Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Preparar un original cabecero para la cama

Una barra de cortina y unos cojines conforman una apuesta innovadora

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 julio de 2003

Cada vez son más las personas que huyen de la decoración tradicional en favor de las innovaciones y la creatividad que uno mismo pueda aportar al conjunto del ambiente. Pero, tal vez, el espacio de la casa al que más le está costando incluir novedades sea el dormitorio. En él se juega con la posibilidad de incluir mesillas asimétricas, bajar la altura de la cama y sobre todo se busca la variedad en los cabeceros.

En ocasiones, los tradicionales cabeceros han sido totalmente eliminados. En otras, sus dimensiones han sido reducidas notablemente. También hay una tendencia que vuelve a poner de moda la forja. No obstante, si a lo que a uno le gusta es huir de los convencionalismos y pretende ser original, a continuación se le ofrece una vistosa idea para elaborar su propio cabecero, totalmente único y personalizado.

La propuesta consiste en utilizar una barra de cortina y colgar de ella, uno, dos o tres grandes cojines que serán los que hagan de respaldo. Para proceder se debe escoger una barra de cortina, la cual bien puede ser de forja o de madera, pero conviene que se incluyan los remates de los extremos para que estéticamente sea más llamativa. En este sentido, hay que descartar remates con formas puntiagudas, y es aconsejable que la elección está más centrada en las formas redondeadas. Naturalmente, la barra de cortina deberá de tener las mismas dimensiones que la anchura de la cama, y los remates sobresaldrán ligeramente de dicha anchura.

Atornillando los soportes de la barra a una altura de unos 60 ó 70 centímetros de la cama puede ser suficiente. Pero para determinar exactamente la altura que más conviene se puede recurrir a al siguiente método: sentarse en la cama con la espalda pegada a la pared, marcar esa altura y añadir 5 ó 10 centímetros más. Esa será la altura a la que debe colocar la barra.

En función de la distancia que haya de la barra a la cama se deberá escoger el tamaño de los cojines que colgarán de la barra. Tanto si se elige colocar un único cojín o si se decide por instalar dos o más, es fundamental que cubran todo el ancho de la barra y la altura desde ésta hasta la cama. También conviene que el grosor del cojín nunca sea inferior a 5 centímetros para asegurar cierta comodidad en el respaldo.

Una vez confeccionado el cojín, tarea para la cual se puede recurrir a las manos expertas de un tapicero, bastará con colgarlo de la barra, utilizando los lazos o los botones, que han sido encargados o confeccionados por uno mismo con anterioridad.

Etiquetas:

cabecero cama dormir

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones