Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Decorar los utensilios de cocina de madera

Unos toques de pintura de colores en piezas como cucharas, cuencos o tablas de cortar aportan un detalle original y embellecen la decoración de la cocina

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 noviembre de 2013

Pintar los utensilios de madera de la cocina permite añadir un toque de color a la decoración de este espacio del hogar. Sin que sea necesaria mucha habilidad manual, unas sencillas pinceladas pueden dar alegría a cucharas, tenedores y espátulas. Este artículo ofrece algunos conceptos básicos sobre cómo aplicar la pintura decorativa en el menaje de la cocina y técnicas para decorar los utensilios, y enumera algunas de sus ventajas y precauciones que se deben tener en cuenta para hacerlo.

Pintura decorativa en el menaje

Imagen: Chris Shervey

Renovar el estilo de los utensilios de madera y otras piezas del menaje de cocina no es tan difícil: unos sencillos toques de pintura decorativa son suficientes. De esta manera, se puede tanto restaurar el aspecto de objetos antiguos como aunar con un mismo estilo varios elementos de distinta procedencia.

Este tipo de decoración también se puede aplicar a cuencos de madera, palillos orientales y tablas para cortar

Las pinturas apropiadas para pintar los utensilios son los esmaltes sintéticos o los acrílicos. Después, se les puede dar un mejor acabado con una o dos manos de barniz. No es necesario pintar con muchos detalles ni ser muy hábil con el pincel. Basta con elegir colores brillantes para lograr un efecto atractivo.

Aunque es posible pintar con esmalte sintético todo tipo de superficies, en los objetos fabricados con madera se lograrán los mejores resultados. Este material absorbe mejor la pintura y combina siempre bien con todos los estilos.

Los metales y la cerámica, en cambio, necesitan de selladores para que la pintura se adhiera sobre ellos sin inconvenientes.

Técnicas para decorar los utensilios

Imagen: Christopher Macsurak

Una de las técnicas más sencillas para pintar el mango de una cuchara, tenedor o espátula de madera es cubrir con cinta adhesiva las partes que se desee dejar "al natural". De este modo, se puede trabajar sin mayores riesgos. Una vez seca la pintura, se retira la cinta y el trabajo estará concluido.

Si se opta por un dibujo algo más elaborado, se puede emplear un rotular fino para reforzar las líneas de los bordes. Esta tarea exige algo más de habilidad, aunque si se trata de líneas rectas se puede recurrir al uso de una regla.

Un diseño cuadriculado puede resultar atractivo, y es una buena manera de unificar distintos utensilios para integrar todos en un mismo juego. Para ello, hay que trazar una cuadrícula sobre la madera y luego rellenar cada una de las divisiones con los colores que se desee. Si se han de utilizar tanto tonos claros como oscuros, conviene comenzar con los primeros, ya que los más oscuros permiten corregir las imperfecciones que pudieran dejar los claros. Por supuesto, hay que hacerlo con mucho cuidado, porque las imperfecciones de los colores oscuros ya no podrán corregirse.

La pintura nunca debe alcanzar las partes de los utensilios que entrarán en contacto con los alimentos

Otro recurso muy efectivo y bastante sencillo de realizar son los dibujos de lunares. En este caso, conviene resaltar los contrastes: elegir alguna tonalidad clara para el fondo y un color más intenso para los propios lunares. Los más arriesgados y habilidosos pueden reemplazar los simples lunares por formas algo más elaboradas, como pequeñas flores, tréboles de cuatro hojas, estrellas, medias lunas, soles, etc.

Evitar riesgos de contaminación

Imagen: James Temby

En el caso de las cucharas, espátulas y tenedores de madera, lo recomendable es que, por cuestiones de seguridad alimentaria, se pinte el mango, pero siempre con cuidado de que la parte pintada no toque los alimentos. De este modo, se evitan riesgos de contaminación.

No solo se pueden decorar estos utensilios. También se pueden aplicar detalles de pintura a cuencos de madera, palillos orientales e incluso las tablas para cortar, siempre que no se dé pintura a las partes que entrarán en contacto con los alimentos.

Una de las principales ventajas de esta forma de añadir un toque decorativo en la cocina es el bajo coste de los utensilios de madera. Esto posibilita poder practicar con distintas unidades hasta lograr un resultado satisfactorio. Además de hacerlas para la propia cocina, estas piezas adornadas de forma artesanal pueden constituir también un excelente regalo.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones