Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Necesidades calóricas de la mujer según su edad

En la mujer, las necesidades de energía a partir de los 40 años, disminuyen aproximadamente un 5% por cada década.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 mayo de 2001

El aporte de energía a través de los alimentos debe adaptarse a las necesidades de cada individiuo en función de su edad, su complexión y la actividad física que realice.

Según estima el comité de la OMS (Organización Mundial de la Salud), a partir de los 40 años las necesidades metabólicas de energía de la mujer disminuye un 5% por cada década. Esto se traduce en la necesidad de un aporte calórico menor, hecho que no suele ser contemplado por la mayoría de mujeres, dando lugar a un aumento de peso que puede conducir a la obesidad si no se soluciona a tiempo.

La dieta a partir de esta edad, cuando no existen enfermedades asociadas, se limita a una alimentación equilibrada de acuerdo a los requerimientos personales, teniendo en cuenta ciertos matices:

Los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales, patatas y legumbres):

Deben constituir la base de la alimentación siempre y cuando se ajusten las cantidades a las necesidades energéticas de cada persona.
Resulta prudente reducir al máximo el consumo de productos excesivamente dulces por su riqueza en azúcares simples y calorías; sobre todo en caso de obesidad, diabetes o alteraciones de lípidos en sangre.

Es importante cuidar el origen de la grasa de los alimentos:

Conviene reducir la grasa saturada (de origen animal; salvo la del pescado, y los aceites de coco o palma) debido a que, en exceso tiene capacidad de aumentar los niveles de colesterol en sangre, favoreciendo el acúmulo de éste en las paredes de las arterias y aumentando, por tanto, el riesgo de desarrollar arteriosclerosis.
Como contrapartida, resulta interesante aumentar el consumo de pescado y utilizar aceite de oliva preferentemente, ambos alimentos son ricos en ácidos grasos insaturados, con cualidades de reducir los niveles de triglicéridos y colesterol sanguíneos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones