de Linux se le denomina distribuciones de GNU/Linux o de Linux. Dichas distribuciones tienen como objetivo ofrecer diferentes ediciones, o versiones, del sistema operativo para que se adapten a las necesidades de todos los grupos de usuarios.

Las distribuciones de pago tienen un claro enfoque hacia empresas que desean soluciones a medida y más baratas que las de Microsoft

La diferencia, así, está en los paquetes de aplicaciones y soporte que incorpora cada distribución. Por ejemplo, existen variantes de Linux destinadas al uso en servidores y otras para ordenadores domésticos, portátiles y, las más recientes, pensadas para funcionar en netbooks (ordenadores portátiles de bajo coste). En este sentido, Android, el sistema operativo de Google, es una distribución de Linux concebida para su funcionamiento en teléfonos móviles.

Las diferentes distribuciones de GNU/Linux pueden contener exclusivamente software libre (como por ejemplo, Debian) o incorporar aplicaciones y controladores con una licencia comercial, dentro de la categoría de software privativo. Así, se contemplan en el mercado diferentes diseños de distribuciones: desde versiones completamente gratuitas a otras con ediciones básicas gratuitas y versiones más avanzadas de pago, junto con distribuciones comerciales disponibles únicamente mediante el pago por suscripción. En este último grupo se sitúan Red Hat Enterprise Linux, SUSE Linux, Linspire o Elive entre otras.

Los departamentos de consultoría y desarrollo de proyectos realizan las modificaciones precisas según los requerimientos y necesidades de cada empresa

Este tipo de distribuciones no sólo tienen un coste por algunas de las aplicaciones añadidas en el empaquetado, sino también por el acceso a otra serie de servicios, como por ejemplo el soporte personalizado, la gestión de incidencias e incluso la instalación "ad-hoc" en las oficinas y servidores de los clientes. Evidentemente, las citadas distribuciones tienen un claro enfoque hacia empresas de los más diversos sectores que desean soluciones a medida y más baratas que las que ofrecen las empresas hegemónicas, como pueden ser Microsoft o Apple.

Además, las compañías más importantes del sector disponen de departamentos de consultoría y desarrollo de proyectos para realizar las modificaciones y adaptaciones oportunas en las distribuciones y así conformarlas según los requerimientos y necesidades de las empresas. En este sentido, el coste de la distribución no reside en la copia del software por equipo, sino en la realización de otras actividades que dan valor añadido a un sistema basado en software libre implementado.

Algunas distribuciones de pago

Red Hat Enterprise es una de las distribuciones de Linux de más amplia trayectoria y una de las más reconocidas en el sector. En un principio, esta distribución se ofrecía de forma gratuita, pero posteriormente Red Hat decidió lanzar una versión para usuarios domésticos gratuita llamada Fedora, dando soporte a la comunidad encargada del lanzamiento de las nuevas versiones cada seis meses, y vender una variante superior en paquetes comerciales bajo suscripción.

Fedora está basado en Red Hat, pero no es la única distribución que lo hace. En cuanto a servidores, hay una distribución basada también en el sistema del sobrero rojo y denominada White Box, que tiene una gran estabilidad (pocos fallos) pero no contiene los últimos paquetes actualizados de Red Hat.

Red Hat Enterprise, que es como se llama la versión comercial, está pensada para empresas y dispone de un empaquetado con programas comerciales junto con soporte técnico. Por ejemplo, la versión para empresas con un soporte por suscripción básico tiene un coste anual de 349 dólares e incluye soporte desde Internet, con un plazo máximo de 48 horas laborables para contestar, y acceso ilimitado al centro de soporte de incidencias. Para usuarios domésticos o pequeñas empresas dispone de una versión básica de soporte por 80 dólares al año.

Otra de las distribuciones comerciales más conocidas es SUSE. Tiene fama de ser uno de los sistemas más sencillos de usar para los entornos corporativos y fue adquirida en 2004 por la compañía Novell. Para empresas, disponen de la distribución SUSE Linux Enterprise Server, con un coste por suscripción anual a partir de 349 euros. La versión gratuita de evaluación incluye una compilación completa del contenido y acceso a las actualizaciones durante 60 días. No se incluye acceso a la asistencia técnica ni posteriores actualizaciones de software.

Tras la adquisición, Novell liberó el código fuente de la distribución para que la comunidad fuera la responsable del desarrollo de las futuras versiones de la misma. Actualmente, la compañía se encarga de dar soporte y asistencia a los desarrolladores a través de la plataforma openSUSE.




Otros servicios


Buscar en