Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Hipotecas multidivisa

Las hipotecas en divisas distintas del euro permiten beneficiarse de tipos de interés más pequeños, siempre que la moneda de referencia esté infravalorada respecto a la divisa europea y el precio del dinero del país sea bajo

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Última actualización: 9 de enero de 2008
Imagen: Wikimedia

La subida de los tipos de interés y la desaceleración que ya se vive en el mercado de la vivienda ha movido a las entidades financieras a diseñar préstamos hipotecarios cada vez más innovadores. Algunos incluso permiten pagar la letra del piso en 50 años. Otros dan la posibilidad de pagar únicamente los intereses durante los cinco primeros ejercicios... La intención es hacer un poco más fácil y cómodo el pago de este bien, la vivienda, que ha llegado a alcanzar precios desorbitados en numerosas provincias españolas. Otra de las opciones más exóticas que ofrecen bancos y cajas es contratar la hipoteca en una divisa distinta del euro, como por ejemplo la libra, el yen o el dólar. Esta alternativa puede permitir pagar bastante menos al mes, siempre que la moneda en la que esté referenciado el préstamo sea menos fuerte que el euro y las previsiones en el mercado de divisas apunten a que dicha divisa pueda seguir cayendo. Pese a su atractivo, se trata de una opción de riesgo, por lo que conviene conocer al detalle las entrañas de este producto. Todos aquellos que decidan optar por suscribir uno de los denominados préstamos multidivisas deberán estar dispuestos a asumir altos riesgos, tener elevados conocimientos financieros y seguir de cerca la evolución del mercado de divisas.

¿Qué son?

Las hipotecas multidivisa son préstamos hipotecarios que se suscriben en una o varias monedas extranjeras, distintas del euro. Su principal peculiaridad es que estarán referenciados al tipo de interés del país de la moneda en cuestión y que se pagarán en la divisa de ese Estado. Por lo tanto, la primera cuestión que hay que considerar para ver si interesa contratar este tipo de hipotecas en nuestro país es conocer el tipo de interés que rige en el país en cuestión y valorar la trayectoria que ha tenido su correspondiente divisa en los últimos meses y cuál puede ser su movimiento futuro.

En la práctica, el crédito o préstamo multidivisas se hace con divisas estables y con tipos de interés bajos. En la actualidad, por ejemplo, con el yen japonés o el franco suizo. En otras etapas, con tipos más bajos, puede ser interesante, también, contratar hipotecas de este tipo referenciadas al dólar estadounidense, el dólar australiano, el dólar neocelandés o la libra esterlina. Además, lo aconsejable es contratar una parte referenciada al euro. De esta forma se reparten los riesgos entre las monedas, en el caso de que alguna tuviera un movimiento desfavorable.

Los riesgos de las hipotecas en divisas

El principal factor que hay que tener en cuenta es la esperada evolución de la divisa del país en cuestión. Por ejemplo, si se contrata una hipoteca en yenes se espera que la divisa nipona vaya a seguir cayendo, por lo que así compensará el cambio de divisa respecto al euro. El riesgo está, por tanto, en que ocurra lo contrario. Si el yen sube, la cuota mensual a pagar se incrementará.

Además, hay que tener en cuenta las previsiones en materia de tipos de interés. Si se espera que los tipos suban en el país al que está referenciada la hipoteca (por ejemplo Japón o Inglaterra), la cuota también subirá en cada revisión. No obstante, como en España también están subiendo los tipos de interés, si los de aquel país siguen siendo inferiores, la hipoteca seguirá siendo ventajosa.

José Luis Martínez, estratega jefe de Citigroup en España, alerta que el interesado debe saber que siempre es peligroso endeudarse en una divisa, sobre todo teniendo en cuenta la volatilidad de este mercado, es decir, los fuertes altibajos que sufren las divisas.

Las más interesantes

En la actualidad uno de los créditos que puede ofrecer cierto atractivo es el hipotecario en yenes. Quienes suscriban un préstamo de este tipo se aprovecharían de las revalorizaciones del euro sobre el yen. El tipo de interés de Japón se sitúa en el 0,50%, frente al 3,75% de la zona euro. En lo que va de año, las cotizaciones de las dos divisas han mostrado un comportamiento inestable, más beneficioso para el euro. En los últimos doce meses, el yen ha perdido un 12,5% frente al euro, y actualmente un euro se intercambia por unos 154 yenes. Aunque las perspectivas futuras no están claras, los préstamos en yenes pueden resultar interesantes a corto plazo ya que la divisa nipona puede seguir cayendo.

Aunque las perspectivas futuras no están claras, los préstamos en yenes pueden resultar interesantes a corto plazo ya que la divisa nipona puede seguir cayendo

Las tasas a pagar cada mes con este tipo de créditos están referenciadas al líbor (a doce meses en Japón se sitúa en el 0,08) más un diferencial que oscila entre el 1 y los 2 puntos. Mientras, los hipotecarios a interés variable más baratos en España están vinculados al euríbor (actualmente en el nivel del 4%) más un diferencial que, en los mejores casos, es del 0,3%. Con estos cálculos, en un préstamo en yenes se pagaría un interés medio del 1,5%, que en euros se elevaría por encima del 4%. Según Francisco Isidro, de Bankinter "desde el punto de vista de diferencial de tipos es obvio que el euríbor está subiendo y en el mercado nos encontramos con divisas como el yen, con un tipo del 0,50% y el franco suizo, con un 2,14%". "Ahora bien, hay que tener muy presente el riesgo de cambio asumido en la operación, y en estos momentos estamos en un mercado con mucha volatilidad especialmente con respecto a la divisa japonesa; no tanto respecto a la de Suiza, que es mucho más estable", añade. En opinión de Francisco Isidro, en cualquiera de los casos quien decida entrar en este tipo de operaciones debe de tener muy claros los riesgos y visión de largo plazo.

Por el contrario, en la actualidad no interesa contratar hipotecas en dólares (con los tipos de interés situados en Estados Unidos en el 5,25%, ni el libras esterlinas (en Inglaterra los tipos también están en el 5,25% y su moneda es más fuerte que el euro).

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto