Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cafeína

Los expertos advierten que consumir más de tres tazas de café diarias es abusivo

Adicción a la cafeína: ¿dónde está el límite?

Esta sustancia sólida, amarga y soluble, ya sea en tazas de café o a través de bebidas energéticas, actúa como estimulante sobre el sistema nervioso. Este es el único punto en el que coinciden las diversas investigaciones que han analizado los efectos de la cafeína. Ésta permanece en el cuerpo humano de 5 a 6 horas y se elimina a través del hígado y la secreción por parte de los riñones. En ningún caso disminuye los efectos del alcohol y, al contrario de lo que muchos piensan, una taza de café no contribuye permanecer sobrio.

La doctora Lucía Pultó, miembro de la Asociación Española de Nutricionistas y Dietistas, explica que todo es una cuestión de hábito. “La cafeína es un excitante que se puede encontrar en productos tan diversos como una bebida con soda o una barra de chocolate. Estos alimentos no son tolerados de igual manera por todos ni producen el mismo nivel de alteración”.
“Una persona acostumbrada a consumir 4 tazas diarias de café no experimentará los efectos propios de este estimulante porque ya está acostumbrada a él, no es consciente. Por el contrario, alguien habituado a tomarse un sólo vaso de cualquier bebida con cola puede reaccionar poniéndose nervioso si aumenta su dosis”, añaden desde la Asociación Española de Nutricionistas y Dietistas.

Por lo tanto, ¿dónde está el límite entre el consumo moderado o abusivo de la cafeína? Las nutricionistas Gema Yoldi y Maite Zudaire lo tienen claro: “Quienes toman entre cuatro y seis tazas de café al día o, lo que es lo mismo, entre 400 y 600 miligramos de cafeína durante más de una o dos semanas, pueden llegar a sufrir diversos síntomas si su ingesta se queda debajo de su dosis habitual”. Es más, “se puede llegar a padecer un síndrome de abstinencia que produce los siguientes síntomas: cansancio, irritabilidad nerviosa y temblores”, subrayan.

La cafeína y la teína (estimulante del té con idénticos efectos a la cafeína) se encuentran en bebidas de cola, chocolate, bebidas con soda, diferentes alimentos, medicamentos para el dolor de cabeza, diuréticos, productos para adelgazar y antiestamínicos.

En este cuadro se detalla con exactitud la cantidad de cafeína que contienen alimentos de consumo habitual. Conviene recordar que el límite establecido por los especialistas entre lo que es consumo moderado y abusivo es de 300 miligramos.

Estimulantes
de algunos alimentos y bebidas
Ración
(
ml
ó g
)
Contenido
(mg/ración)
Café
y bebidas de cola
CAFEÍNA
Taza
de café
180
103
Taza
de café descafeinado
180
2

Crema irlandesa
190
53
Cappuccino
190
73
Coca-
cola
330
41
Coca-
cola light
330
41
Pepsi
cola
360
35
Pepsi
light
360
33
TEÍNA

negro (3 min.)
180
3,6

frío
240
11
Chocolate
TEOBROMINA
Chocolate
negro
40
194
Crunch
Neslé
40
62,4
Kit
Kat
46
46

El doctor Eukeni Olabarrieta coincide con sus colegas nutricionistas en destacar que un abuso de la cafeína puede producir pequeñas taquicardias y aceleración del pulso. “Ni más ni menos que los efectos normales de un estimulante de la corteza cerebral, incluido un incremento pasajero de la tensión arterial. Se trata de un trastorno simpático y en ningún caso grave. Ahora bien, ninguno de estos efectos es permanente”, aclara. “En cualquier caso – añade- la adicción que se pueda padecer por la cafeína es muy inferior a la del tabaco o el alcohol; la dependencia en una persona se puede originar por consumir una mínima cantidad de cafeína, no hacen falta grandes cantidades. La clave para determinar la adicción de cada uno y su tratamiento está en los propios hábitos de consumo”, especifica.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones