Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El último borrador de la Ley de Prevención del Consumo de Alcohol suaviza los aspectos más polémicos

El Ejecutivo ha reducido las restricciones a la publicidad y alivia el régimen sancionador

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 mayo de 2002
La Comisión de Subsecretarios dio el visto bueno ayer al anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Alcohol, que será presentado mañana al Consejo de Ministros. Con respecto al primer borrador, concluido hace tres semanas, se matizan algunos de los aspectos más polémicos, como el régimen sancionador en lo que se refiere a infracciones leves e incumplimiento de la prohibición o limitación de publicidad, y se mantiene en toda su extensión la prohibición del consumo de alcohol a los menores de 18 años.

En primer lugar, el Gobierno ha sido receptivo a las demandas de los medios de comunicación y ha medido las restricciones a la publicidad de bebidas alcohólicas, tanto en prensa, como en radio y televisión, y diferencia claramente entre bebidas alcohólicas de graduación inferior a 20 grados y de graduación superior.

Dentro de las restricciones de horarios para emitir publicidad, concede una hora más (de 21 a 8 horas) y retira la limitación de publicidad que existía en un máximo del 15% de los espacios publicitarios en las radios. Eso sí, "no se podrá insertar publicidad de bebidas alcohólicas en programas de contenido pedagógico o de carácter informativo sobre temas de interés público".

Asimismo, en los casos de medios impresos, también se han retirado las limitaciones que impedían, por ejemplo, que se superase el 25% del espacio de una página. Sin embargo, mantiene la prohibición de "cualquier forma de publicidad, directa o indirecta, dirigida específicamente a menores de 18 años".

El vino ha estado presente en todo momento en las negociaciones llevadas a cabo por los distintos ministerios y desde Agricultura se habría conseguido que se produzca cierta protección. Tanto en las restricciones, como en las limitaciones de publicidad y el régimen sancionador se ha conseguido una distinción absoluta en bebidas alcohólicas de menos y más de veinte grados. De hecho, se permitirá la publicidad de bebidas de menos de 20 grados "en el interior o exterior de los transportes de uso público, públicos o privados, comprendiendo las estaciones de ferrocarril, suburbano o no, y de autobuses de viajeros, incluidos lugares autorizados de parada intermedia de los mismos, así como en puertos y aeropuertos".

Aunque el ministro del Interior, Mariano Rajoy, dijo en febrero que "no se puede sancionar a nadie administrativamente por consumir alcohol en la calle", sí existen sanciones pecunarias en la ley. Entre las infracciones leves por consumo, si el infractor tiene 16 o más años será castigado "con realización de trabajos de interés social en beneficio de la comunidad entre dos y seis fines de semana". En principio, el Gobierno pretendía que se cumpliesen un mínimo de cuatro fines de semana y un máximo de veinticuatro.

Otra de las pretensiones iniciales era que los hipermercados y grandes superficies habilitasen cajas registradoras específicas para el cobro de bebidas alcohólicas con el fin de evitar mediante este control la venta a menores de 18 años. Sin embargo, se ha desestimado la medida.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones