Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las provisiones de los bancos para insolvencias alcanzan la cifra de 15.384 millones

El aumento de tamaño de las entidades y el deterioro de sus carteras crediticias explican el aumento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 7 septiembre de 2002
El sector financiero cerró el primer semestre del año con las mayores provisiones por insolvencias de su historia, 15.384 millones de euros, y superó por primera vez el nivel de febrero de 1994, cuando la crisis de Banesto provocó un fuerte aumento de las dotaciones crediticios.

Según datos recabados en el Banco de España, a finales del año pasado, el total de provisiones que tenían acumuladas los bancos, las cajas, las cooperativas y las entidades financieras de crédito, ascendían a 13.994 millones de euros.

En aquel momento, esta cifra estaba todavía por debajo de los 14.478 millones de euros de febrero de 1994, cuando se alcanzó un récord, debido al afloramiento de los créditos fallidos de Banesto.

Sin embargo, desde diciembre pasado, las provisiones han crecido un 10%, hasta superar por primera vez los 15.000 millones de euros, lo que supuso un nuevo máximo histórico.

Una parte de este crecimiento procede del propio aumento de tamaño de las entidades financieras, lo que ha permitido que las provisiones para insolvencias supongan actualmente el 1,18% de los activos totales, cuando en el año 1994 se encontraban en el 2,13%.

A finales del año pasado, este mismo indicador se encontraba en el 1,11%, siete centésimas por debajo del nivel actual.

Además de este factor, los analistas consultados ven otras causas, como ha sido el propio deterioro de la cartera crediticia de las entidades financieras, fruto de la desaceleración económica que se vive a nivel internacional, y que afecta tanto a España como a Latinoamérica, donde están presentes los grandes bancos.

Las provisiones para insolvencias son un instrumento que posee el sector financiero para protegerse de posibles créditos fallidos, e incluyen la llamada 'provisión genérica' (marcada por el total de préstamos concedidos), la 'específica' (vinculada a los créditos morosos), y la estadística (creada en 2000 por el Banco de España para evitar los altibajos que marca el ciclo económico).

El mayor volumen de provisiones para insolvencia se encuentra en los bancos, que acumulan 6.955 millones de euros, lo que supone el 1% de sus activos totales, una cifra que no superaban desde noviembre de 1994.

Sin embargo, los bancos todavía no han superado el máximo histórico de enero de 1994, cuando alcanzaron los 8.077 millones de euros.

En el caso de las cajas de ahorros, el volumen es inferior, 6.075 millones de euros, si bien supone un mayor porcentaje de sus activos, el 1,23%, la cifra más alta desde junio de 1998.

Las cooperativas de crédito, por su parte, acumulaban unas provisiones al cierre del primer semestre de 826 millones de euros, lo que supone el 1,71% de sus activos totales, el nivel más alto desde mayo de 1999.

No obstante, el mayor peso de las provisiones por insolvencias se encuentra en los establecimientos financieros de crédito, especializados en préstamos al consumo, ya que suponen el 2,16% de sus activos, con un volumen total de 807 millones de euros.

El siguiente cuadro muestra la evolución de las provisiones por insolvencia y su peso en los activos, en bancos, cajas y cooperativas, tanto en los últimos años como en el primer semestre del 2002.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones