Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El clima también cotiza

Se multiplican las inversiones dependientes de las fluctuaciones de la lluvia o el viento, que arrojan rentabilidades superiores al 100%

Img saludtierra listado Imagen: sanja gjenero

Las inversiones vinculadas al clima han tomado un gran impulso en España, en donde se comercializan más de 15 fondos inversores de empresas que desarrollan energías alternativas. Sus resultados han arrojado rentabilidades superiores al 100% en los últimos tres años, y aunque no se descarta la amenaza de un “boom” especulativo, el abanico de inversiones climáticas continúa explorando nuevos productos. Los bonos de conciencia climática -lanzados este año en el mercado español- y los “futuros climáticos”, compromisos financieros similares a los “futuros de cambio” pero cuyos resultados dependen directamente de las fluctuaciones del viento, la nieve y los niveles de precipitaciones en determinadas regiones, son algunas de las opciones actuales y futuras para los inversores con conciencia medioambiental.

Auge del sector

/imgs/2007/10/saludtierra.listado.jpg

La urgencia por cumplir el tan mentado Protocolo de Kyoto ha propiciado un buen clima para algunos productos financieros. El impulso fiscal otorgado a las empresas que producen energías renovables -aunque considerado “tibio” por las organizaciones ecologistas como respuesta a la grave situación medioambiental que vive el planeta-, ha subido su cotización en bolsa, y esto ha tenido como consecuencia la consolidación de fondos de inversión que apuestan por ellas con buenas rentabilidades y prospección de futuro.

Analistas del sector, no obstante, han advertido en el último tiempo que las valoraciones de algunos productos son “exageradas”, debido a que las inversiones relacionadas con energías renovables se han puesto de moda. Pero las inversiones climáticas no se limitan al comportamiento de estas empresas “limpias” en el parqué. La oferta incluye bonos y emisiones de CO2, y prevé el desarrollo de nuevos productos de inminente aparición, más sofisticados y aún en desarrollo en España.


Los bonos de conciencia climática garantizan a los compradores un reembolso mínimo del 105% en cinco años

Una opción financiera relacionada con el clima para invertir en renta fija son los bonos de conciencia climática, un producto dirigido tanto al pequeño inversor como a las empresas, que garantiza a los compradores un reembolso mínimo de 105% al momento de su vencimiento en cinco años. Estos bonos son uno de los indicadores del auge de las inversiones climáticas, ya que compran derechos de emisión de CO2, cuotas que las empresas necesitan para realizar su actividad productiva dentro de un total máximo de emisión permitido. Así, según sus promotores, el atractivo de los bonos es que permiten a quienes los adquieren reducir la capacidad de emisión de gases de efecto invernadero interviniendo en los derechos disponibles en el mercado. A su vez, es el primero de su tipo que ofrece destinar el 100% del producto de la venta sólo a proyectos futuros en los campos de las energías renovables y la eficiencia energética, apoyando así la protección del clima.

La Bolsa española de Derechos de Emisión de Dióxido de Carbono, ofrece un sistema electrónico de negociación de derechos de emisión de CO2 que facilita a las empresas comercializar en un mercado común los excedentes o déficit para cumplir las exigencias del Protocolo de Kyoto, en el que están implicadas más de 1.000 empresas españolas y 12.000 europeas. De esta manera, si una empresa excede el límite permitido de emisiones puede adquirir más en la bolsa, o vender lo que no haya empleado. En 2006, este mercado alcanzó un volumen de negociación de 15.000 millones de euros, cifra que multiplica por tres la registrada un año antes y que confirma el auge del sector.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Futuros climáticos »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones