Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Declaración de la Renta de 2018: ¿cómo descargar el borrador?

Podemos acceder al borrador con DNI electrónico, número de referencia o cl@ve PIN

Mañana 2 de abril se abre el plazo para presentar la Declaración de la Renta del ejercicio fiscal de 2018. La campaña, que se extenderá hasta el próximo 1 de julio, obligará a casi 20 millones de contribuyentes a rendir cuentas con Hacienda. La forma más fácil de atender nuestras obligaciones fiscales con la Agencia Tributaria (AEAT) es mediante el borrador del IRPF: basta con descargarlo, revisar que todos los datos sean correctos, introducir los que falten y entregarlo. Unos pocos clics y listo. Incluso ahora se puede presentar el borrador a través de una app. Pero ¿cómo accedemos a él? En las siguientes líneas lo explicamos.

Podemos desplazarnos a una oficina de la Agencia Tributaria previa cita para confeccionar y presentar la Declaración de la Renta de 2018 a partir del 14 de mayo, pero si queremos consultar el borrador por Internet, tenemos tres opciones, tal y como se recoge en la 'Guía práctica de la declaración de la renta 2018' elaborada por HelpMyCash: nos identificamos con un certificado digital o un DNI electrónico; accedemos mediante el sistema Cl@ve PIN, en el que nos tendremos que haber registrado con anterioridad; o pedimos un número de referencia (la opción más sencilla).

1. Solicitar un número de referencia

Este sistema nos permite consultar el borrador por Internet en cuestión de segundos. Basta con que pidamos un número de referencia rellenando un breve cuestionario (algo que puede hacerse a través del portal de la Renta 2018 o de la app de la Agencia Tributaria en iOS o Android), anotemos el código que nos proporcione la Administración y accedamos al borrador identificándonos con ese número. Parece fácil, pero para algunos este sistema se convierte cada año en una pesadilla y en esta ocasión la culpable será la casilla 475.

Cada año la AEAT solicita junto con el DNI el valor de una casilla de la Declaración de la Renta del año anterior para identificar la identidad del contribuyente y darle su número de referencia. En la campaña de este año es la casilla 475 de la Renta de 2017 (la que se presentó en 2018) que hace referencia a la base liquidable general sometida a gravamen. Si el año pasado presentamos la Declaración, necesitaremos este número para conseguir el código que nos permitirá acceder al borrador de la Renta de 2018. Así que tocará: o bien acercarse a una oficina de la AEAT para pedirlo (se debe solicitar cita previa) o bien rescatarlo de la Declaración del año anterior (también podemos encontrar ese número en los datos fiscales que la Agencia Tributaria nos haya podido mandar a casa por correo).

Si somos incapaces de encontrar el valor de la casilla 475 y no queremos desplazarnos, no tendremos más remedio que ignorar este método y optar por uno de los otros dos que ofrece Hacienda para descargar el borrador de forma telemática.

¿Y si no presenté la Declaración el año pasado? Los contribuyentes que el año pasado no declarasen el IRPF están de suerte. En el momento de solicitar el número de referencia, la Agencia Tributaria les preguntará si el año pasado presentaron su Declaración. Si la respuesta es no, en lugar de introducir el valor de la casilla 475, deberán teclear las últimas cinco cifras del IBAN de una cuenta corriente a su nombre (la cuenta debía estar operativa en 2018). Asimismo, si el valor de la casilla 475 de la Renta de 2017 era igual a cero, también se pide esta información.

Imagen: Bru-nO

2. Usar el sistema Cl@ve PIN

El servicio Cl@ve PIN no solo permite acceder al borrador de la Renta, sino también realizar otros trámites de manera remota en la Administración. Este sistema combina una contraseña generada por el usuario con un pin temporal que genera la Administración y que se manda por SMS al móvil del contribuyente.

Si queremos acceder al borrador de la Renta con este sistema, solo tendremos que seleccionar este método de identificación y solicitar un nuevo pin (cada pin se debe usar en un máximo de 10 minutos).

Aunque este método resulta cómodo y es idóneo para quienes no quieren acudir a una oficina de la AEAT, que no tienen certificado digital y que desconocen cuál era la cifra de la casilla 475, tiene un inconveniente: es necesario registrarse antes en el sistema. El problema es que, salvo que se vaya de forma presencial a una oficina acreditada o, una vez más, se disponga de DNI electrónico, el registro puede demorarse bastantes días.

Primero se tendrá que solicitar una carta de invitación (se puede hacer a través de la sede electrónica de la AEAT) que nos remitirán a nuestro domicilio y en la que se incluirá un código seguro de verificación. Hasta que no llegue la carta, no podremos terminar el registro y, por tanto, no tendremos acceso al borrador.

3. Utilizar un certificado digital

Si disponemos de DNI electrónico o un certificado digital, entonces podemos olvidarnos de los métodos anteriores. Solo tendremos que acceder al portal de la Renta 2018 y, al pinchar sobre el servicio de tramitación del borrador, escoger la identificación vía certificado electrónico.

Un certificado digital no es más que una forma de identificar la identidad de alguien por Internet y que permite al contribuyente realizar gestiones a distancia, entre ellas, la consulta del borrador de la Renta. La Agencia Tributaria admite como firma digital el DNI electrónico o los certificados electrónicos emitidos por los proveedores autorizados por el Ministerio de Industria. Un ejemplo es el que entrega la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

Etiquetas:

renta 2018

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto