Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Una sencilla idea para proteger la madera clavada en la tierra

Si se quema la punta de la estaca o se le aplican varias capas de creosota aguantará mejor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 15 octubre de 2007
img_protegerl
Cuando se va a vallar un terreno, o a fabricar un columpio de madera para que jueguen los más pequeños de la casa, es necesario clavar parte de la madera directamente sobre la tierra. Esta estacas pueden verse afectadas por la humedad de la tierra.

Para evitar la degradación prematura de la madera, que con el paso del tiempo puede llegar a resquebrajarse, suelen colocarse las partes posteriores de las botellas de plástico o latas de metal, colocadas boca abajo, para evitar que la zona superior de las estacas con las que se delimita un terreno se pudra debido a las inclemencias climatológicas.

Una parte de las estacas que no se suele proteger es la que permanece enterrada en la tierra, lo que puede ser un error, ya que la humedad presente en la tierra también puede dañarlas.

Para evitar su prematuro deterioro podemos quemar ligeramente la superficie de la madera que vaya a quedar enterrada o aplicarle varias capas de un derivado del alquitrán denominado creosota.

La creosota es un compuesto químico obtenido tras la destilación del alquitrán procedente la combustión de carbones grasos como la hulla. Dependiendo del uso que quiera dársele a este material su composición puede ser diferente, incluso puede obtenerse a través de la combustión de madera de haya u otros tipos de maderas y del arbusto de creosota, del que toma el nombre.

Se emplea este producto porque tiene la propiedad de acabar con los agentes que deterioran la madera. Tenga en cuenta que es un producto nocivo para la salud, por tanto será necesario tener especial cuidado al utilizarlo y seguir las indicaciones indicadas en el envase por el fabricante.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones