Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Los diferentes cuidados que precisa la zinia en cada zona climática

En el área mediterránea puede llegar a florecer a lo largo de todo el año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 octubre de 2004

La zinia es una planta de carácter anual de hoja caduca, un ejemplar de aquellos que se desechan una vez terminado su período de floración porque mueren llegado el invierno. Su crecimiento es rápido y puede llegar a alcanzar el medio metro de altura, aunque hay variedades que pueden llegar al metro. Posee un tallo hueco, en el que las hojas triangulares y aterciopeladas se distribuyen opuestas de dos en dos. Al final de dicho tallo se encuentra la flor, muy habitual tanto en forma de pompón como de botón rodeada de pétalos imbricados.

La variedad cromática de la zinia permite ver variedades en blanco, rojo, rosa, amarillo y naranja. Debido a la belleza de sus flores es un ejemplar muy utilizado como flor cortada en jarrones y centros de mesa. Sus curiosas flores se pueden disfrutar a lo largo de un amplio período de tiempo: desde comienzos del verano hasta finales del otoño.

Este ejemplar, perteneciente a la especie de las asteráceas, es oriundo de México, aunque puede cultivarse en cualquier tipo de clima si se le aportan los cuidados necesarios. Para multiplicar las zinias hay que sembrarlas en invierno sobre un suelo fértil. Como en todas las plantas conviene quitar las flores y hojas marchitas a medida que vayan apareciendo.

A esta planta le gusta la tierra húmeda, merced a riegos frecuentes, entre los cuales es conveniente dejar secar el suelo en su capa más superficial, algo que será conveniente comprobar palpándolo con la palma de la mano. Hay que tener mucho cuidado al regar, no sólo para evitar mojar sus flores sino también sus aterciopeladas hojas, ya que sufren en exceso si se mojan. Durante el período de floración será recomendable añadir abono líquido cada 15 días en el agua de riego.

Necesidades según la zona climática

Con todo ello, la zinia es una planta muy bella y duradera que aguanta en flor hasta finales de otoño si recibe los cuidados oportunos. Si se quiere cultivarla, es recomendable buscarle un emplazamiento muy soleado, ya que necesita los rayos solares para crecer.

Asimismo requiere de un riego ligero y uniforme, sin que llegue a empaparse nunca el sustrato, porque es un ejemplar muy sensible a la pudrición del tallo, pero manteniéndolo siempre ligeramente húmedo. La mejor opción consiste en plantarla sobre una base calcárea, aunque se adaptan a cualquier tipo de sustrato siempre que drene bien.

A lo largo del verano resultará conveniente abonar la zinia cada quince días con un producto poco nitrogenado para evitar que los tallos de los ejemplares crezcan finos y delgados y apenas les salgan hojas. Si se emplea un abono rico en potasio, la floración será mucho más intensa.

También es aconsejable retirar las flores marchitas de vez en cuando y evitar transplantarlas antes de finales de mayo, porque suele ser un proceso contraproducente.

El clima mediterráneo es el mejor para su desarrollo, ya que gracias a la suavidad del invierno puede llegar a florecer a lo largo de todo el año. Para lograrlo el único requisito a tener en cuenta radica en aplicarle una buena poda a principios de otoño.

A pesar de ser un ejemplar que requiere recibir directamente los rayos del sol, en el clima continental puede necesitar un poco de protección frente a sus rayos si se encuentran en una orientación sur u oeste, sobre todo a lo largo del verano, si las temperaturas son muy altas. No obstante, lo que no es aconsejable colocar la zinia en una orientación norte para protegerla de los rayos solares, dado que nunca prosperaría.

Al igual que en el clima mediterráneo, en el subtropical las zinias pueden cultivarse y florecer a lo largo de todo el año, siempre y cuando se encuentren resguardadas del viento, que es su mayor enemigo.

En la zona climática atlántica es conveniente proporcionarles una orientación sur para que puedan florecer desde principios de primavera hasta bien entrado el otoño. Pero resultará recomendable elegir una ubicación en la que se encuentren guarecidas de las lluvias, debido a la poca tolerancia a los encharcamientos.

Etiquetas:

flor Planta zinia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones