Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Revestir un estanque situado al nivel del suelo

Cómo cubrir el fondo con gomas o plásticos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 5 mayo de 2003
Las obras de albañilería pueden surgir tanto en la propia casa como en el exterior de la vivienda, sobre todo si se dispone de un terreno alrededor de la misma. Realizar pavimentaciones, levantar muros o construcciones propias de un jardín como barbacoas, pozos o estanques son algunas de las tareas más habituales.

En el caso que querer construir un estanque, primero ha de saberse que los estanques formales sirven tanto para suavizar las líneas arquitectónicas de un espacio, como para llamar la atención, y crear también un vínculo entre las distintas partes del jardín. Sí tras estudiar el terreno se dan cambios de nivel, éstos se puede aprovechar para introducir pequeñas cascadas, que producirán el mismo efecto que una serie de estanques escalonados y se convertirán, sin duda, en foco de atención.

En cuanto al revestimiento hoy se emplean varios tipos de goma butílica, plásticos y láminas de poliéster, que son casi indestructibles y muy flexibles. Para calcular la cantidad de revestimiento necesario un método sencillo consiste en sumar la longitud y la anchura del estanque, más el doble de su profundidad. Con el material comprado, bien sean láminas o goma butílica, puede empezarse por dejarlo al sol para que aumente su flexibilidad. Mientras, se debe comenzar a cavar hasta una profundidad mínima de medio metro dejando a su vez una pequeña pendiente en los bordes para evitar derrumbamientos.

Posteriormente se añade una capa de arena mojada y seguidamente se debe colocar algún forro protector. Es el momento de poner el revestimiento flexible procurando dejar excedente en todos los bordes, los cuales se mantendrán fijos con ladrillos o piedras. A continuación, se deberá llenar el estanque de agua con el fin de que vaya tomando la forma deseada, así se alisará el revestimiento para que no se formen bolsas y a la vez se han de ir retirando las piedras que hacían de sujeción.

Cuando casi se haya llenado, se recorta el sobrante de la goma butílica dejando solamente unos 12 centímetros de excedente. Con el fin de ocultar este sobrante del revestimiento, se utilizarán los bordes ornamentales cerca del agua.

Antes de colocar las plantas se deberá se deberá esperar al menos una semana.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones