Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Consejos para plantar un grosellero negro

Es necesario mantener la humedad del arbusto para que arraigue y de frutos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 27 febrero de 2006
img_grosellerop
Los arbustos y las plantas arbustivas resultan ideales para ubicarlos alrededor del huerto o jardín, ya que ayudan a proteger los cultivos y, en el caso de los groselleros, sus bayas comestibles resultan deliciosas. Asimismo protegen el recinto frente a miradas indiscretas, aunque requieren de mayores cuidados que el mínimo mantenimiento que precisa una valla, función que cumplen de la misma manera.

Lo primero que ha de hacer es cavar un hoyo por lo menos el doble de grande que el cepellón o el recipiente en el que esté previamente plantado el grosellero. Una vez plantado, tápelo con tierra y añada la máxima cantidad de abono o estiércol posible, para que la fruta se desarrolle mejor y más rápidamente.

Una hora antes de comenzar con el proceso de plantado empape las raíces del grosellero con agua. Además a la hora de plantar tenga en cuenta que la base de los tallos debe quedar a ras del suelo.

Afiance bien la tierra alrededor de la planta, presionando fuerte y firmemente con el pie, hasta lograr eliminar cualquier bolsa de aire que pudiera haber quedado entre las raíces, para asegurar de esta manera que la planta pueda adquirir del sustrato la cantidad de nutrientes necesarios más fácilmente.

Tras asentar la tierra, escarde y pase el rastrillo con el objetivo de que el agua procedente del riego o de la lluvia pueda empapar con mayor facilidad la tierra, a la vez que elimina los terrones. Luego riegue abundantemente, y no olvide tener en cuenta que este arbusto requiere mantener siempre una cierta humedad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones