Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

“La enfermera escolar es un valor añadido, eficaz y eficiente en los centros educativos”

Natividad López, presidenta de la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar (AMECE)

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 septiembre de 2020

En el Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, la pandemia de covid-19 ha hecho más visible y necesaria la labor que desempeñan las enfermeras escolares. “Esta grave pandemia es un punto de inflexión para ahora proveer a todos los colegios de enfermera. Siempre ha sido muy justificada nuestra presencia. No somos un lujo privativo de algunos colegios, somos una necesidad”, manifiesta Natividad López. Ella es la presidenta de la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar (AMECE) que, desde sus inicios en 2017, y antes en 2008 como Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos, siempre ha reclamado este perfil profesional para todos los colegios. López lleva trabajando 40 años en un colegio singular de Educación Especial de la Comunidad de Madrid: el CPEE María Soriano. Por las características de este centro, en el que hay alumnos con graves discapacidades y alteraciones de su estado de salud (algunos en cuidados paliativos), también cuenta con una residencia de la que es su supervisora de enfermería.

¿Qué es una enfermera escolar?

La enfermera escolar es el profesional al que, dentro del ámbito del centro y de acuerdo con el Proyecto Educativo del Centro (PEC), le incumbe la responsabilidad de proporcionar de forma individualizada, o en su caso de forma coordinada dentro del equipo escolar, los cuidados propios de su competencia al alumno o alumna de modo directo, integral o individualizado. En el ámbito educativo, además, ha de prestar un servicio que permita aumentar la capacidad del individuo y de la colectividad escolar para prevenir, detectar y solucionar sus problemas de salud.

¿Requiere de alguna formación específica?

Según define AMECE, tiene un perfil de enfermera especialista como área de capacitación específica de la enfermería pediátrica y colateralmente con la específica de Enfermería Familiar y Comunitaria y Enfermería de Salud Mental. Sus competencias son las mismas que las de cualquier enfermera en todos los ámbitos. La diferencia es que se realizan en un colegio y están inmersas en la comunidad educativa en su horario. Generalmente solo hay una por colegio ordinario y es la autoridad sanitaria y garante de salud de los alumnos. AMECE elaboró en junio de 2015 sus competencias, que fueron avaladas por la Comisión Científico Técnica del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid.

¿Cuántas enfermeras escolares hay en España?

Es muy complicado obtener cifras en España. Calculamos que hay unos 1.000 profesionales enfermeros en el ámbito educativo.

Y ahora, con la vuelta al cole en plena pandemia, ¿hay más?

El consejero de Educación de Madrid fue el único que anunció que se contratarían 150 enfermeras escolares para un mejor retorno a las aulas con mayor confianza. Se sumarían así a las 465 que ya trabajan en los centros escolares, sobre todo en colegios de Educación Especial. Desconocemos si han sido contratadas. Sin embargo, la cifra sigue siendo insuficiente. Solo en esta región se necesitarían unas 2.000 enfermeras, según un informe realizado por la Federación de Asociaciones de Madres y Padres Francisco Giner de los Ríos. Y en toda España serían necesarias unas 16.000, si se tiene en cuenta la ratio óptima de atención de la AMECE de una enfermera por cada 500 niños.

Durante el confinamiento, ¿cómo desarrollaron su labor?

Aproximadamente, el 90 % de las enfermeras escolares se incorporaron a hospitales, centros de salud y residencias de mayores. Y las que no, lo hicieron por razones de salud. Esto ha generado muchas disfunciones a nivel administrativo. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, al estar contratadas por la Consejería de Educación y ser “cedidas” a Sanidad, se han sentido desamparadas y poco cuidadas a niveles retributivos, descansos… Muchas se contagiaron y no asumió nadie inicialmente sus pruebas y seguimiento.

¿La enfermería escolar es la asignatura pendiente de los sistemas sanitarios y educativos?

Evidentemente es una asignatura pendiente de ambas administraciones, ya que la enfermería escolar está implantada en muchos países de nuestro entorno y a nivel mundial de una manera reglamentada.

¿Hay alguna comunidad autónoma que especialmente fomente esta figura?

La comunidad que desde siempre ha fomentado y contratado profesionales enfermeros en los colegios es la de Madrid, aunque sigue sin regular normativamente sus competencias profesionales.

¿De qué se encarga principalmente una enfermera escolar?

Proporciona cuidados de enfermería especializados de forma autónoma, que incluyen la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y la asistencia al niño o adolescente sano o enfermo y su rehabilitación, dentro de un equipo multiprofesional y en colaboración con enfermeras especialistas de otras áreas. Además, este profesional está capacitado para planificar, ejecutar y evaluar programas de salud relacionados con su especialidad y desarrollar trabajos de investigación y docencia para mejorar la calidad de los servicios y colaborar en el progreso de la especialidad.

Su labor, por tanto, es esencial en niños con enfermedades crónicas o necesidades especiales. ¿Y para el resto?

La enfermera escolar es un valor añadido, eficaz y eficiente en los centros educativos. Atiende no solo las incidencias de salud programadas o urgentes de toda la comunidad educativa. Desarrolla la competencia de la Educación para la Salud (EpS), fomentando hábitos de vida saludables en la población escolar.

¿Cuáles son las diferencias entre un colegio que tiene este profesional y otro que no?

Es sencillo. Los coles con enfermera resuelven todas las incidencias de salud que se producen a lo largo de la jornada lectiva, imparten EpS y los docentes y equipos directivos están más tranquilos y realizando sus funciones, al igual que las familias de los alumnos, que pueden conciliar mejor la vida familiar y laboral.

Sin una enfermera escolar, ¿están los colegios preparados para una vuelta al cole segura?

Con o sin enfermera, la vuelta al cole segura con el nivel de transmisión comunitaria elevadísimo en la mayoría de las comunidades autónomas no es segura. Pero con enfermera, además de ser coordinadoras covid, estas profesionales pueden manejar mejor los casos sospechosos de covid-19, su posible derivación y rastreo interno de los contactos estrechos, además de realizar sus funciones habituales en los colegios.

¿Las enfermeras escolares son las encargadas de gestionar las normas de salud en los centros escolares?

Las enfermeras escolares siempre somos autoridades sanitarias en los colegios y garantes de salud de toda la comunidad educativa. Pero en ocasiones, esta función es ignorada o no contemplada de manera adecuada tanto por parte de la administración educativa como de los directores de los colegios. Y somos un valor añadido en los colegios, por lo que creemos que a partir de ahora igual se lo toman con más consideración y empatía. Siempre creemos que, en cuestiones de salud y enfermedad en los colegios, los profesionales sanitarios debemos liderar todas las actuaciones y compartir y consensuar con los equipos directivos para la toma de decisiones.

¿De qué más se encargan ahora?

Como está reflejado en nuestro ‘Plan Estratégico de Enfermería Escolar para la prevención covid-19 en los centros educativos’ y según las normativas vigentes actualmente, la enfermera escolar coordina el plan de contingencia, gestionando las sospechas de contagio de alumnos y profesionales, asesorando e informando a los equipos directivos de las indicaciones sanitarias y de Salud Pública actualizadas, contactando con las familias de alumnos con sintomatología y derivándolos a los centros de salud o donde determinen las autoridades sanitarias o educativas. Por tanto, a las actividades habituales asistenciales se suman la toma de temperatura diaria, el triaje (valoración síntomas, toma de constantes) de los sospechosos de covid-19 y derivación si es preciso, llamando a las familias para que recojan a sus hijos. Después, analiza los lugares y personas donde ha estado el alumno y lo comunica a Salud Pública para su seguimiento y control epidemiológico.

¿Cómo está siendo el día a día de los colegios?

El inicio de curso está siendo bastante caótico, porque la respuesta que tenía que ser ágil por parte de Salud Pública en muchas ocasiones no llega y los coordinadores covid y equipos directivos de los colegios han de tomar decisiones, como cerrar aulas y enviar a los alumnos y profesionales a casa en cuarentena. En definitiva, Salud Pública está colapsada por el alto número de llamadas que están recibiendo y la respuesta no llega a tiempo, tampoco por correo electrónico.

Su trabajo redundaría en descongestionar Atención Primaria, que empieza a estar saturada. ¿Sería este motivo definitivo para implantar la enfermera escolar en los centros escolares?

Sería una razón más para implementar la enfermería escolar, y no la principal que debiera ser que en un Estado de Bienestar la salud integral de niños y jóvenes que pasan muchas horas al día y muchos años en las escuelas sea prioritaria y mejorada por los profesionales de enfermería en el ámbito educativo.

Pero sí que la pandemia debería servir como oportunidad para que la presencia de enfermeras escolares se extienda…

Por supuesto que esta grave pandemia es un punto de inflexión para ahora proveer a todos los colegios de enfermera. Siempre ha sido muy justificada nuestra presencia. No somos un lujo privativo de algunos colegios, somos una necesidad. Las enfermeras escolares debemos liderar todas las actuaciones sanitarias que, basadas en las normativas de Sanidad y Educación, puedan minimizar los riesgos de contagios de la comunidad educativa. Ni el profesorado ni otros profesionales no docentes de los colegios tienen conocimientos ni competencias para, entre otros aspectos, valorar los posibles alumnos o trabajadores con síntomas de sospecha, aislamiento y medidas a tomar mientras la familia viene a por el alumno. No nos olvidemos que es un grave problema de salud pública de cuyo abordaje dependerá en gran medida que se minimice el riesgo de contagios y podamos llevar con naturalidad el periodo lectivo.

Plan estratégico para la prevención de la covid-19 en los colegios

En mayo AMECE presentó el Plan Estratégico de Enfermería Escolar para la prevención Covid-19 en los centros educativos, un documento de consulta con recomendaciones de protección y reducción de riesgo de transmisión. “No sustituye las medidas que las autoridades sanitarias y educativas establezcan, sino que es un apoyo para la comunidad educativa basado en la evidencia científica sanitaria conocida hasta el momento y que se deben ir adaptando en función de la información que vaya actualizando el Ministerio de Sanidad, para lo cual se requiere un seguimiento continuo de las mismas”, comenta Natividad López.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones