¿Qué pasa si como aloe vera?

No siempre utilizar aloe vera en la piel es recomendable, pero ¿y añadirlo en zumos, lácteos, helados… ? Te contamos qué hay de verdad y mentira sobre su uso
Por Verónica Palomo 5 de abril de 2022
aloe vera hojas planta
Imagen: David Docil
El aloe vera es una planta con aspecto de cactus que se utiliza desde la antigüedad en cosmética y en algunos fármacos. De la planta aloe vera, también conocida como sábila, se producen dos sustancias: gel y látex. El gel es un compuesto gelatinoso, incoloro e insípido, que emana al cortar el centro de la hoja. El látex, por su parte, se presenta como un líquido amarillo-marrón que se encuentra debajo de la piel de la hoja. Algunos productos solo usan el gel (cremas, lociones); otros, el látex (tratamientos contra el estreñimiento); y hay algunos que optan por una mezcla de los dos. Pero también el aloe vera se emplea cada más en alimentación: agua, zumo, lácteos, helados… Añadir extracto de aloe vera está de moda, pero su uso oral es un motivo de preocupación, ya que contiene algunos compuestos activos que en grandes concentraciones podrían resultar tóxicos.

❌ Todas las variedades tienen los mismos efectos

Falso. Existen más de 300 especies distintas de aloe y entre ellas hay diferencias notables, ya que no todas tienen la misma composición química: rica en aminoácidos, minerales, vitaminas, polisacáridos y enzimas. Por esto, para la fabricación de productos se utilizan principalmente dos variedades que sí cuentan con esas características: la Aloe barbadensis, más usada en cosmética, y la Aloe ferox, empleada mayormente en fármacos.

✅ Tiene ciertos beneficios si se usa de forma tópica

Verdadero. Pese a la innumerable lista de propiedades que la tradición les atribuye a los productos para la piel que contienen aloe vera, ese listado se reduce considerablemente cuando intentamos encontrar algún estudio científico que confirme estos atributos.

Una de las pocas revisiones que existen fue la que realizó el British Journal of General Practice y concluyó que, gracias a sus compuestos bioactivos, esta planta tiene ciertos efectos antiinflamatorios, analgésicos (de calma) y antibacterianos, y resulta eficaz en el tratamiento de los primeros episodios de herpes y de psoriasis leve-moderada. Sin embargo, este mismo estudio negó que ayudara a proteger la piel tras un tratamiento de radiación en pacientes con cáncer y tampoco podían asegurar de forma contundente que acelerase la cicatrización de las heridas.

❌ Es bueno para todas las quemaduras

Falso. Uno de los usos más conocidos del gel obtenido de las hojas de aloe es curar heridas y quemaduras. Sus efectos calmantes y antiinflamatorios ayudan discretamente a regenerar tejidos, pero siempre que sean heridas y quemaduras muy superficiales (primer grado), como las que provoca el enrojecimiento causado por el sol.

No existe, sin embargo, ninguna evidencia de que pueda ayudar a reparar las quemaduras más graves, de segundo y tercer grado. Cuando existen ampollas o una herida abierta en la quemadura hay que utilizar antisépticos para evitar la infección, ya que aplicar el aloe puede llegar a empeorarla.

✅ Si se ingiere, tiene efecto laxante

Verdadero. Si el aloe se ingiere, está demostrado que tiene efecto laxante gracias a unos compuestos llamados hidroxiantracénicos, que estimulan el movimiento y las secreciones en el intestino grueso. Pero, aunque el aloe se ha comercializado en complementos alimenticios como laxante, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) asegura que no debe ser utilizado sin prescripción médica y no más de una semana. También aclara que se necesitan más estudios para valorar su utilidad, porque su poder laxante no es más que un efecto irritativo de la mucosa que ayuda a defecar, pero también impide que el colon reabsorba agua desde el tracto intestinal. El aloe también puede provocar cólicos abdominales y diarrea.

Hay que tener en cuenta que existen otros remedios naturales sin riesgo alguno contra el estreñimiento, como la hidratación, una dieta adecuada (frutas y verduras) y el ejercicio.

aloe vera alimentoImagen: mozo190

✅ Puede contener sustancias tóxicas

Verdadero. Los mismos compuestos que aportan el efecto laxante al aloe vera, los hidroxiantracénicos, han sido vinculados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) con una posible toxicidad si se consumen en grandes cantidades. Según nuevos estudios científicos, algunos derivados de estos compuestos son genotóxicos (es decir, sustancias capaces de producir mutaciones) y carcinógenos. Con los datos disponibles hasta el momento, la EFSA afirma que no es posible establecer una ingesta diaria segura y, por eso, desde marzo de 2021, la Unión Europea prohíbe añadir a los alimentos derivados de los hidroxiantracénicos, como la aloína, la emodina, aloeemodina y danthona.

Pero no todos los productos que contienen aloe están prohibidos y, en términos generales, si se ingiere en cantidades moderadas, libre de aloína y del resto de hidroxiantracénicos prohibidos, y no se tiene ninguna patología subyacente, es seguro y no tiene efectos secundarios.

Pero que sea un producto natural no significa que sea inocuo, por ello hay que ser cauteloso si se tiene diabetes (puede disminuir los niveles de glucosa en sangre), trastornos hemorrágicos, patologías renales o problemas gastrointestinales, como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. También es mejor evitar su ingesta si se está embarazada (su aplicación tópica es segura) y si se es menor de 12 años.

✅ No tiene ningún beneficio cuando se añade a los alimentos

Verdadero. ¿Qué beneficio para la salud nos aporta beber una bebida que incluye un 0,1 % de aloe vera en su composición? Ninguno. La Comisión Europea prohíbe destacar beneficios que no están científicamente probados. Excepto el efecto laxante, la ingesta de aloe vera no cuenta, de momento, con ninguno.

Los fabricantes suelen incluir el nombre del aloe vera como reclamo, aprovechando su buena fama cuando se emplea como crema, y luego añaden ingredientes que sí son eficaces. Por ejemplo, se puede publicitar un producto con aloe vera que ayuda al fortalecimiento del cabello, las uñas y la piel si incluye vitamina B8 en su composición, un nutriente al que sí se le atribuyen esas propiedades. Esta vitamina se encuentra en mayores concentraciones y de forma más barata en la yema de huevo y en algunas hortalizas y frutos secos, como las nueces.

❌ Los zumos y jugos de aloe aportan antioxidantes y vitaminas

Falso. La planta de aloe contiene aminoácidos, antioxidantes, minerales y vitaminas, pero poco o nada de todo ello llega a los zumos de aloe vera. El jugo puro se elabora triturando, moliendo o presionando toda la hoja de la planta, lo que produce un líquido que luego se filtra. Muchos jugos de aloe se combinan con otras bebidas, como zumos de frutas o té. Debido a este procesamiento se modifican las propiedades bioquímicas de la planta, por lo que muchos de estos productos contienen muy pocos o prácticamente ningún ingrediente activo de la planta original.

✅ Mejor no ingerirlo si se toman medicamentos

Verdadero. El aloe ingerido puede interactuar con ciertos medicamentos. Al tener efecto laxante, puede llegar a disminuir la acción de los fármacos, porque favorece su eliminación y reduce la absorción del medicamento en el organismo. Además, puede interactuar negativamente con diuréticos o con fármacos para la diabetes o anticoagulantes, como el Sintrom, ya que el aloe fluidifica la sangre.