Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Javier Riaño, analista y gestor de fondos en Bolsa

La bolsa española subirá un 10% en 2008

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 13 noviembre de 2007
Con la bolsa española en máximos históricos muchos inversores se preguntan si el tirón va a durar mucho más o si es el momento de recoger sus ganancias y buscar nuevas fórmulas de inversión. No hay que olvidar que en nuestro país el número de pequeños y medianos accionistas supera los tres millones y que en septiembre de este año casi ocho millones y medio de personas habían contratado un plan de pensiones, con un alto porcentaje de acciones a invertir en bolsa. En este contexto Javier Riaño Sierra, analista financiero y gestor de fondos de Consulnor, un grupo de empresas de servicios de inversión fundado en 1972 y con sede en Bilbao, mantiene una visión positiva sobre las bolsas a medio plazo. Riaño ha aprendido en su trayectoria profesional que la bolsa es atractiva sobre todo para inversores que puedan plantearse mantener su dinero a medio plazo.

¿Cómo definiría el contexto económico y bursátil actual?

El crecimiento global se mantiene firme a pesar de la desaceleración americana y de las turbulencias en los mercados financieros. Europa conserva un ritmo de crecimiento sólido y los países emergentes persisten en un proceso de auge económico. El fuerte impulso de la demanda desde estas regiones está provocando el alza del precio de las materias primas. En España, se ha confirmado la anunciada desaceleración con origen en la construcción y secuelas en el consumo. No obstante, se prevé un aterrizaje suave gracias a una mayor pujanza inversora. Los bancos centrales han cambiado su mensaje y creemos que en los próximos meses se preocuparán más por la estabilidad económica que por la inflación.

¿Es buen momento para invertir en bolsa?

Mantenemos una visión positiva sobre la evolución de las bolsas a medio plazo, aunque a corto plazo defendemos un enfoque conservador por la incertidumbre sobre el grado de exposición de los bancos y la probable rebaja adicional de expectativas de beneficios en los sectores afectados.

«Mantenemos una visión positiva sobre la evolución de las bolsas a medio plazo»

¿Cuáles son sus previsiones para la Bolsa española de aquí a final de año?

Nuestra previsión a principios de año era obtener una rentabilidad aproximada del 12%. A tenor de los recientes acontecimientos y su posible impacto sobre el crecimiento de la economía y de los beneficios, nuestra estimación se ha relajado hasta un 10%.

La incertidumbre que se vive en el mercado bancario internacional ante el endurecimiento del crédito derivado de la crisis subprime, ¿hace recomendable invertir en bancos españoles cotizados?

Tras la reciente crisis de confianza originada por las incertidumbres referentes a los mercados de crédito y el impacto real del segmento de hipotecas subprime o de alto riesgo (concedidas a personas ya muy endeudadas y sin avales), el sector bancario ha visto reducidos sus ratios de valoración, aunque hay ciertas señales de mejora en el mercado interbancario. No obstante, un número importante de bancos ha revisado sus previsiones de resultados a la baja. A pesar del mensaje tranquilizador que dieron para el próximo trimestre, creemos que es demasiado temprano para prever resultados más normalizados. Por áreas de negocio, en el contexto actual consideramos arriesgada la situación de los bancos con un peso significativo en ingresos relacionados con los mercados de capitales. La crisis de liquidez favorecerá a aquellas firmas con una sólida división de banca comercial al acceder a una fuente barata de financiación. Aunque las valoraciones del sector podrían invitar a tomar posiciones, las incertidumbres son elevadas y por el momento seguimos recomendando adoptar una postura cautelosa.

Ante la desaceleración inmobiliaria a la que asiste España ¿recomendaría invertir en valores inmobiliarios?

A pesar de ser el sector más castigado en los últimos meses, las valoraciones de las que partían eran demasiado elevadas. En parte habían subido mucho por las continuas fusiones y adquisiciones que se estaban produciendo en España dentro del sector. No nos parece que el actual entorno de desaceleración y de dificultad de acceso al crédito sea el más apropiado para invertir en inmobiliarias, de hecho, a nivel nacional es uno de los sectores que menos nos gustan.

Entonces, ¿en estos momentos es más recomendable que invierta mis ahorros en bolsa que en el mercado inmobiliario?

En el actual contexto macroeconómico descrito parece claro que nos decantamos por la inversión en bolsa aunque lógicamente esto es una generalización. Dentro del mercado inmobiliario puede encontrar excelentes oportunidades a pesar de lo dicho, al igual que en la bolsa habrá compañías que tengan un mal comportamiento.

¿Qué hará la bolsa española en 2008? ¿Se mantendrá la tendencia alcista?

Prevemos un crecimiento moderado como consecuencia de la desaceleración del crecimiento mundial. Aun así esperamos un año 2008 rentabilidades positivas del 10%.

¿Mejor invertir en la bolsa española o en otros mercados europeos?

«Nos mantenemos poco entusiastas respecto al recorrido de la bolsa española por el importante peso de inmobiliarias y bancos»

Con una economía razonablemente fuerte, la crisis de liquidez afectará menos a familias y empresas de la eurozona que en otras regiones, ya que están menos endeudadas y, si el mercado laboral se mantiene sólido, hay menos probabilidades de que aumenten los impagos. En esta coyuntura reafirmamos nuestra preferencia por las bolsas de la eurozona y, en particular, Alemania. La renta variable europea sigue siendo atractiva por valoración, resultados y rentabilidad por dividendo y las empresas alemanas siguen beneficiándose del crecimiento global y de su mayor competitividad. Sin embargo, nos mantenemos poco entusiastas respecto al recorrido de la bolsa española por el importante peso de inmobiliarias y bancos. En un contexto en que los requisitos del crédito se están endureciendo, las empresas que necesitan caja son menos recomendables. Por sectores, los más necesitados de liquidez son los automóviles, construcción, turismo, utilities e inmobiliario. Los menos expuestos son recursos naturales, salud, energía, tecnología y bienes para el hogar y consumo personal.

En resumen, mantenemos nuestro sesgo positivo por las empresas de alta capitalización y crecimiento estable con balances saneados. Preferimos los valores de crecimiento, en sectores defensivos y con alta rentabilidad por dividendo. En Europa, hay valor en los sectores defensivos como el de las telecomunicaciones y el farmacéutico. En cuanto a crecimiento, hay valor en el sector tecnológico. Respecto a las empresas de alta capitalización y buena valoración son atractivas las del sector de telecomunicaciones y seguros. Los sectores menos preferidos son los de utilities y consumo.

¿Cómo definiría al inversor español?

A pesar de que la cultura financiera está aumentado fuertemente, sigue siendo un inversor relativamente conservador, comparado por ejemplo con el inversor medio estadounidense donde el porcentaje de las inversiones destinadas a los mercados financieros son muy superiores a las españolas.

Sin embargo, en los últimos años el inversor medio cada vez se interesa más por productos de mayor sofisticación que hace unos años quedaban muy lejos del inversor final. En la actualidad es relativamente frecuente encontrarse con inversores interesados en capital riesgo, hedge funds, materias primas, además de en los activos tradicionales.

¿Qué consejos daría a un inversor que desee conseguir ganancias fáciles a corto plazo?

Nunca recomendamos especular en el mercado por los riesgos que conlleva y la dificultad de mantener cierta consistencia en los resultados. Nuestras recomendaciones de inversión siempre se basan en el conocimiento profundo de las compañías y en la inversión con un horizonte de medio plazo.

Pese a la incertidumbre bursátil cada vez son más los españoles que se interesan por la bolsa, como bien se aprecia en la evolución creciente de los volúmenes negociados ¿cree que se mantendrá la tendencia?

En los últimos años la bolsa española ha tenido un comportamiento muy positivo que ha atraído a numerosos inversores y a fondos de inversión de otros países, etc. Adicionalmente, a medida que el inversor medio español va aumentando su cultura financiera, incrementa la parte del ahorro que destina a la inversión en compañías cotizadas.

¿Qué podemos esperar del mercado de renta fija?

«En estos momentos es mejor invertir en activos monetarios y de corta duración»

Aquí diferenciaría entre los activos más líquidos (los que tienen vencimientos a más corto plazo) y la renta fija de mayor duración. En la actualidad, es mejor invertir en activos monetarios y de corta duración. No invertiríamos, por ejemplo, en bonos high yield. Sin embargo, todavía vemos interesante mantener una posición en bonos convertibles. En un contexto de posibles sorpresas desde el lado inflacionista, los bonos ligados a la inflación pueden constituir una adecuada diversificación de las carteras.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones