Arroz en costra

El cocido y la paella unidos en un solo plato y gratinados en el horno
Por maitezudaire 17 de enero de 2007

El arroz en costra es un plato típico de la zona de Alicante. En esta receta se mezclan dos platos en uno, el tradicional cocido y la paella, con lo que se obtiene un resultado espectacular.

El cocido tradicional de garbanzos junto con la paella se termina de hacer en el horno en una cazuela de barro y se cubre con una capa de huevo batido. Este huevo que se añade por encima es lo que va a formar la costra crujiente que da nombre a esta receta.

¿Cómo se elabora?

El primer paso es preparar un potaje de garbanzos al estilo tradicional con butifarra o morcilla. Por otra parte se rehogan las verduras propias de una paella en una cazuela de barro, es decir ajo, cebolla, azafrán y tomate. Una vez elaborado el sofrito se rehogan en la misma cazuela unas alitas de pollo troceadas, un poco de magro de cerdo, chorizo y a continuación, se agregan los garbanzos cocidos escurridos junto con la butifarra. Todo el conjunto se cubre con agua y se deja cocinar durante unos instantes. Después se agrega el arroz y se cuece durante 12 minutos a fuego suave y se pone a punto de sal.

La costra le da a la receta un toque muy especial

Sobre el contenido de la cazuela se añade un huevo batido por persona y se introduce en el horno muy caliente durante 8 minutos. De este modo el arroz termina de cocinarse y a la vez se forma la costra crujiente y dorada en la superficie de la cazuela.

Mucha energía en un solo plato

Siguiendo esta serie de pasos se obtiene un plato muy energético a la vez que delicioso, ideal para los días de invierno. Se trata de un plato muy completo que se puede acompañar de una ensalada para que incluya los elementos básicos de un menú equilibrado.

Los ingredientes principales del arroz en costra son los garbanzos y el arroz, dos alimentos muy ricos en hidratos de carbono complejos y cuya combinación forma una proteína de muy buena calidad. Además se añaden al plato los elementos propios de un cocido, que por lo general suelen ser embutidos grasos y también alitas de pollo y carne de cerdo. Por este motivo esta receta aporta muchas proteínas, además de grasa saturada, sal y colesterol. Por tanto, en caso de dietas con control de grasas, calorías o sal, se recomienda reducir la cantidad o bien evitar los embutidos y porciones grasas de carne.