Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Covid-19: un plan para “reimaginar” la educación

UNICEF publica diez claves que pueden servir como punto de partida para que cada comunidad educativa, centro y administración desarrolle soluciones adaptadas a sus circunstancias

El pasado curso escolar no fue el habitual. Cuando comenzaron las clases en septiembre nadie hubiera podido imaginar un final de curso como el que hemos tenido. Y cuando terminó el confinamiento para evitar la propagación del coronavirus, nadie esperaba que fuésemos a empezar el actual con tanta incertidumbre. Sin embargo, estamos encarando la vuelta al cole más incierta que recordamos. Y hay que hacerlo de manera segura. Para ello, UNICEF ha publicado un decálogo con claves que pueden ayudar a que esto sea posible.

 

Desde UNICEF somos conscientes de la necesidad de la vuelta a las aulas, ya que la educación es la clave para lograr la igualdad de derechos de todos los niños y niñas. No obstante, este año más que nunca hay que tomar ciertas medidas que les permitan hacerlo de una manera segura y, sobre todo, estar preparados para lo que pueda venir. La covid-19 nos ha demostrado que no lo estábamos para una emergencia de esta magnitud, y por eso hemos publicado un decálogo con claves para encarar el nuevo curso. No podemos ignorar la posibilidad de que esta crisis prolongue en el tiempo y se agudice, pero esta vez sí tenemos que estar preparados. No tenemos excusa para no estarlo.

Las claves que presentamos en “COVID-19: Reimaginar la educación” no son respuestas a medida, sino que sirven como punto de partida para que cada comunidad educativa, cada centro y cada administración pueda desarrollar las soluciones que mejor se adapten a sus circunstancias, que no son las mismas en todos los casos. Partimos de un enfoque de preparación de emergencias que tiene un sólido anclaje avalado por los casi 75 años de experiencia de UNICEF en crisis de todo tipo. Por duras que sean las circunstancias, la educación no puede detenerse, porque la educación es el germen de cualquier proyecto de recuperación a corto, medio y largo plazo.

Decálogo para ‘reimaginar’ la educación

➡️ 1. “No teníamos un plan”. Es necesario tener un plan educativo ante emergencias de salud pública y ambientales que establezca medidas para garantizar el derecho a la educación durante una emergencia. Para ello, es importante mantener bases de datos actualizadas que permitan a las familias y a los profesionales de los centros saber en todo momento qué está pasando y cómo se va a actuar.

➡️ 2. Un inesperado cambio de modelo pedagógico. Este curso debemos estar preparados con un diseño pedagógico mixto, flexible y corresponsable que sea capaz de absorber los impactos de una epidemia y de una posible crisis socioeconómica posterior. El modelo semipresencial es una opción, siempre que se garantice un uso responsable de las nuevas tecnologías y siempre adecuado a la edad del alumnado. También es importante fomentar la enseñanza abierta, que pretende dar mayor autonomía y control a los estudiantes para responsabilizarse de su proceso de aprendizaje, promoviendo su autonomía e iniciativa. Este es, en todo caso, un objetivo general de la educación y no un prerrequisito que pueda exigirse al inicio de curso.

➡️ 3. Las tres “C”: consulta, coordinación y comunicación. La “nueva normalidad” obliga a una mayor consulta, coordinación entre administraciones y comunicación entre todos los agentes involucrados para prevenir la confusión y el conflicto. Por ello, deben fortalecerse los mecanismos de transparencia y consulta ciudadana a través de los canales ya existentes, mejorar los canales y mecanismos de coordinación institucionales y explorar nuevas vías de comunicación que generen confianza y responsabilidad.

➡️ 4. La reconstrucción educativa no es gratuita. Ninguna administración puede subestimar la importancia de una adecuada dotación de recursos financieros en el sistema educativo para garantizar el derecho a la educación. Sin duda, será necesaria una importante inversión en educación de cara al curso escolar para asegurar la seguridad y la salud en los centros educativos, tanto del alumnado como de los y las profesionales.

➡️ 5. La huella digital. Es importante promover el uso saludable de las tecnologías, fomentar un uso seguro y responsable y desarrollar una actitud crítica ante la información. El desarrollo de competencias digitales requiere de acompañamiento y práctica; supone introducirse en la cultura que sostiene esa tecnología.

➡️ 6. La importancia de la acción tutorial y el diagnóstico temprano. La acción tutorial será fundamental para mediar las relaciones entre la familia y la comunidad y en la gestión emocional del alumnado durante el curso. Las medidas de diagnóstico temprano de las dificultades escolares que permitan realizar una intervención preventiva e individualizada serán esenciales.

➡️ 7. La higiene se demuestra. No debemos subestimar la importancia de la promoción de hábitos higiénicos y saludables en el sistema educativo. La higiene es una destreza, se aprende por la práctica y se enseña dando ejemplo y fomentando el hábito en todas las etapas educativas, no solo en las inferiores. Más que nunca hemos aprendido lo mucho que puede lograr un gesto tan básico como el lavado de manos.

➡️ 8. El desarrollo debe ser sostenible. Es necesario fortalecer el conocimiento y compromiso de la comunidad educativa con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible con materiales y actividades que ayuden a concienciar sobre los derechos de la infancia y la ciudadanía global y su papel para la sostenibilidad.

➡️ 9. Rescatar la conciliación familiar. Las medidas en el ámbito educativo pueden reforzarse con mecanismos interinstitucionales para la cesión de espacios y la prestación de servicios de apoyo por parte de las administraciones. La conciliación real requiere de medidas en el ámbito laboral: flexibilizar o reducir la jornada laboral, permisos retribuidos o teletrabajo.

➡️ 10. Conviene no olvidar la experiencia. Esta crisis nos ha mostrado la fragilidad del sistema educativo y la importancia de que el aprendizaje no se interrumpa. La prevención nos ayuda a estar mejor preparados frente a los desastres, reduce sus costes y favorece la recuperación social y económica. Es imprescindible incorporar un enfoque de emergencias en el ámbito educativo.

Una emergencia de estas características no es algo fácil de abordar: la planificación y la preparación, así como el conocimiento de las estrategias que es necesario llevar a cabo en cada momento de una crisis, son esenciales para lograr que la educación no se detenga, pase lo que pase.

En UNICEF nos preocupa el presente y el futuro de los niños y niñas y, por eso, hacemos un llamamiento hacia el consenso político y social para conseguir un pacto que blinde la educación y que siente las bases de un sistema educativo más equitativo y resiliente. Invitamos a todas las personas, a nuestras aliadas, a la población, a las tomadoras de decisiones, a todas, a sumarse a la petición para solicitar un Pacto de Estado por la Educación. Firma aquí.

Unicef

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones