Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Vuelve la banca a dar crédito a particulares?

En el caso de que se diera de nuevo financiación a particulares, sería de manera progresiva, con importes pequeños y niveles de exigencia muy duros

El responsable del Banco Popular, Ángel Ron, ha augurado que las entidades financieras tendrán mejores condiciones para dar crédito a lo largo de 2013, pero “de manera progresiva”. Más pesimista es el presidente de BBVA, Francisco González, quien opina que el sistema continuará sin funcionar al menos hasta finales de año. Si al final, en 2013 llega el crédito a los particulares, lo hará con ciertas limitaciones, y con más requisitos para su concesión. A continuación se ahonda en esta problemática, así como en las circunstancias y condiciones en que se concederían, ya que los importes serían menores que hasta ahora y sus plazos de amortización, más dilatados. Lo único positivo consistiría en que los intereses serían menores, debido a la bajada de los tipos hasta mínimos históricos.

¿Fluirá de nuevo el crédito?

El año pasado se cerró sin ningún síntoma objetivo que haga pensar que el crédito puede otra vez fluir a los hogares españoles. Esta tendencia se constata a través de los últimos datos publicados por el Banco de España, que admite que el saldo de los créditos bancarios concedidos a los hogares bajó en diciembre hasta algo más de 835.000 millones de euros, tras mostrar un descenso de un 4,08% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

La bajada de los tipos de interés hasta mínimos históricos hará que los créditos sean más atractivos para sus demandantes

El único apunte positivo de este informe reside en que la bajada para dotar de liquidez a los españoles parece que se ha contenido algo y su tendencia no se ha agudizado durante este periodo, en comparación con los datos de los meses precedentes: noviembre (-3,9%) y octubre (-4,05%).

Dos importantes responsables del sector bancario han dado sendas opiniones que no abren a la esperanza de que los créditos fluyan de nuevo de manera mayoritaria entre los particulares, aunque con matices. Por un lado, el presidente de BBVA, Francisco González, ha afirmado que seguirá cayendo, "porque el sistema continuará sin funcionar al menos hasta finales de año". Menos pesimistas son las declaraciones realizadas por el máximo responsable del Banco Popular, Ángel Ron, que ha augurado que las entidades financieras tendrán "mejores condiciones para dar crédito" a lo largo del año, pero de manera progresiva.

Este acceso progresivo a los créditos se debería en parte a la llegada de los 100.000 millones de la reestructuración bancaria. La liquidez también se ve favorecida por la capacidad de acceso a los mercados de algunos bancos.

Condiciones del crédito

En cualquier caso, lo que al usuario le interesa es saber si podrá disponer de crédito para sus gastos personales o para el consumo, y en qué condiciones se podrían contratar. Las declaraciones del presidente del Banco Popular respecto a que habrá mejores condiciones para dar crédito a los particulares, y tal y como apuntan algunos directores de sucursales bancarias, se refiere a que la bajada de los tipos de interés de referencia (hasta mínimos históricos) hará que estos créditos sean muchos más atractivos para sus demandantes, con menos intereses.

Las condiciones de un hipotético crédito serían las siguientes:

  1. Mayor limitación en los importes

    El importe de estos créditos será más limitado, los préstamos serán de menor cuantía. De hecho, en la actual oferta bancaria sobre este tipo de productos financieros, se vislumbra una bajada en la liquidez que ofrecen a sus clientes a través de sus principales vías de financiación.

  2. Requisitos más exigentes

    Los requisitos comienzan a aumentar de forma sensible, y ya no basta con aportar una nómina o ingresos regulares, como hasta hace unos meses, sino que tienen que estar respaldados por una cuenta boyante y, sobre todo, un historial bancario inmaculado.

  3. Control en la demanda excesiva

    Si el usuario bancario ya dispone de uno o varios créditos en su ficha, le será más difícil obtener otro nuevo, incluso en situaciones de notable solvencia.

  4. Plazos más cortos

    Otro aspecto al que apunta la concesión de nuevos créditos es al acortamiento en sus plazos de devolución, tal y como sucederá en los créditos hipotecarios que no podrán superar los 30 años.

Más exigencias para conceder un crédito

En el caso de que se abriera el "grifo" de la liquidez para los particulares durante este año, sin duda -como avalan desde las propias sucursales bancarias- los niveles de exigencia serán mayores, y se mirará con lupa la contabilidad de los demandantes.

  1. Estudio de cada caso

    Se mirará el nivel de endeudamiento, y cuanto mayores sean los ingresos sobre los gastos en créditos, mejor se valorará la solicitud de los demandantes. Por ello, serán los usuarios bancarios con menor poder adquisitivo quienes estén en peor posición para que se lo concedan en los próximos meses.

  2. Condiciones laborales

    Las condiciones laborales también determinarán esta labor, ya que hay que demostrar la solvencia a través de la estabilidad laboral de los usuarios. Con un trabajo fijo, y si los ingresos son mayores que los gastos, quizás se acepte la solicitud.

  3. Proyecto que se desea financiar

    Otro aspecto que será clave para que se conceda un préstamo, en el caso de un emprendedor, es el proyecto. El riesgo de este es determinante, pues no es lo mismo pedir un crédito para los pequeños gastos del hogar (que pueden suponer entre 500 y 3.000 euros) que una hipoteca o ayuda para la puesta en marcha de un negocio, algo que implica la concesión de cantidades muy superiores.

    En los primeros no es usual que haya problemas (siempre que se cumpla con las exigencias bancarias); en los otros, será mucho más difícil, pues los requerimientos del banco serán mayores: respaldo económico, viabilidad del proyecto, ingresos anuales satisfactorios o avales...

  4. Clientes preferentes

    Otro caso distinto es el de los clientes preferentes o saneados, que tienen créditos, en función del estado de sus cuentas, con las cantidades que los bancos consideran que no implican riesgo.

Decisivo tener vinculación con la entidad

Hasta hace poco tiempo era normal contratar un crédito en una entidad ajena a la nuestra, al contar con una oferta muy amplia y con una diversidad de propuestas que facilitaba la elección de una aceptable vía de financiación. Los bancos y cajas de ahorros trataban por todos los medios de comercializar sus productos, tanto a antiguas como nuevos clientes.

Ahora esta estrategia comercial ha variado de manera sustancial, y una de las formas de asegurarse una vía de financiación es a través del banco del usuario, sobre todo si tiene un alto grado de vinculación con él. Si ya se es cliente, será más fácil conseguir un préstamo, ya que por un lado confiarán más en la persona y, por otro, sabrán su propia historial como cliente, al momento y con toda exactitud. Las opciones de conseguirlo aumentarán de forma notable, sobre todo en los casos en que se haya disfrutado de préstamos con ellos con anterioridad y se han cumplido con los plazos de devolución.

En estas situaciones será muy difícil que rechacen la financiación solicitada, y si esto no es así se puede cambiar de banco sin problemas para optar por otras ofertas (traspaso de valores, fondos o planes de pensiones). Además, se pueden rebajar las condiciones de contratación del crédito, si se suscriben otros productos comercializados por la entidad bancaria (seguros, domiciliación de nómina, plan de pensiones, fondos de inversión, etc.).

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones