Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La etapa de 12 a 14 años es la más difícil de la Educación Secundaria

Un estudio revela que los jóvenes se encuentran con problemas por el cambio que supone pasar a otro ciclo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 19 abril de 2002
La adolescencia es la edad más peligrosa y también la más complicada de cara a la formación de los jóvenes. Y tal vez por eso, los alumnos de Educación Secundaria (ESO) tienen más problemas de aprendizaje en los dos primeros años de la etapa, entre los 12 y los 14 años. Así se indica en la investigación "Evaluación de la educación secundaria. Fotografía de una etapa polémica", dirigida por Álvaro Marchesi, ex secretario de Estado de Educación, y Elena Martín, profesora de Psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid.

En esta investigación se pone de manifiesto también que los adolescentes muestran gran interés por las Matemáticas y echan en falta más educación sexual y medioambiental.

Los itinerarios, a debate

Para Marchesi llama la atención también que los datos "estadísticamente fiables" demuestran que los alumnos aprenden más lentamente en el primer ciclo (de 12 a 14), debido al cambio que supone salir de la Primaria y tener demasiadas áreas y profesores distintos, mientras el Ministerio de Educación centra el debate de la Ley de Calidad en el segundo ciclo de la ESO (con el establecimiento de itinerarios entre 14 y 16 años).

Precisamente, sobre los itinerarios, el estudio revela que el 74% de los padres está en contra, según Marchesi, quien puntualizó que la pregunta se realizó en mayo de 2001, casi un año antes de que el Ministerio hiciera su propuesta de Ley de calidad.

La investigación aborda múltiples enfoques del proceso educativo en la ESO, a través del seguimiento durante cuatro años (1997-2000) de 13.500 alumnos, 13.500 padres y un millar de profesores, en 31 centros fundamentalmente de la Comunidad de Madrid (públicos, concertados y privados), representativos de la realidad de todo el país, según los autores del estudio, realizado por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) y publicado por la Fundación Santa María.

Obtener buenas notas

En general, los principales condicionantes para lograr buenos resultados al terminar esta etapa obligatoria son los conocimientos iniciales obtenidos durante la Primaria, las estrategias de aprendizaje que han conseguido los escolares y su contexto socio-cultural, según esta investigación.

"El interés de los alumnos por las Matemáticas es alto a lo largo de toda la Educación Secundaria", pues se mantiene en niveles superiores a los 60 y 70 puntos, pero "desciende muy significativamente" en el resto de áreas como Educación Física, Tecnología, Música y Plástica.

Los escolares tienen una "notable satisfacción" en relación a la educación en valores que reciben, aunque detectan una laguna en la referida expresamente a la educación medioambiental y a la sexual.

Los profesores valoran especialmente, en un 71,9%, la relación con sus alumnos, pero tienen bajas expectativas de ellos y se quejan de las dificultades del trabajo en las aulas por culpa de un "porcentaje pequeño de alumnos", según Álvaro Marchesi, quien subrayó también que los centros pequeños son más adecuados para los contextos socio-culturales bajos, por su mayor cohesión y mejor clima.

Potenciar la creatividad

"El problema de la ESO está en los alumnos que van mal en Primaria", motivo por el que las recetas de Marchesi y Martín se centran, primero, en "volcar el esfuerzo en Primaria", sobre todo en la lectura, la capacidad de pensar y la creatividad, para que los escolares lleguen a los institutos con mejores conocimientos.

Centrarse también en el primer ciclo de la ESO, unificando áreas de aprendizaje y reduciendo profesores, para facilitar una "transición tranquila" desde la Primaria, así como esforzarse más en los centros situados en contextos desfavorecidos.

Horizonte profesional

Otras medidas son fomentar la participación de la comunidad educativa, ampliar las perspectivas profesionales de los docentes y subrayar la educación en valores.

Para Marchesi y Martín, los resultados de este informe sobre los estudiantes españoles están en el término medio dentro de la escala internacional, y España es el cuarto país con menos diferencias entre colegios, después de Islandia, Noruega y Finlandia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones