Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Mayonesa con menos grasa, pero igual de sabrosa

La salsa mayonesa se aligera si se sustituye el huevo por leche

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 26 marzo de 2012

La salsa mayonesa tradicional es el resultado de una emulsión de un elemento proteico, como el huevo, y uno graso, como el aceite. La unión de estos dos elementos, más una pizca de sal, unas gotas de vinagre y la incorporación de aire en el batido para que la emulsión sea estable, nos permite obtener esta rica salsa. Pero uno de los problemas es su alto contenido en aceite, ya sea de oliva o de girasol, lo que hace que no sea el alimento más idóneo para un consumo habitual. No obstante, con unos sencillos trucos se puede aligerar esta salsa.

Imagen: little blue hen
Una de las formas de aligerar la salsa mayonesa es sustituir el huevo por leche, ya que con esta y aceite de oliva se obtiene una salsa sin la grasa del huevo. Otra manera de cocinarla consiste en sustituir parte del aceite por leche, caldo de verduras o de pollo, que se añade al huevo batido. Si se agrega leche o caldo y un poco de aceite también se obtendrá una salsa más ligera, puesto que parte del aceite se sustituye por leche.

Mayonesa con verdura, fruta u hongos

Se puede elaborar salsa mayonesa con hongos salteados y triturados o marisco

En lugar de leche, se puede utilizar una crema de verduras, como la de calabaza o de remolacha, y agregarla poco a poco al huevo. Con un poco de aceite, se crean mayonesas de sabores y colores distintos. También se puede agregar un poco de zumo de frutas y, si se desea dar un toque cítrico, es posible agregar zumo de naranja y de pomelo. Con zumo de piña, se conseguirá dar un toque más refrescante.

Los hongos salteados y triturados también consiguen una crema que se unirá con el huevo y una pequeña cantidad de aceite de oliva y girasol. Una opción más innovadora es utilizar marisco para elaborar mayonesas de ostras, mejillones, de nécora o carne de erizo de mar, todo triturado con sus jugos, de manera que se obtenga como base una crema con un pronunciado sabor a mar.

Mayonesa, elaboración paso a paso

El proceso para elaborar todos estos tipos de mayonesa es el mismo:
  • Los ingredientes deben tener igual temperatura para que no se corte la mayonesa.

  • Se agrega un huevo, 40 gramos del puré o zumo del ingrediente deseado, 150 gramos de aceite de oliva y girasol mezclados, una pizca de sal y unas gotas de limón o vinagre. Se mezcla con la batidora eléctrica con movimientos de arriba hacia abajo, y viceversa, para que entre aire y se produzca la emulsión.

  • Se guarda en la nevera hasta su consumo.

Hay que tomar medidas en cuanto a las intoxicaciones: procurar que no caiga nada de cáscara de huevo en la mezcla, desechar los huevos sucios por fuera, elaborarla solo para utilizar de forma inmediata y, en caso de querer conservarla, hacerlo en un recipiente bien tapado y en el frigorífico. Si no se emplea ese mismo día, se tirará.

La mayonesa se usa de manera común como salsa de acompañamiento en todo tipo de alimentos, ya sean al vapor, fritos, empanados o cocidos. También se emplea como elemento aglutinante en las ensaladillas y para elaborar salsas derivadas, como la salsa rosa y la salsa tártara.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto