Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Arturo Cervera, cofundador de Comunitae.com

El concepto de préstamos entre personas funciona y es fiable

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 julio de 2009

Con los tipos de interés de los préstamos personales rondando el 14%, muchos particulares se hacen en estos momentos la misma pregunta: ¿dónde encontraría yo a alguien que me prestara dinero? Las dificultades para conseguir un crédito a las que se enfrentan nuevas familias están llevando a muchos particulares a buscar soluciones alternativas a las convencionales. De forma privada, cualquiera puede formalizar un préstamo entre familiares. Pero lo más original e innovador es conseguir financiación de un particular desconocido, con tipos de interés más bajos respecto a los que aplican bancos y cajas de ahorros. Esto es, precisamente, lo que ofrece Comunitae, un nuevo portal de Internet que ha comenzado a funcionar a principios del mes de julio. Su cofundador y director general, Arturo Cervera, asegura que conectar a personas que necesitan dinero con otras que pueden prestarlo es una práctica que puede tener éxito en España. El objetivo es que gane tanto el prestatario, que pagará un tipo de interés más ventajoso al que le ofrece un banco (rondará el 9%), como el prestamista, que rentabilizará su dinero más que con un depósito. El prestatario debe superar filtros de riesgo tan rigurosos como los de cualquier entidad financiera.

¿Cómo funciona este portal?

Los usuarios solicitan financiación, indicando el importe y el tipo de interés máximo que están dispuestos a pagar. Otros usuarios deciden participar en ese préstamo a través de un mecanismo de subasta. El resultado es que cada préstamo es financiado por varios usuarios, siempre por debajo del tipo de interés máximo que está dispuesto a pagar el solicitante. Desde el punto de vista de quien presta su dinero, el resultado es que este dinero se reparte entre un conjunto de prestatarios previamente admitidos y clasificados mediante un proceso de admisión crediticia, idéntico al que pudiera efectuar cualquier entidad financiera.

El proyecto se ponía en marcha en junio, ¿han cerrado ya alguna operación? ¿cuántos interesados u operaciones tinen en marcha?

El proyecto nació hace dos años, iniciamos su desarrollo hace un año, y ya estamos operativos. Alguna cifras iniciales muestras gran aceptación del modelo: 2.500 interesados en el proyecto, 3.700 usuarios, 450 de los cuales está dispuesto a prestar su dinero (han enviado ya 250.000 euros para prestar), 1.600 solicitudes de préstamo y 40 subastas activas en las que se han registrado 650 pujas

¿Cómo surgió la idea de crear Comunitae?

Nuestra experiencia profesional previa nos obligaba a observar muy de cerca la evolución de la industria financiera en lo que a distribución y nuevos canales se refiere. Prestábamos especial atención a los avances en Internet, y los nuevos modelos de relación que han ido surgiendo en la red tanto en el sector financiero como en el doméstico, en general. En esta observación, el modelo de préstamos entre particulares llamó nuestra atención por su lógica financiera y por lo que de innovación supone aplicar el modelo de comunidad a una actividad como la financiación.

¿Por qué han decidido montar este negocio en plena crisis? ¿Cree que se pueden beneficiar de la política restrictiva en la concesión de préstamos que aplican los bancos?

La decisión de ponerlo en marcha se tomó hace dos años, cuando no estaba claro que la intensidad y duración de la crisis fuera la que está siendo. No cabe duda de que el «atasco» crediticio de nuestro sistema financiero, y el incremento de la diferencia de tipo de interés entre lo ofertado por los depósitos y lo cobrado por los préstamos, nos beneficia.

El tipo de interés se fija mediante un mecanismo de subasta a la baja, en el que el máximo es fijado por el prestatario

¿Quién puede estar interesado en prestar en estos momentos?

La media de rentabilidad sostenida que están dando plataformas como la nuestra en otros países europeos oscila entre el 5% y el 7%, unos tipos atractivos si consideramos que la oferta de depósitos a plazo actual no alcanza el 2%. Con estos argumentos, y con un perfil de uso de Internet avanzado, llegamos a la conclusión de que hay un buen número de potenciales usuarios.

¿Cómo se decide el tipo de interés al que se formalizan los préstamos entre personas?

El tipo de interés se fija mediante un mecanismo de subasta a la baja, (similar al que realiza el Banco de España cuando subasta sus emisiones), en el que el máximo lo fija el prestatario. A partir de ese máximo, quienes prestan su dinero son los que deciden financiar dicho préstamo, siempre por debajo de ese tipo.

¿En estos momentos, qué tipo de interés recomiendan fijar en los préstamos que intermedian?

Se pueden solicitar préstamos a dos y cuatro años, entre 3.000 y 15.000 euros. Todos los préstamos se clasifican en tres niveles de solvencia. El tipo de interés recomendado, para dos años y solvencia A (el mejor nivel), es del 7%; para cuatro años y solvencia nivel C, recomendamos un 12%. En cualquier caso, el tipo final se establece a través del sistema de subastas, en función de la oferta y la demanda.

¿A qué tipo de interés medio estima que se concederán los préstamos?

Entre el 7% y el 14%, aunque estimamos que el medio se sitúe en torno a un 9%.

El que presta ¿cómo puede tener la garantía absoluta de que le devolverán su dinero más los intereses correspondientes?

Ofrecemos la posibilidad a los usuarios de comportarse como pequeños banqueros, desde un importe tan bajo como 25 euros. Es decir, trasladamos al usuario que quiere prestar su dinero la decisión de prestárselo a quien desee, entre una serie de solicitudes previamente filtradas y clasificadas. Además, forzamos a quien presta su dinero a repartirlo entre varias solicitudes, de forma que su exposición a una sola solicitud esté por debajo del 2%.

Pero no se garantiza en ningún caso el buen fin de las operaciones. Se intermedia entre particulares, facilitando el proceso de evaluación y clasificación de los solicitantes de financiación, pero el riesgo de impago se traslada directamente al usuario que presta su dinero. También contamos con la colaboración de una agencia de recobro especializada que se encarga de recuperar los impagos que puedan producirse.

¿Cómo se evalúa la solvencia de quienes piden préstamos?

La evaluación de una solicitud de préstamo se hace en dos fases. En la primera, se clasifican todos los solicitantes; además, se consulta la base de datos de impagados de ASNEF. Las personas que superan este primer filtro pueden dar de alta la subasta y en este momento es cuando se les requiere la documentación habitual (nóminas, IRPF, etc.) para verificarla de acuerdo con los datos que informaron en su solicitud y comprobar su capacidad de pago, ratio de endeudamiento y estabilidad laboral. Una vez que se verifica que la documentación es correcta, el expediente se aprueba y si se cubre la subasta, se formalizaría. De lo contrario, si se detecta cualquier anomalía que implique un riesgo de pago, se cancela la subasta.

Si se detecta cualquier anomalía que implique un riesgo de pago por parte del solicitante, se cancela la subasta

Ustedes actúan como intermediarios para formalizar préstamos entre familiares o entre particulares desconocidos. ¿Cómo se hace en el primer caso?

De forma muy sencilla: prestamista y prestatario fijan las condiciones de precio, plazo e importe del préstamo. Nosotros gestionamos la formalización del préstamo y, tras la confirmación por parte del prestatario de la recepción de los fondos, cobramos cada mes la cuota al prestatario y se le abona al prestamista. Aportamos, en definitiva, concreción y administración a un proceso que suele ser muy informal, con los problemas posteriores de recobro, fijación del precio, del plazo, etc.

¿Cree que con la crisis está creciendo el número de préstamos concedidos entre familiares?

No tenemos datos sobre esta actividad que es, al fin y al cabo, muy «familiar», pero intuimos que apelar a los conocidos para obtener liquidez es una práctica en aumento.

Y los préstamos entre particulares desconocidos, ¿qué requisitos deben cumplir?

Los préstamos entre desconocidos se fijan por un importe de entre 3.000 y 15.000 euros, a dos o cuatro años de plazo. Y, como comenté antes, el futuro prestatario debe pasar nuestros filtros de riesgo, que son tan rigurosos como los de cualquier entidad financiera.

¿Qué comisión cobran por actuar como intermediario?

Cobramos una comisión de apertura de un 1,5% al prestatario, y un 1% anual en concepto de comisión de administración a quien presta el dinero.

Este modelo no debe su existencia a la crisis, aunque ésta ha creado un entorno en el que llama más la atención, y lo hace más competitivo

¿Cuáles son sus previsiones para este año y el próximo?

Nuestro principal objetivo es demostrar que el concepto de préstamos entre personas, tal y como lo hemos desarrollado, funciona, es fiable y traslada su eficiencia a unas mejores condiciones, tanto para prestatarios como para prestamistas. Un segundo objetivo es seguir evolucionando el servicio y trabajar en que éste sea más cómodo y más social.

El volumen que alcancemos durante los primeros años de funcionamiento es un objetivo de tercer nivel. No obstante, estimamos que intermediaríamos más de 3.000 operaciones, en torno a 15 millones de euros.

Cuando cese la crisis y la situación se normalice y sea más fácil acceder a un crédito por la vía tradicional ¿qué harán para resultar una opción interesante?

El modelo p2p para la financiación entre particulares no debe su existencia a la crisis, aunque ésta haya creado un entorno en el que este modelo llame más la atención y las condiciones financieras actuales de los productos de ahorro y financiación nos hagan más competitivos. Creemos que la principal aportación del modelo es un cambio en el modo de relación que cada vez más clientes están dispuestos a adoptar. Y esto es una tendencia de la que un servicio, en sí mismo más eficiente, puede aprovecharse, con crisis o sin ella.

¿Cómo funciona el concepto de préstamos entre personas en otros países?

Tenemos como referencias otras plataformas con las que coincidimos en muchos puntos. Empresas que funcionan en EE.UU, el Reino Unido, o Alemania son algunos de nuestros referentes. Los pioneros, hace cerca de cuatro años, fueron los británicos. Están funcionando muy bien. En Alemania y Reino Unido las cifras mensuales que intermedian rondan los 4 millones de euros.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones