Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Transferencias en la Unión Europea: el mismo coste y los mismos derechos y obligaciones

En algunas entidades las transferencias cuestan ya lo mismo si se realizan entre cuentas españolas o de la Unión Europea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 julio de 2008

Pagos fáciles, baratos y seguros

/imgs/2008/07/cajerokutxa.articulo2.jpg

Con la llegada del euro, el 1 de enero de 2002, acudir al banco a cambiar pesetas por francos, liras o marcos pasó a la historia. Desde entonces, todos los ciudadanos pueden realizar sus pagos en efectivo con una sola moneda en cualquiera de los países de la zona: el euro. Su puesta en marcha fue un hito en el sistema financiero de pagos en efectivo. Sin embargo, la historia de los pagos sigue progresando. Desde enero de este año, ha comenzado a funcionar la denominada Zona Única de Pagos en Euros (SEPA, por sus siglas en inglés Single European Payment Area). Las entidades financieras están obligadas a ir adaptándose a estas nuevas directrices, lo que ya está permitiendo que, a través de algunos bancos y cajas de ahorros, los ciudadanos y empresas puedan realizar transferencias dentro de la Unión Europea con el mismo coste, derechos y obligaciones que se realizan dentro de España.

El objetivo de este proyecto, impulsado por la industria bancaria comunitaria y respaldada por la Comisión y el Banco Central Europeo (BCE), es lograr que los pagos en toda Europa sean tan fáciles, baratos y seguros como los pagos nacionales. Aunque la teoría es clara, para que la práctica lo sea también, las entidades bancarias deben adherirse al nuevo sistema SEPA. Sólo aquellas que ya se encuentran dentro de él y han adaptado su tecnología permiten ya hacer transferencias en la zona euro con los mismos costes que en España. El plazo para efectuar la “migración” concluye en diciembre de 2010.

¿Qué es la SEPA?

La SEPA (zona única de pagos en euros) es una iniciativa que surge con el objetivo de crear una zona para el euro en la que todos los pagos electrónicos entre los países participantes pasen a ser considerados domésticos. De este modo, se eliminan las diferencias entre pagos nacionales y pagos trasfronterizos entre países europeos. Para conseguirlo, el proyecto ha desarrollado una infraestructura financiera que busca incrementar la eficiencia en el sistema de pagos europeo y convertir la pluralidad de mercados nacionales de pagos en euros en un único mercado interior. De momento, con la creación de la SEPA se ha equiparado un sistema de transferencias comunitario que permite que los consumidores pueden realizar transferencias entre estos países con los mismos costes que en España.

Los consumidores pueden realizar transferencias entre países de la Unión Europea con los mismos costes que en España

Aunque su implantación depende de cada entidad en particular, de esta idea se benefician ya los 27 países de la Unión Europea, más Liechtenstein, Noruega e Islandia. No obstante, el objetivo de la SEPA es más ambicioso: permitirá realizar pagos electrónicos en euros entre cualquier residente en el área, empleando una única cuenta bancaria y un solo conjunto de instrumentos financieros. Con la creación de la SEPA no sólo se pretende mejorar la eficiencia de los procesos de ejecución de pagos entre los distintos países del área del euro, sino que, a su vez, se persigue “desarrollar una serie de instrumentos, estándares, procedimientos e infraestructuras comunes para todos”. Esa mayor armonización hará que ya “no existan diferencias entre los pagos nacionales y transfronterizos, y reportará considerables beneficios para la economía y la sociedad en su conjunto”, según comentan desde el Banco de España.

Según varios estudios, el sistema transfronterizo de pagos generará a los países de la zona euro un ahorro de 123.000 millones de euros en los próximos seis años. Además, si este nuevo sistema europeo se utiliza como una plataforma electrónica, podrá alcanzar la cantidad de 238.000 millones de euros. Dado que el previsible ahorro se producirá, sobre todo, por la mayor automatización de los procesos, también se estima que las comisiones aplicadas en las transferencias tenderán a bajar.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Transferencias »

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones