Las cápsulas de vinagre de manzana, ¿adelgazan?

El vinagre de manzana como producto adelgazante se vende en cápsulas e incluso en forma de gominolas, aunque su eficacia todavía no se ha probado
Por EROSKI Consumer 3 de mayo de 2022
Cápsulas, vinagre, manzana

Carece de toda lógica, pero veinte años después de que expertos en alimentación ya bautizaran a las cápsulas de vinagre de manzana o de sidra con fines adelgazantes como otro ‘producto milagro’, se siguen comercializando, y se hace porque hombres y mujeres creen en sus propiedades naturales, carentes de contraindicaciones al relacionar el ácido acético, su componente principal, con la reducción de grasa corporal y, por lo tanto, con la pérdida de peso. Sin embargo, conviene tener en cuenta que más allá de un potenciador de sabor, de aroma y de color, como puede ser cualquier otro vinagre, no tiene más propiedades científicamente probadas, aunque sí se ha comprobado que puede ayudar a hacer la digestión y a combatir el estreñimiento.

Beneficios y contraindicaciones: ¿qué dicen los estudios científicos?

El abanico de formatos y marcas se ha multiplicado en los últimos años; se venden en establecimientos de productos naturistas y en tiendas on line a un click, con precios que oscilan en general entre los 2,69 euros y los 35.95 euros en función del tamaño y el formato, ya que se vende en pastillas y en las tradicionales botellas. Este último es más económico y su precio depende de los mililitros de la botella. En el caso de las pastillas y las gominolas, el precio depende de la cantidad de cápsulas que contenga el producto; desde 100 cápsulas a 300 que sería el más caro.

Conviene mantenerse alerta cuando leamos o escuchemos palabras como: “Según un estudio…”. Estudios hay muchos, pero no todos hacen referencia con exactitud al tema que nos ocupa. Por ejemplo, en la mayoría de los artículos publicados sobre las cápsulas de vinagre de manzana se puede leer que pueden ayudar a combatir la acidez, y se referencia un estudio publicado en la prestigiosa revista PubMed Central, en el que se constata lo siguiente: “Puede ayudar a combatir la acidez por el potencial que tienen los alimentos fermentados encurtidos que contienen ácido acético”. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el vinagre de manzana no es el único producto que tiene ácido acético; el vinagre blanco común también lo tiene.

En cuanto a sus supuesta propiedad, se ha publicado un estudio científico en la revista Diabetes Care, editado por la American Diabetes Association, en el que se asegura que el vinagre puede mejorar de manera significativa la sensibilidad a la insulina postprandial en personas resistentes a la insulina, debido a las propiedades del ácido acético. Como en el caso anterior, no especifica que sea concretamente el vinagre de manzana, sino que estas propiedades las puede tener cualquier vinagre.

Otra de las bondades a las que se asocia el vinagre de manzana es la de prevención de las enfermedades cardiovasculares; sí se han encontrado estudios como el publicado en la Revista Chilena de Nutrición en el que el consumo de manzanas contribuye a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Pero, ¡ojo!, se centra en las manzanas no en el vinagre de manzanas.

Pero hay otras cualidades que se asocian a este producto con el que comulgan los nutricionistas, como es su capacidad laxante y, por lo tanto, recomendable para combatir el estreñimiento y también la mejora de la digestión.

Capsulas vinagre adelgazante
Imagen: newsong

¿De verdad ayuda a adelgazar?

No. Así lo asegura la máxima autoridad de seguridad alimentaria en Europa, la EFSAEn base a la evidencia disponible no se puede establecer una relación de causa y efecto entre el consumo de vinagre de manzana y el control del peso”. Por lo tanto, no hay estudios científicos que a día de hoy avalen la tesis de que sirve como adelgazante.

No hay producto milagro que pueda con el secreto lanzado a voces por parte de médicos, endocrinos y comunidad científica: mantener hábitos saludables y comer de todo, hacer ejercicio y no abusar del azúcar ni de la sal. A continuación, te indicamos las claves de adelgazar de forma saludable y de evitar al mismo tiempo el efecto yo-yó.

¿Cómo puedo adelgazar?

Evita cualquier dieta milagro. Un estudio publicado en 2019 con el título Dietas Milagro. ¿Dónde quedan los hábitos saludables? , elaborado conjuntamente por investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera y la Universidad de Almería, revelaba que según los expertos seguir estas dietas milagro puede tener repercusiones negativas nos solo físicas sino también psicológicas llegando a desencadenar en algún trastorno alimentario. Otra consecuencia de este tipo de dietas es el efecto yo-yo o rebote, donde la recuperación del peso perdido es muy rápida. Las asociaciones médicas advierten que seguir este tipo de dietas puede conducir a un aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis e incluso algunos tipos de cáncer.

  • ▶️​Haz ejercicio. Basta con caminar a buen ritmo 30 minutos al día y controlar las calorías que se ingieren. El ejercicio que mayor cantidad de energía consume es el aeróbico, como montar en bicicleta y correr.
  • ▶️​Coma cinco piezas de frutas y verduras al día, evitando la comida precocinada y alta en grasas.
  • ▶️​Márcate un objetivo realista. No se puede adelgazar 10 kilos en una semana, sería perjudicial para la salud y además hay un riesgo de que a las pocas semanas esta cifra se supere en kilos.
  • ▶️​Sigue las recomendaciones nutricionales de un profesional médico o nutricionista  y no creas en los producto milagro.

¿Cómo se elabora el vinagre de manzana o de sidra?

Este vinagre se obtiene a partir de la función de las bacterias acéticas que se convierten en ácido acético o vinagre como consecuencia de la fermentación del alcohol. Es un proceso lento en el que destacan los componentes bioactivos como el ácido acético, el ácido gálico, la catequina, la epicatequina o el ácido cafeico. De esta manera, se garantizan unas propiedades antioxidante y antimicrobianas.