Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Tarjetas para mayores

Hay que tener en cuenta que sólo son gratuitas el primer año, a partir de ese momento es necesario realizar un gasto anual de 300 euros con las tarjetas o bien pagar una media de 8 euros

Las personas mayores se han convertido en un nuevo filón por explotar para bancos y cajas de ahorro. A los productos dirigidos a jóvenes o personas de mediana edad, se unen las tarjetas específicas para el segmento de personas mayores de 55 años. Lo cierto es que se trata de un producto que ofrece pocas ventajas adicionales a sus titulares, ya que son tarjetas de crédito o débito clásicas, a las que simplemente se añade una serie de ventajas derivadas de la pertenencia a algún club para mayores asociado a las mismas, o a los promovidos por la comunidad autónoma en que esté ubicada la entidad emisora. Además, en algunos casos, el uso de este medio de pago está limitado al hecho de residir en una determinada comunidad autónoma.

Fidelizar clientes

A partir de los 55 años, o tras cumplir los 60, según las entidades, puede contratarse una de estas tarjetas, cuyas prestaciones son básicamente las mismas que se pueden obtener al suscribir una tarjeta de crédito o de débito: obtener dinero en efectivo, realizar operaciones en cajeros automáticos, y pagar compras en establecimientos. Aunque también suelen ofrecer descuentos y ventajas adicionales, como la forma de pago, que puede ser diferida -pagando por la totalidad de lo facturado en un mes- al contado, y aplazada, con una cuota fija mensual de aproximadamente el 4% sobre el crédito concedido. La única ventaja radica en que están exentas de comisiones.

Con el único fin de captar y fidelizar clientes, las entidades ofrecen como gancho la contratación de la tarjeta de manera gratuita durante el primer año, aspecto que conviene aclarar con la entidad. La principal queja por parte de los clientes de este producto se centra en que a partir de los doce meses se amplía la gratuidad sólo si a cambio el cliente mantiene una facturación anual de entre 300 y 400 euros. En caso contrario, es obligatorio realizar un abono anual en concepto de mantenimiento de entre 8 y 30 euros, en función de cada modalidad de tarjeta.

Las tarjetas son gratis el primer año, pero la gratuidad sólo se amplía si se tiene una facturación anual de entre 300 y 400 euros

Entre la oferta del mercado bancario español destaca la tarjeta para mayores de BBK, "MastercardBBK 55", porque tiene el límite de edad más bajo de todas, pudiéndose contratar a partir de los 55 años. Con cinco años más, a partir de los 60, se expide la "Tarjeta Club 60", comercializada por Caixa Terrassa que, además de las características propias de las tarjetas Visa Classic o Electron, incorpora las ventajas de pertenecer al "Club 60": pagar las excursiones organizadas por los diferentes clubs 60 del país, además de colaborar en proyectos humanitarios con distitnas ONG. Como la mayoría de estos productos, es gratuita durante el primer año y también en el resto del período mientras la facturación anual supere los 360 euros.

Oferta autonómica

Las condiciones que imponen bancos y cajas difieren en las distintas tarjetas. Es el caso de dos entidades castellano-leonesas, donde se pone como condición para su contratación que el titular resida en la comunidad autónoma en la que se encuentra la sede central de la entidad. Una de ellas es Caja Segovia, que potencia este medio de pago entre las personas mayores, también a través del 'Club de los 60', dirigida a los clientes que tengan cumplida la sesentena. Goza de las características de las tarjetas de débito (obtener dinero en efectivo, realizar operaciones en cajeros automáticos y realizar compras en establecimientos) y, además, de los beneficios que en cada momento se deriven de la afiliación a este club: seguro gratuito de asistencia en viaje, accidente y uso fraudulento.

Caja Burgos, por su parte, también aplica esta estrategia comercial con la difusión de la 'Tarjeta Euro 6000 Maestro Club de los 60', que se distingue por estar asociada a la 'Tarjeta Dorada' de Renfe, una tarjeta de débito cuyos titulares son los mayores de 60 años residentes en la comunidad de Castilla y León. Permite realizar reintegros en cajeros y en oficinas de entidades financieras, pagos en establecimientos, cargas de teléfono móvil y la consulta de saldos y últimos movimientos de la cuenta asociada. Además, da derecho a disfrutar de los descuentos, programas y ventajas recogidos en la "Guía de Servicios" que publica la Junta de Castilla y León.

Caja Murcia ofrece dos productos para este segmento de edad: la 'Tarjeta Oro Maestro', de idénticas características a las mencionadas hasta ahora y el 'Plan Oro Mastercard', que a través de una tarjeta de crédito permite a su usuario controlar mejor su gasto, al cargarse directa e inmediatamente en cuenta, por lo que es un medio muy indicado para la financiación en comercios.

También La Caixa ofrece a sus clientes la posibilidad de elegir entre dos modalidades en este medio de pago, a través de su 'Tarjeta Club Estrella'. Una vez contratada, puede seleccionarse la modalidad que más convenga a las necesidades financieras de los interesados: 'Visa Classic' o 'Visa Estrella', ambas son gratis durante el primer año de su utilización y para posteriores períodos si la facturación anual supera los 300 euros, ya que en caso contrario tendrán que abonar una cuota anual de 30 y 8 euros para cada una de las tarjetas. Está exenta de comisiones y, como reclamo para su comercialización, incorpora de forma gratuita el servicio 'CaixaProtect', que protege al titular de la tarjeta contra los fraudes que se pueda cometer con ella.

TARJETA DORADA ASOCIADA

Para conseguir importantes ventajas con las tarjetas comercializadas para mayores, éstas deben estar asociadas a la Tarjeta Dorada de Renfe porque es la manera de obtener entre el 25% y 40% de descuento en todos los viajes por ferrocarril dentro del territorio nacional.

En la grandes líneas (AVE y Talgo 2000) la bonificación es del 40% si el viaje se realiza en lunes, martes, miércoles o jueves, mientras que si se hace efectivo en los restantes días de la semana solamente se aplica un 25% de descuento. Tanto para los trenes regionales como los de cercanías, el ahorro que proporciona esta tarjeta es del 40%, en cualquier tren y durante todos los días del año. Caja Burgos, Caja Madrid, Caja Segovia y La Caixa son las entidades que comercializan este producto.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones