Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Vitaminas contra la ciática

Una dolencia tan temida como relativamente frecuente en el transcurso del embarazo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 abril de 2002

Durante el embarazo, la ciática se produce, generalmente, por compresión
e irritación de algunas de las raíces del nervio ciático
cuando estas salen de la columna vertebral, debido a la presión que ejerce
el feto en continuo crecimiento.


Vitaminas del complejo B para combatir la ciática

Las vitaminas del complejo B, y en concreto la vitamina B1, la B6 y la B12
son fundamentales para el buen funcionamiento de los órganos y sistemas
del cuerpo, especialmente para músculos y nervios. De forma individual,
estas vitaminas desempeñan las siguientes funciones:

Tiamina o B1. Parece tener un papel específico
en el sistema nervioso: mejora el funcionamiento de dicho sistema al favorecer
e intensificar la acción de algunas sustancias que produce el organismo
(mediadores químicos) necesarias para la transmisión del impulso
nervioso.
Fuentes alimentarias: Dentro del mundo de los vegetales, esta
vitamina se encuentra en cantidades importantes en los cereales integrales,
levadura de cerveza y legumbres, y su presencia es muy baja en frutas y verduras.
Así mismo, son especialmente ricos en tiamina los tejidos animales, sobre
todo el hígado, la leche, los huevos, el pescado y la carne de cerdo,
particularmente.

Piridoxina o B6. La deficiencia de esta
vitamina provoca deterioro del funcionamiento del sistema nervioso. A dosis
altas tiene un marcado efecto analgésico, sobre todo cuando se consume
junto con la vitamina B1.
Fuentes alimentarias: Abunda en todos los alimentos, especialmente
en hígado, cereales, legumbres, nueces y plátanos.

Cobalamina o B12. Su deficiencia provoca
signos neurológicos como consecuencia del mal funcionamiento del sistema
nervioso.
Fuentes alimentarias: La cobalamina se sintetiza únicamente
en los microorganismos. Los vegetales no parecen necesitarla y no la contienen
en sus tejidos. Sólo existe esta vitamina en los tejidos animales, especialmente
en el hígado, y en menor cantidad en carne, pescado, huevos, leche y
derivados de estos alimentos.

La combinación equilibrada de estas tres vitaminas permite aprovechar
los beneficios de la suma de los efectos individuales de cada una de ellas y
en ocasiones, se utilizan a altas dosis como tratamiento adicional de la ciática,
tan temida como relativamente frecuente en el transcurso del embarazo. No obstante,
los medicamentos y los complementos dietéticos, incluso a base de vitaminas,
única y exclusivamente se deben tomar bajo prescripción médica,
ya que, en ocasiones, pueden ser contraproducentes para el correcto desarrollo
del embarazo.

Por su parte, una dieta variada en la que se contemplen los alimentos mencionados
como fuente principal de dichas vitaminas será coadyuvante en el tratamiento
y en la remisión de los síntomas de la ciática.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones