Salvado de trigo para el estreñimiento

La cascarilla del grano de trigo, el salvado, presenta un elevado contenido en fibra insoluble, que contribuye a regular el tránsito intestinal, además de muchos otros beneficios para la salud
Por EROSKI Consumer 26 de abril de 2022
salvado trigo estreñimiento fibra
Imagen: iStock

El salvado de trigo es la capa exterior del grano de trigo, que contiene multitud de vitaminas y minerales. Pero, además, supone una de las fuentes más ricas en fibra, por lo que contribuye a combatir el estreñimiento. Eso sí, es un complemento dietético y, por tanto, no debe sustituir a otros alimentos ricos en fibra, como frutas y hortalizas, cereales integrales, frutos secos o legumbres. A continuación te explicamos por qué el salvado de trigo es eficaz para combatir el estreñimiento y qué otros beneficios tiene, cuál es la cantidad diaria recomendada y cómo puedes incluirlo en la dieta.

¿Qué es el salvado de trigo?

El salvado de trigo es la capa exterior del grano de trigo, la cáscara que queda después de la molienda. Procede de las cinco capas más externas del cereal: la cutícula, el epicarpio, el endocarpio, la testa y la aleurona. La cascarilla aporta muchos beneficios pues contiene:

  • Fibra insoluble: no se digiere y promueve el movimiento del material a través del aparato digestivo, aumentando el volumen de las heces.
  • Vitaminas, principalmente las de tipo B. También tiene vitaminas E, A y K.
  • Hierro: ayuda a los glóbulos rojos a transportar el oxígeno desde los pulmones a las células de todo el cuerpo.
  • Magnesio, potasio, sodio, fósforo y zinc, importantes para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Selenio: un potente antioxidante que previene el daño celular.
  • Proteínas: ayudan a fabricar, regenerar y mantener nuestros tejidos.
  • Grasas: aportan energía y ayudan a absorber vitaminas.

Salvado de trigo contra el estreñimiento

La fibra insoluble se llama así porque, en contacto con el agua, no forma geles viscosos como la celulosa, la hemicelulosa o la lignina. Alimentos ricos en este tipo de fibras son los cereales integrales (pan, arroz y pasta integrales), las legumbres y, en menor proporción, algunas verduras y hortalizas como alcachofas, espinacas, acelgas, judías verdes, lechuga, zanahoria y tomate crudo.

El efecto más conocido de la fibra insoluble en el organismo es el de aumentar la velocidad de tránsito de las heces a través del intestino. Como consecuencia, tomar a diario este tipo de fibra mejora las deposiciones y ayuda a combatir el estreñimiento.

Favorece el tránsito intestinal, disminuye la presión abdominal y evita que la pared del colon se debilite. Por este motivo, al consumir salvado de trigo, hay menos riesgo de sufrir estreñimiento y hemorroides, dos problemas cada vez más frecuentes en nuestros días.

Propiedades y beneficios del salvado

Img salvado trigo hd
Imagen: Olearys

El salvado de trigo no es solo beneficioso para combatir el estreñimiento. Otras ventajas de la incorporación de la fibra insoluble en la dieta son las siguientes:

⭕ Previene la diverticulitis

A partir de los 60 años aumenta el riesgo de tener divertículos. Estas pequeñas bolsas o saquitos que suelen aparecer en el colon no generan en principio problemas, pero si se inflaman, se produce la diverticulitis. Y esta enfermedad puede provocar fiebre, náuseas, dolor de estómago, etc. En los cuadros más graves, puede requerir una intervención quirúrgica. 

⭕ Contribuye a controlar la diabetes

Al ingerir salvado de trigo (y su fibra) se ralentiza la digestión de carbohidratos, lo que ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

⭕ Reduce el riesgo de anemia

La presencia de hierro y múltiples vitaminas en este alimento hace que se reduzca el riesgo de padecer anemia. Eso sí, al aportar hierro no hemo, debe combinarse con alimentos ricos en vitamina C para mejorar su absorción.

⭕ Ayuda a regular la absorción del colesterol

Cuando una dieta es baja en fibra, el 94 % del colesterol es absorbido por el organismo, según la American Heart Association. Incluirla puede ayudar a disminuir este hasta un 10 %. La razón es que la fibra insoluble se une a los ácidos biliares y al colesterol y evita que el intestino delgado los absorba.

⭕ Puede prevenir el cáncer colorrectal

Diversos estudios apuntan que la fibra dietética supone beneficios en la prevención de ciertos tipos de cáncer, junto con otros hábitos saludables como realizar actividad física y cuidar nuestra alimentación.

⭕ Tiene propiedades antiestrés

Las vitaminas que contiene el salvado de trigo ayudan a combatir el estrés, así como la migraña.

⭕ Mejora la piel

El salvado de trigo favorece la renovación celular y, además, tiene antioxidantes, por lo que retrasa la aparición de arrugas. Algunas de sus vitaminas (B6 y E) son idóneas para actuar contra los problemas cutáneos.

Cómo tomar salvado
Imagen: Skica911

Salvado de trigo, cantidad diaria recomendada

El salvado de trigo es un complemento dietético, por lo que nunca podrá sustituir a un alimento. 

🔹 Antes de ingerirlo, conviene valorar en primer lugar la cantidad de fibra que consumes a través de los alimentos. Si a diario tomas alimentos ricos en fibra (frutas y hortalizas, cereales integrales como pan, pasta o arroz, frutos secos y legumbres), puede que no sea necesario incluir este complemento en tu dieta.

🔹 Si detectas una falta evidente de estos alimentos, antes de optar por un complemento, conviene revisar los hábitos, ya que hay otros alimentos ricos en fibra insoluble, como el pan integral o las legumbres, que son mucho más interesantes a nivel nutricional.

🔹 En caso de no mejorar el estreñimiento, se puede plantear la introducción de salvado de trigo como complemento a la dieta, y en cada persona habrá que valorar la cantidad necesaria.

🔹 Si es preciso, la ingesta adecuada de salvado de trigo se establece entre 20 y 30 gramos al día. No sobrepases esta cantidad, ya que un exceso puede producir flatulencia y diversas molestias digestivas. 

Además, el salvado de trigo contiene en su composición fitatos, unas sustancias que tomadas en exceso pueden impedir la absorción del hierro, sobre todo del hierro no hemo, que se encuentra en el huevo, en las legumbres y en los frutos secos.

Cómo tomar el salvado de trigo

Lo recomendable para reducir el estreñimiento es aumentar el consumo de cereales integrales o alimentos ricos en fibra, pero si aún así, decides incorporar este complemento en tu dieta, ten en cuenta las recomendaciones respecto a la cantidad máxima diaria del salvado de trigo y, por supuesto, atiende el consejo de tu médico.

¿Cómo puedes tomar el salvado? Hay múltiples maneras:

🔷 En ensaladas o purés: para incluirlo, basta con añadir una cucharada de salvado de trigo al elaborar estos platos.

🔷 Yogur con salvado: se puede tomar mezclándolo con la leche o con yogur, de manera que se ablanden y resulten más apetecibles.

🔷 Con batidos o helados: como en el caso del yogur, basta con incluir una pequeña cucharada y remover para disfrutar de tu helado o batido favoritos con un aporte de fibra.

🔷 Salvado con cereales: se puede tomar también junto con los cereales de desayuno, o añadir algunos copos a una macedonia de frutas.

🔷 Con galletas: otra opción es utilizarlo en la elaboración de postres caseros como galletas, un bizcocho o unas magdalenas. Al emplear el salvado de trigo, no solo obtendrás los beneficios de la fibra. También tendrás un producto integral con un color, un sabor y un aspecto muy apetecibles.

🔷 Mezclado con agua: si pones una cucharada de salvado en agua tendrás a mano una bebida saciante que podrás ir tomando a lo largo del día.

¿Tiene contraindicaciones tomar salvado de trigo?

❌ Contiene gluten. Por ello no deben tomarlo las personas con enfermedad celíaca.

❌ Si sufres úlcera de estómago, colitis ulcerosas, síndrome del colon irritable, cálculos en la vesícula, diarreas o gastritis, debes reducir el consumo de salvado o eliminarlo, según señale tu médico.

❌ No es adecuado para quien padezca osteoporosis.

❌ No es recomendable en pacientes que se están recuperando de una apendicitis.

👀 ¡Ojo! Un consumo excesivo del salvado de trigo (más de 30 gramos diarios) puede ocasionar digestiones pesadas, distensión abdominal, flatulencia, malestar o inflamación.