Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Ayudas para madres solteras

Entre las pocas ayudas económicas con las que cuentan las madres solteras figuran la deducción por maternidad o la prestación por hijo a cargo

Img placenta previa lp Imagen: Genpink

Conciliar la vida laboral y familiar resulta harto complicado en cualquier unidad familiar. Sin embargo, para las madres solteras, esta tarea adquiere proporciones hercúleas. El déficit de servicios comunitarios y políticas públicas de apoyo a estas mujeres se ha agravado a consecuencia de los profundos recortes sociales impuestos tras la crisis de deuda europea. La situación no ofrece visos de mejora, a pesar de que el Parlamento Europeo adoptó hace muy poco una resolución por la que urgía a los miembros de la UE a aumentar sus ayudas a las familias monoparentales.

Ayudas actuales a madres solteras

Apenas hay ayudas especiales para madres solteras, pero pueden beneficiarse de las previstas para las familias

Tras la supresión el 1 de enero de 2011 del conocido como cheque-bebé (una prestación de 2.500 euros por cada hijo nacido o adoptado), las ayudas con que cuentan las madres solteras se han reducido de forma notable.

Apenas hay ayudas específicas para madres solteras, pero pueden beneficiarse de las previstas para las familias, pese a que estas prestaciones son muy inferiores respecto a la media europea. Además, las diferencias cuantitativas y cualitativas de las prestaciones entre distintas comunidades suponen importantes desigualdades.

  • Deducción por maternidad

    Es una medida puesta en marcha en enero de 2003, a la que pueden acogerse las mujeres con hijos menores de tres años que trabajen por cuenta ajena o propia, que coticen a la Seguridad Social o Mutualidad y que convivan con los hijos. No hay un límite de ingresos para disfrutar de ella.

    Puede aplicarse en forma de deducción fiscal (se incluirá en la declaración de la renta y tendrá un importe máximo de 1.200 euros anuales por cada hijo) o bien como paga mensual (un ingreso de 100 euros mensuales por cada hijo) y es compatible con otras prestaciones estatales, autonómicas o locales.

    La solicitud se puede realizar por correo (modelo 140), por teléfono (901 200 345), en las propias administraciones de la Agencia Tributaria o por Internet.

  • Prestaciones familiares por hijo a cargo

    Consiste en una asignación económica que se reconoce por cada hijo a cargo del beneficiario, menor de 18 años o mayor afectado de una discapacidad en grado igual o superior al 65%, así como por los menores en acogimiento familiar, permanente o preadoptivo, siempre que no se supere el límite de ingresos establecido.

    La ayuda es de 291 euros anuales (24,25 euros mensuales), siempre y cuando los ingresos anuales del beneficiario no rebasen los 11.376,66 euros, más un 15% por cada hijo o menor acogido a cargo a partir del segundo. Cada hijo o menor acogido con una discapacidad igual o superior al 33% da derecho a una asignación de 1.000 euros anuales; si la discapacidad es igual o superior al 65%, la asignación será de 4.171,20 euros; y si es igual o superior al 75%, la asignación será de 6.256,80 euros anuales.

  • Prestación por nacimiento o adopción

    Es una ayuda a cargo de la Seguridad Social por nacimiento o adopción, que perciben las familias numerosas, las madres con una discapacidad igual o superior al 65% y las familias monoparentales, donde se encuadran las madres solteras.

    Persigue cubrir la situación de necesidad o exceso de gasto por la llegada del menor. Consiste en un pago único de 1.000 euros por cada nacimiento o adopción, aunque está supeditada a los ingresos familiares. Es compatible con la prestación por hijo a cargo y se solicita en el Instituto Nacional de la Seguridad Social de la localidad de residencia.

  • Prestación por maternidad

    Es el periodo de descanso por maternidad, adopción, acogimiento y tutela, legalmente establecido, al que tienen derecho las madres trabajadoras, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia.

    En 2011 la Seguridad Social destinó 1.824,1 millones de euros al pago de prestaciones económicas por maternidad, un 0,2% más que en 2010. La cuantía de la prestación por maternidad es equivalente al 100% de la base reguladora y se abona por el INSS durante las 16 semanas de permiso, ampliables en caso de parto múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo.

  • Ayudas de las administraciones locales y autonómicas

    Aparte de las ayudas estatales, las comunidades autónomas conceden subvenciones y deducciones fiscales propias para las familias, a las que pueden acogerse en muchos casos las madres solteras.

    En la web de la Agencia Tributaria pueden consultarse las deducciones específicas de cada región y sus distintos requisitos (por acogimiento, adopción internacional, gastos educativos...).

Las madres solteras en cifras

Las estadísticas muestran una continuada tendencia al alza de este modelo familiar, que ha sido golpeado con especial crudeza por la crisis económica. El 35,5% de los 485.252 niños nacidos en España durante el año 2010 eran hijos de madres no casadas, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un porcentaje que, en 1981, apenas ascendía al 4,4% y, en el año 2000, era del 16,6%.

Tanto en España como en Europa, las familias monoparentales están compuestas en más de un 85% por mujeres. Con un incremento exponencial en el número de madres solteras y puesto que el sueldo de las mujeres europeas es, por término medio y según datos de la OCDE, un 20% menor que el de los hombres (un 22% en España), la necesidad de iniciativas de apoyo a este grupo se revela imprescindible.

Derechos de las trabajadoras embarazadas

Las madres trabajadoras cuentan con una serie de derechos y garantías, sobre todo durante el embarazo. El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 52 D, considera la maternidad como no computable a efectos de despido objetivo. También se reconoce el permiso de lactancia, sin que por su solicitud o uso se pueda despedir a la mujer o su salario resulte afectado.

Además, se tienen otros derechos laborales durante el embarazo, como el de excedencia, el derecho a la suspensión de contrato por riesgo laboral o la reducción de jornada laboral.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones