Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

6 consejos para evitar un incendio en tu casa

El sobrecalentamiento de la red eléctrica, el mal uso de estufas o fumar en la cama son las principales causas de los fuegos domésticos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 17 mayo de 2019

Una madre y sus dos hijos fueron hace unas semanas víctimas mortales de un incendio desatado en una vivienda. Tres muertes más que pasan a engrosar la lista de fallecidos por fuegos domésticos que cada año son, al menos, un centenar. Muchos de estos incendios podrían haberse evitado. ¿Cómo? En este artículo sugerimos algunos consejos, facilitados por diversos cuerpos de bomberos, que te serán de gran utilidad. Algunos ya te los adelantamos: tener una buena ventilación, no sobrecargar la red eléctrica y jamás fumar en la cama.

El último estudio sobre víctimas de incendios en España, elaborado por Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), señala que en 2017 hubo 169 víctimas mortales de incendios en edificios, casi el 80 % del total de fallecidos en fuegos. Las causas de estas muertes son haber respirado los gases generados en el incendio, quemaduras, fallo multiorgánico y traumatismos. ¿Y las de los incendios? La mayoría se deben a causas eléctricas, seguidas de los descuidos con aparatos productores de calor, fuegos que podemos evitar de manera sencilla poniendo más atención y contando con detectores y extintores.

1. ¡Cuidado con sobrecargar la red eléctrica!

El salón es la habitación en la que se origina el mayor número de incendios, con el 39,5 % de las víctimas mortales, según el estudio citado. No es de extrañar, pues esta estancia acumula el mayor número de enchufes, regletas, ladrones... que muchas veces originan el sobrecalentamiento de la red o, si están en mal estado, un cortocircuito. Y precisamente los incendios por causas eléctricas son el 25,6 % del total y los que producen la mayor cantidad de fallecimientos.

Los fuegos relacionados con causas eléctricas se deben también al mal uso de los aparatos o a que están mal instalados. Por eso, como indican fuentes del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, "no deberías conectar varios aparatos en un solo enchufe múltiple y tienes que mantener en buenas condiciones la instalación eléctrica". ¡Otro consejo! Nunca emplees aparatos en mal estado (estufas, cocinas, neveras, etc.), no los manipules "ni intentes repararlos si no lo sabes hacer".

2. Utiliza bien braseros, estufas... ¡y velas!

Los aparatos domésticos que producen calor, como estufas, braseros o chimeneas, están detrás del 21,3 % de las muertes que se originan en incendios caseros. Debes "mantenerlas alejadas (como mínimo un metro) de objetos que puedan quemarse, como sofás, cortinas, ropa...", explican desde el Cuerpo de Bomberos de la Diputación de Sevilla.

"Las velas también pueden ser peligrosas, mucho", apuntan los bomberos del Ayuntamiento madrileño, que recomiendan nunca dejarlas encendidas, si no estás presente, y colocarlas en soportes con base firme, de material difícil de arder y con capacidad para contener la cera que cae. Además, "tienes que tener cuidado al encenderlas si llevas el pelo muy largo, ropa holgada o fulares... y mantenerlas lejos de niños y mascotas". Asimismo, está prohibido salir de casa o acostarse sin apagar antes las velas.

3. Nunca fumes en la cama

El segundo foco donde se producen más fuegos en casa es el dormitorio (34,2 %). Bien por tener aparatos conectados a la red (móviles, etc) o, sobre todo, por fumar en el dormitorio. Antes de acostarte debes asegurarte de que no hay cigarrillos encendidos, ni en el cenicero (antes de vaciarlo, comprueba que el contenido está bien apagado y el cenicero frío). Por supuesto, "nunca tienes que fumar en la cama, ni encender un cigarrillo si estás muy cansado o somnoliento", aseveran los bomberos de Madrid.

4. ¡No eches agua si se incendia la sartén!

En la cocina se registra el 14,5 % de los fallecidos por incendio casero, según el estudio de Mapfre. Los expertos consideran importante que la población en general esté informada sobre los peligros de la cocina (aunque sus víctimas disminuyen cada año), "de por qué se producen estos incendios y de cómo actuar si se presentan".

Para cocinar, recomiendan llevar ropa con mangas estrechas. Además, nunca debes llenar una sartén más de la tercera parte, ni la puedes dejar desatendida cuando está en el fuego. Tampoco, poner comida en la sartén, si el aceite está en exceso caliente (echando mucho humo). Si se prende fuego en una sartén, conviene saber que nunca hay que echar agua sobre ella, sino taparla con una tapa más grande que ella y no moverla: se podría derramar aceite ardiendo y propagarse el fuego.

5. Instala rejillas de ventilación

Las habitaciones en las que haya cocinas, calentadores o estufas de gas tienen que estar ventiladas con rejillas de ventilación. Si decides cerrar la terraza o el tendedero a los que daría la ventilación de la cocina, debes colocar rejillas de ventilación en ellos. En el caso de las calderas, "además de rejillas de ventilación, se necesita un conducto (chimenea) para evacuar al exterior los gases de la combustión", explican desde el Cuerpo de Bomberos de la Diputación de Sevilla.

6. No dejes a los niños solos en casa

Nunca se debe dejar a los niños pequeños solos en casa. Si tienes que salir, aunque sea solo un momento, debes llevarlos contigo. También deberás hacerlo, si te es imposible dejarlos al cuidado de alguna persona. Por supuesto, "los niños tienen que estar alejados de velas, cerillas, cigarrillos, enchufes, estufas o chimeneas", recuerdan los bomberos madrileños.

¿Tienes extintor y detector de humo? ¡Pueden salvarte la vida!

El detector de humos es un gran aliado. Fácil de instalar, “puede darte esos preciosos minutos que podrán salvaros a ti y a tu familia”, señalan desde el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Los expertos recomiendan comprobar cada mes el detector pulsando el botón, comprobando que se oye en todas las habitaciones de la casa (para sordos hay detectores con alarma de luz intermitente). Si el detector emite un pitido intermitente, hay que cambiar las baterías.

Tener en casa un extintor también resulta de gran utilidad, aunque “solo vale para los inicios del incendio y es esencial llamar a los bomberos siempre”, explica Sergio Carlo, bombero del Ayuntamiento de Madrid. Su uso no es complicado. Tras retirar la anilla del extintor, debes situarte a unos tres metros del fuego, dirigiendo el polvo a la base de la llama. Si el fuego es vertical, se apaga siempre de abajo hacia arriba y, después, debes salir sin perder de vista el foco, aunque ya lo hayas apagado.

Etiquetas:

incendio

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones