Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Inversiones alternativas

La inversión en bienes tangibles, como obras de arte o monedas, está en auge porque ofrece buenas revalorizaciones a largo plazo, pero es una inversión arriesgada si no se conocen las reglas

Más allá de la Bolsa, los fondos de inversión, los depósitos bancarios o los planes de pensiones hay otras muchas opciones de inversión a las que cada vez se les presta más atención en España. Son las denominadas inversiones alternativas, que incluyen la inversión en obras de arte, joyas, sellos, placas solares, vino, árboles o incluso fotografías digitales o vídeos. Todos estos objetos, que alimentan grandes mercados de coleccionismo en todo el mundo, han adquirido una notable importancia en los últimos años en España como opciones de inversión a largo plazo. Según un informe de Merril Lynch sobre la Riqueza en el Mundo en 2006, el porcentaje de activos que los particulares con patrimonios elevados destinan a las inversiones alternativas alcanzó el año pasado el 15 % del total, frente al 5 % de hace una década. Por lo general, este tipo de inversiones resultan rentables a largo plazo. No obstante, una de las principales peculiaridades que deben conocer los inversores es que algunas de las empresas que promocionan estas inversiones no están reguladas por el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores o el Ministerio de Economía, como sí ocurre con las inversiones financieras mencionadas anteriormente. Por lo tanto, antes de acometer una inversión de este tipo conviene tener referencias de la empresa que la ofrece y sus previsiones de rentabilidad. Además, es importante afrontar este tipo de inversiones con un horizonte temporal de largo plazo. Otro de los riesgos a tener en cuenta es que no son activos tan líquidos como los financieros, de forma que su venta se puede complicar y alargar.

¿Qué son las inversiones alternativas?

/imgs/2007/04/arte.jpg

Con los fuertes desarrollos tecnológicos, el concepto de inversiones alternativas se ha hecho muy amplio. Por un lado, se puede hablar de inversiones alternativas sobre activos intangibles, como el sol o el aire, que se están potenciando con el avance de la técnica en los últimos años. Por otro lado, cabe distinguir las inversiones alternativas tradicionales, que incluyen todos aquellos activos susceptibles de coleccionar y que, con el paso el tiempo, pueden alcanzar altas revalorizaciones. Son los denominados bienes tangibles. En este ámbito se incluyen las obras de arte, monedas, sellos, libros, antiguos, grabados, joyas… “Desde siempre, estos objetos han significado riqueza. Además de su valor económico, su valor estético permite su revalorización a lo largo del tiempo”, comentan desde la Asociación Nacional de Empresarios de Filatelia de España.

Dentro de este segundo segmento, conviene diferenciar las dos posibles formas de invertir en bienes tangibles:

  • La forma más sencilla y tradicional es la más recurrente por todos los que no sólo buscan un disfrute económico, sino también estético. Es decir, son inversores de bienes tangibles todos los coleccionistas de obras de arte, sellos, joyas… En principio, se plantean la compra de este tipo de bienes como disfrute personal. No obstante, con el paso del tiempo, los activos bien elegidos se van revalorizando, por lo que, en caso de venderlos, sus dueños obtendrían importantes plusvalías. Para entrar en este mercado, basta con acercarse a las empresas especializadas en la venta de estos bienes.
  • En segundo lugar, hay que diferenciar a las empresas especializadas en la inversión en estos bienes que desde hace unas décadas comenzaron a surgir en el mercado. Este tipo de empresas venden activos tangibles pero, además, se comprometen a ‘recomprarlos’ pasado un determinado periodo de tiempo, ofreciendo a cambio rentabilidades interesantes, que suelen venir expresadas en los contratos de compra-venta.

    En este ámbito se encuentran empresas como las que recientemente presentaron suspensión de pagos, Afinsa y Fórum Filatélico, y otras como Arte y Naturaleza, Ecobosques, Bosques Naturales… Su principal problema es que ofrecen productos de ‘inversión’ sin estar reguladas por ningún organismo competente, con lo que no existe un respaldo para el inversor que confirme cuál es la solvencia de la compañía. Conocidos los últimos escándalos de Afinsa y Fórum, este tipo de empresas han perdido prestigio, de ahí que los verdaderos aficionados a la inversión en cualquier tipo de bien tangible recomienden acercarse a las sociedades especializadas, que permiten la adquisición de estos activos, aunque no ofrezcan ningún compromiso de revalorización futura.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones