Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Hábitos alimentarios de los inmigrantes en España

Se adaptan con facilidad a la comida española, aunque siguen siendo fieles a sus alimentos más tradicionales

La paella y la tortilla de patatas, dos platos emblemáticos de la cocina española, son los que más gustan a la mayoría de los inmigrantes, según un estudio sobre los hábitos alimentarios de los nuevos ciudadanos que viven en este país, realizado por la consultora AC Nielsen y publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Los más de dos millones y medio de extranjeros que viven en territorio español han contribuido con sus costumbres y gustos alimentarios a que aumente la demanda de productos específicos en la cesta de la compra con frutas y verduras como la papaya, la yuca, y preparados como los kebabs. Por otra parte, los consumidores españoles se benefician de esa variada oferta de alimentos que lentamente comienzan a convivir con otros tradicionales como las legumbres y el gazpacho, en muchas ocasiones gracias a los restaurantes que se especializan en comida árabe, cubana, peruana y argentina, entre otras. El principal reto para que recetas como el cuscús formen parte de nuestra dieta diaria se halla en el desconocimiento generalizado que existe sobre su preparación.

Primer estudio oficial

Ignacio Lauroba Ortiz, responsable del estudio “Hábitos alimentarios de los inmigrantes en España”, explica que entre los aspectos más valorados por los inmigrantes a la hora de hacer sus compras se encuentra la fecha de caducidad. “Cuando iniciamos el trabajo, realizamos reuniones con grupos de inmigrantes con el fin de elaborar un cuestionario. Conversamos con marroquíes, sudamericanos, especialmente de Ecuador y Colombia y europeos -en su mayoría procedentes de Rumania y Polonia- y nos llevamos una gran sorpresa cuando nos dijeron que la fecha de caducidad era un factor prioritario a la hora de decidir una compra”, concreta.

El investigador explica que se entrevistaron a 633 personas, buscando una correspondencia directa entre las comunidades autónomas con mayor concentración de población extranjera y el número y la residencia de los encuestados. Por otra parte, cada uno de los consultados debía tener dos años de residencia en España y dominio de la lengua castellana.

Una vez realizado el sondeo se pudo determinar el llamado ‘árbol de decisión de compra’, un indicador de las principales características que deben cumplir los alimentos para ser adquiridos. La primera “rama” de este árbol es el precio, inmediatamente después se encuentra la fecha de caducidad, y muy por detrás la imagen de los productos o la marca. “Posiblemente dan menos valor a las marcas debido a que las existentes en el mercado español son diferentes a las habituales de sus países de origen”, agrega el responsable de la investigación, y añade que entre españoles e inmigrantes se han consolidado hábitos alimentarios comunes. Un hecho muy positivo porque permite concebir la alimentación como una forma más de integrar a los ciudadanos en una sociedad multicultural.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones