Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Un galán en el que cambiarse y dejar nuestra ropa para el día siguiente

Podremos reconvertir una simple silla en un galán

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 3 mayo de 2007
Los galanes nos ayudan a tener disponible para el día siguiente la ropa que nos queramos poner de una forma cómoda y rápida, evitando que las prendas se arruguen. Asimismo aceleramos el proceso de vestirnos y desvestirnos, ya que no es necesario colgar la ropa de una percha y guardarla en el interior del armario.

En éste caso aparte de construir el galán se le ha colocado al mismo un trozo de metal del que colgar los pantalones debidamente doblados. Además el galán es en realidad el respaldo de una silla, en la que podemos sentarnos para poder poner o quitarnos la ropa cómodamente.

Podemos realizar el galán con una vieja silla de madera, si su respaldo es curvo y puede asentarse sobre él las hombreras de una camisa o chaqueta no será necesario modificarlo, y con añadir una pieza de metal de la que colgar el pantalón ya dispondríamos de un galán casero.

Es recomendable utilizar sillas de aspecto antiguo, al ser mucho más vistosas, y modificar su respaldo, sustituyéndolo por dos listones a los que podemos pegar la parte superior de una percha de madera, retirando el gancho de metal. De ésta forma el galán tendrá la forma precisa para evitar arrugar o dejar marcas en la ropa. La parte inferior de la percha, de la que se cuelgan los pantalones, puede emplearla colocándola entre los dos listones verticales, de forma que sirva de elemento de unión entre ambos y pueda colgar de ella sus pantalones.

Será necesario tratar de decorar su silla galán de un color acorde al resto de los muebles de la estancia. Si la silla es vieja es conveniente lijarla, para conseguir retirar su antigua pintura, comprobar si se encuentra deteriorada, solventando los posibles problemas con pasta de madera, y comprobar si la madera no ha sido atacada por plagas.

Una vez saneada aplicaremos a la madera una capa de tapaporos, una de imprimación y dos manos de la pintura o barniz elegido para decorarla. .

Etiquetas:

galán mueble ropa

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones