Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Motivos por los que la pintura de las paredes puede agrietarse

Un buen trabajo previo de limpieza evitará que tengamos que repintar

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 septiembre de 2006
img_paredp 10
Los defectos que pueden llegar a aparecer tras pintar una pared, como las grietas o arrugas en la superficie de la nueva capa de pintura, pueden llegar a producirse por motivos muy diversos, desde humedades a incompatibilidad entre las dos capas de pintura.

Un error muy común suele producirse por un defecto de limpieza de la pared, sobre todo si hemos tenido que retirar la antigua pintura. Es recomendable lijar la pared para evitar que se produzca incompatibilidad entre la vieja y la nueva pintura, pero también es importante que después de retirarla limpiemos a conciencia su superficie, incluso utilizando un aspirador.

Si utilizamos una simple brocha para retirar el polvo que quede sobre la pared tras el proceso de lijado es recomendable no emplearla para pintar, porque pueden juntarse los dos productos con los que ha entrado en contacto, empeorando el resultado final al aparecer grano o arenilla sobre su superficie.

Las grietas precisamente suelen producirse por no haber lijado previamente la pared para retirar la antigua pintura. La solución a este problema es sencilla pero trabajosa: deberemos lijar la pared a conciencia para retirar la nueva capa de pintura y las partículas sueltas y repintar.

Las arrugas sobre la pared pueden salir cuando se aplica un exceso de pintura sobre ella. Si se trataba de ocultar imperfecciones una mejor opción hubiera consistido en rasear la pared o empapelarla con un papel grueso y con motivos decorativos en relieve. Las arrugas también pueden producirse si no ha respetado los tiempos de secado entre la primera y segunda mano de pintura. Si aprecia que la pared presenta rajas, desconchones o manchas de humedad será necesario repararla previamente para que la nueva capa de pintura se fije mejor.

También es posible que la capa de pintura haya quedado demasiado gruesa de forma no intencionada, sino simplemente porque no se ha escurrido el exceso de pintura de la brocha o rodillo o tal vez no se haya extendido bien.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones