Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Agentes de la Propiedad Inmobiliaria

Asesoran en materia de vivienda, aunque tras la liberalización del sector aumentan los abusos

En un momento de boom inmobiliario como el actual, surge la figura del agente de la propiedad inmobiliaria o API como intermediario en la compra-venta, alquiler o cesión de un bien inmueble. En España existen entre 8.000 y 10.000 APIs; sólo en Vizcaya, se calculan más de 500. ¿En qué ocasiones interesa contratar un API?, ¿Cuál es su comisión? ¿Qué relación tiene con la inmobiliaria? Conviene saber que puede llegar a cobrar más de 30.000 euros por una gestión. Una ley expedida por el Ministerio de Fomento en abril de 2000 ha abierto las puertas a cualquier persona para ejercer, con la consiguiente falta de cualificación profesional y el notable incremento de abusos. Las asociaciones de consumidores recomiendan al cliente realizar personalmente la operación, sin intermediación alguna.

Un servicio para el consumidor

En la difícil tarea de buscar una vivienda el interesado carece, en la mayoría de las ocasiones, de la información necesaria para que la operación se ejecute de manera satisfactoria. Se crea así la necesidad de contratar un profesional que asesore al consumidor antes de comprar, vender, alquilar o ceder un bien inmueble.

Con este fin nace en 1948 la figura del agente de la propiedad inmobiliaria (API), que desde 1969 y a través de superar una oposición pública obtiene una titulación oficial expedida por el Ministerio de Fomento.

Un API puede crear su propio negocio, abriendo, por ejemplo una inmobiliaria. Sin embargo, en este punto, conviene distinguir entre un agente y cualquier otro intermediario. El primero cuenta con un título, unos honorarios estipulados y la aplicación de sanciones ante posibles abusos por parte del Colegio correspondiente; el segundo actúa con total libertad en el negocio.

Según revela el presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Fernando García Notario, en estos momentos existen en nuestro país entre 8.000 y 10.000 APIs. Sólo en una provincia como Vizcaya, se estiman más de 500.

La principal misión de un API es la de servir de intermediario al usuario para cualquier cuestión relacionada con la vivienda. "Su misión es la de escuchar, antes de informar, lo que busca el cliente", afirma el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Vizcaya, José Ramón Gorostiza.

Una vez conocidos los pormenores, el agente ofrece su formación y experiencia para proponer sistemas de financiación favorables en una futura operación. Considerando que una casa es uno de los bienes más importantes en cualquier economía familiar, "un API acompaña al cliente hasta la notaría y le ofrece su ayuda para resolver inconvenientes que se puedan producir antes de estampar la firma", explica Gorostiza.

Sin embargo, esta función en apariencia sencilla, no se cumple siempre, porque no todos los que actúan en el sector inmobiliario son especialistas técnicamente formados y preparados.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en