Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Conseguir liquidez para llegar a fin de mes

Las entidades bancarias brindan financiación a las familias con condiciones poco exigentes, aunque las comisiones encarecen los créditos

Las entidades bancarias han confeccionado líneas de financiación menos exigentes cuyo importe apenas supera los 5.000 euros y que se pueden amortizar en poco tiempo. Sin embargo, algunas propuestas contemplan una serie de comisiones que encarecen el producto, como las de apertura o cancelación anticipada, con una tasa de entre el 0,5% y el 1%. En el siguiente se detallan algunas ofertas de bancos y cajas de ahorro para solucionar de forma puntual la falta de liquidez de las familias.

Soluciones a la falta de liquidez

Imagen: Pierre Amerlynck
Inmersos en una crisis que nunca parece tocar fondo, cada vez es mayor el número de quienes desean dotarse de liquidez para intentar solucionar sus problemas de caja doméstica y necesitan anticipos para afrontar distintas situaciones. No consiste en acudir a los préstamos tradicionales, sino encaminarse hacia líneas de financiación menos habituales con las que afrontar los gastos diarios.

Hoy miles de familias precisan un pequeño adelanto para llegar a fin de mes o afrontar un gasto inesperado que ha surgido en su entorno familiar... Son diversas las situaciones en las que se requiere un cierto grado de liquidez y numerosas las personas que no la tienen y recurren a pedir una ayuda a su banco o caja de ahorros a través de un producto que no le genere un endeudamiento excesivo.

Cada vez es mayor el número de quienes desean dotarse de liquidez para intentar solucionar sus problemas de caja doméstica

Es posible acceder a créditos que rebajan en un 10% los intereses. Son productos cuyo importe, por lo general, no supera los 5.000 euros y que se pueden amortizar en poco tiempo. Pero algunos aplican comisiones que encarecen el producto, como por ejemplo, las de apertura o cancelación anticipada, con una tasa de entre el 0,5% y el 1%.

No faltan tampoco las propuestas bonificadas en función del grado de vinculación con la entidad financiera. Se trata, en definitiva, de buscar soluciones puntuales a la falta de liquidez desencadenada como consecuencia de pagos inesperados, una excesiva carga en los impuestos, etc.

Ofertas concretas para obtener efectivo

Una de las propuestas más contundentes es la que ha generado el Banco Sabadell, que incorpora a sus productos la Línea Expansión, un préstamo de hasta 5.000 euros en la cuenta Expansión. Sus titulares pueden retirar la cantidad de dinero que necesiten, tantas veces como sea necesario, sin pagar comisiones. Su mecánica consiste en transferir la suma solicitada a la cuenta Expansión del cliente y el usuario decide el plazo en el que quiere devolverlo en el momento de hacer la disposición.

Caja Laboral propone para los particulares que necesitan de una liquidez inmediata de otra fórmula diferente: el adelanto de la nómina. A través de Credinómina, un préstamo doméstico en condiciones preferentes, se concede un importe de hasta 12 nóminas para devolver hasta en siete años.

BBVA, por su parte, reintegra a sus clientes el 10% de los intereses pagados para aliviar las cuotas mensuales. Se pagan las asignaciones mes a mes y, una vez al año, recompensan su confianza abonando parte de los intereses pagados.

Préstamos en condiciones preferentes, adelantos de nómina o devolución de intereses son algunas fórmulas de financiación

El Crédito bonificado a tipo fijo de Ibercaja es un producto destinado a financiar la adquisición de bienes de consumo y otras necesidades familiares. El precio final depende de sus solicitantes, a los que se les permite reducir la cuota mensual: a través de la domiciliación de su nómina y un mínimo de tres recibos; con aportaciones a su plan de pensiones o a su plan de ahorro; por el uso de sus tarjetas al realizar sus compras; o siendo titular de un préstamo destinado a vivienda o disponiendo de una determinada cantidad de ahorro. Se puede pedir para importes desde 6.000 euros, con un plazo devolución que alcanza siete años.

Bajo las mismas premisas Cajamar presenta a sus clientes los Préstamos bonificados por domiciliaciones, dirigido a personas que tengan domiciliada su nómina, pensión o el recibo de pago a la Seguridad Social en el caso de los trabajadores autónomos. Tiene un importe máximo de hasta 60.000 euros, con un periodo de amortización de siete años. Los tipos de interés que aplica son fijos o en forma variable que se pueden revisar cada año. La peor cara de este producto es que cuenta con comisiones de apertura y amortización anticipada que lo encarecen un poco.

Para los casos en los que se necesitan pequeños importes para afrontar los gastos del hogar, se puede contratar el crédito denominado Miniconsumo que ha elaborado ibanesto. Concede entre 600 y 3.000 euros, con un plazo límite para amortizarlo de 12 meses, en el que se aplica un tipo de interés del 9% y con una comisión de apertura del 1,5%.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones