Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Soufle de manzana

Img 17219 g
Tiempo 15-20 min
Dificultad Media
Valor energético 425 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Cocemos las manzanas con un poco de agua, la mitad del azúcar y el coñac. Separamos las yemas de las claras reservando las yemas para la crema pastelera y las claras para montar posteriormente a punto de nieve. Hacemos una crema pastelera poniendo a hervir la leche con el azúcar, menos un poco de leche en donde se disuelve la harina de maíz y las yemas. Cuando la leche hierva, añadimos la mezcla de la harina de maíz con las 3 yemas y revolvemos bien hasta que vuelva a hervir. Con una batidora mezclamos la manzana cocida y escurrida con la crema pastelera hasta formar una crema homogénea. Batimos las claras a punto de nieve junto con 2 cucharadas de azúcar empezando poco a poco de velocidad para posteriormente aumentar (se hace más rápido y mas fiable con varillas eléctricas), y el punto de nieve será cuando se queden adheridas a las varillas de la batidora.

Una vez montadas la claras y con ayuda de una espátula de madera y no con la batidora de varillas mezclamos poco a poco a la crema fría de manzana con las claras a punto de nieve. Engrasamos con mantequilla una fuente de horno o varios moldes de soufflés individuales. Colocamos alrededor del molde y bien pegado a los bordes de los moldes una tira de papel de aluminio o de papel de horno que se eleve el doble de altura del molde ya que el soufflé al elevarse en el horno se saldrá del molde y de esta manera nos aseguramos que coja una altura bonita. Vertemos la mezcla en los moldes e introducimos en el horno precalentado a 180 ºC. Los moldes pequeños necesitarán unos 15 minutos y los moldes de 4 personas necesitarán unos 40 minutos.

Servimos al instante según sacamos del horno.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
425 9,3g 3,8g 68,5g 0,1g
21% 13% 19% 76% 2%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

La preparación de un soufflé requiere un poco de práctica en la cocina, pero será un éxito seguro en la mesa si finalmente conseguimos elaborarlo. La base de un soufflé son siempre claras de huevo montadas a punto de nieve a las que se añade una preparación. Posteriormente, esta mezcla aumentará de volumen en el horno por acción del calor. El soufflé admite preparaciones tanto dulces como saladas. En este caso la receta constituye un delicioso postre con que acabar una comida especial. El ingrediente principal de la receta es la manzana, una de las frutas más consumidas por la población en general, y cuyas propiedades no pueden ser pasadas por alto. Además de combinar bien con muchos alimentos, hay que destacar sus propiedades curativas. Esta fruta tiene poder astringente y laxante, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel. Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo, gracias a la pectina de la pulpa, que tiene la capacidad de retener agua. La leche y los huevos que acompañan a la manzana aportan proteínas, y el azúcar, hidratos de carbono sencillos. La combinación de todos estos alimentos hace que este postre sea muy nutritivo, recomendado especialmente en situaciones de inapetencia o desnutrición.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso