Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Dientes sanos

El azúcar y los dulces no son los únicos responsables del deterioro del esmalte dental.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 8 mayo de 2001

Hay una serie de alimentos que nos ayudan a cuidar la salud de nuestra boca,
ya que dificultan la aparición de ácidos y bacterias, previniendo
así la formación de algunas dolencias.

Alimentos que cuidan tus dientes
Los más adecuados
son los alimentos ricos en fibra -cereales integrales, legumbres, frutos secos,
frutas y verduras- ya que requieren una mayor tarea de masticación y
estimulan la producción de saliva, el neutralizador natural de la boca.
Los derivados lácteos resultan igualmente beneficiosos, al contribuir
con el aporte de calcio, fósforo y vitamina D, nutrientes todos ellos
implicados en la remineralización de huesos y dientes. El magnesio, es
un mineral que también forma parte de la estructura dental y es abundante
en los frutos secos. Como contrapartida se encuentra el azúcar y todos
aquellos alimentos dulces (golosinas, refrescos azucarados…), considerados
durante mucho tiempo los principales causantes de la caries, aunque realmente
no son los únicos responsables.
Los alimentos ricos en hidratos de carbono
complejos (almidón) son los que causan un gran deterioro, ya que se adhieren
a los dientes y los ácidos que forman permanecen mayor tiempo en contacto
con el esmalte en lugar de ser eliminados por la saliva. Son fácilmente
degradados en la boca por acción de una sustancia que contiene la saliva
(alfa amilasa) y por bacterias en compuestos más sencillos que aumentan
la acidez de la cavidad bucal, lo que destruye la integridad del esmalte y puede
afectar al resto de componentes del diente. Los zumos ácidos, como el
de naranja, pomelo y otros, también contribuyen al deterioro dental,
debido a sus niveles de acidez y alto contenido en azúcares simples.
Sin embargo, no por ello debemos evitar estos alimentos; lo importante es no
tomarlos entre horas y no descuidar nuestra higiene bucal.

La prevención
La prevención es la mejor fórmula para proteger nuestros dientes y encías de
la acción nociva de la placa bacteriana, una película de microorganismos
formada a partir de los alimentos que ingerimos y que se adhieren con firmeza
a la superficie dental.
Cepillar los dientes -con o sin pasta dentrífica-
es fundamental para eliminar las bacterias e impedir que éstas se fijen
en la superficie dental.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones