Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La inscripción de un nacimiento en el Registro Civil

El registro es importante porque garantiza la protección jurídica a las personas que se inscriben

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 agosto de 2005
img_registro_p

Registrar un nacimiento, además de obligatorio, conlleva una serie de ventajas al implicar el reconocimiento de la personalidad jurídica del individuo y su capacidad para obrar, que será más amplia conforme pasen los años. Este reconocimiento garantiza que terceras personas no puedan quebrantar la seguridad jurídica de quien se inscribe. A la hora de efectuar el registro de un nacimiento, es necesario presentar una serie de documentación y conviene tener en cuenta que el nombre que los progenitores imponen a su hijo o hija está sujeto a las reglas previstas en los artículos 54 de la Ley del Registro Civil y el 192 del Reglamento del Registro Civil. Estos preceptos regulan, entre otros, nombres que puedan perjudicar a la persona (Caín), diminutivos coloquiales (Nacho) o vocablos abstractos o de fantasía (Mariposa).

La importancia de registrar un nacimiento

El Registro Civil da fe de los hechos que están inscritos por ley en él. Estos son: el estado civil de las personas, el nacimiento, el nombre y los apellidos, el matrimonio, la defunción, las indicaciones del régimen económico-matrimonial, la nacionalidad y la vecindad.

Francisco Lledó, catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Deusto, señala la importancia de inscribir un nacimiento en el Registro Civil: “Es la manera de reconocer la personalidad jurídica, la capacidad de obrar de las personas y los derechos que pueden empezar a ejercer a partir de ese momento, aunque hasta no alcanzar la mayoría de edad la capacidad de obrar la tienen sus tutores”. En palabras de Lledó, la inscripción pretende “dejar constancia del estado civil de las personas desde que nacen hasta que mueren”, objetivo importante porque garantiza la seguridad y la protección jurídica frente a terceros.

Ejemplos prácticos de la importancia de inscribir un nacimiento son la posibilidad de celebrar contratos como el matrimonio, una vez cumplidos los dieciocho años.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones