Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Mero al limón

Img 36492 g
Tiempo 20-30 min
Dificultad Fácil
Valor energético 146 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

En una fuente apta para microondas ponemos el zumo de limón, la canela, la pimienta y la sal durante 3 minutos a 780 W de potencia.

Transcurrido este tiempo añadimos los filetes de mero y la nata líquida.

Seleccionamos de nuevo al microondas entre 6 y 8 minutos a 780 W utilizando una tapa con agujero para que no salpique.

Sacamos el pescado y colocamos en una fuente o plato para su servicio.

Llevamos la salsa a ebullición y dejamos hervir hasta que reduzca.

Vertemos la salsa sobre el pescado y acompañamos de pasta o arroz blanco.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
146 4,9g 1,9g 3,5g 0,5g
7% 7% 9% 4% 8%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

El mero es un pescado de sabor fino que tiene gran importancia comercial, y su carne es muy apreciada por el público en general,, ya que se le pueden retirar fácilmente sus espinas. Además, los filetes de mero son fáciles de masticar y tragar, por lo que es un pescado especialmente recomendable para personas con dificultades en la masticación o con poco apetito; niños, personas mayores y con salud delicada.
Por su delicada carne, la preparación culinaria del mero ha de ser sencilla con el fin de que la carne no se rompa mientras se cocina. La preparación de esta receta es sencilla y rápida, toda una ventaja para quienes quieren aprovecharse de las virtudes nutritivas y gastronómicas del pescado, pero no son habilidosos en la cocina o no disponen de mucho tiempo. El mero es un pescado blanco, y por tanto, poco graso por lo que resulta fácil de digerir. Además destaca por el contenido en minerales como yodo, fósforo, potasio y magnesio. La original salsa de limón, canela, pimienta y nata, hace que este plato resulte delicioso al paladar, e incluso sin sal es sabroso para quienes tienen que controlar este condimento, aunque puede resultar fuerte para aquellos que sufren de estómago delicado. Quienes tienen que controlar la grasa y las calorías por motivos de salud, pueden hacer la receta más ligera si omiten la nata o la sustituyen por leche desnatada, obteniendo así, un plato sabroso y ligero.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al huevo
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Gastritis
  • Intolerancia a la lactosa