Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Accesorios para degustar mejor los vinos

En el mercado se pueden encontrar kits con algunos de los elementos básicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 enero de 2007

Ayudan a guardar y servir en óptimas condiciones las mejores botellas

En el mercado están a la venta kits de regalo con algunos de los accesorios básicos a un precio medio que parte de los 60 euros. Para poder elegir mejor, aquí se muestran los más habituales:

Sacacorchos: Es el principal accesorio, ya que sin él no es posible abrir la botella. Los hay de todo tipo de formas y materiales, por lo que su precio es muy variable.

Anillo recogegotas: Es un anillo metálico con un interior esponjoso que, colocado en el cuello de la botella, impide que la gota que queda tras echar el caldo en el vaso se caiga y manche la ropa o el mantel.

Tapón: Los que se encuentran en las tiendas especializadas suelen ser decorativos, sin perder su funcionalidad.

Corta cápsulas: Se trata de un utensilio que sirve para quitar la cápsula de plástico que envuelve el corcho y el cuello de la botella.

Termómetro: Beber el vino en su temperatura adecuada es imprescindible para degustarlo en su plenitud. Un termómetro que se puede usar en la botella o en la copa es importante para conocer si el caldo está en condiciones óptimas de temperatura.

Copas de cata: Además de las diferentes copas en las que se sirven los vinos, en el mercado se pueden encontrar unas copas especiales para catarlos. Se trata de copas con dispositivos especiales para obtener una extracción de aromas más ágil, para probar vinos tintos o blancos, etc. Un juego de buena calidad cuesta alrededor de 60 euros.

Portacatavinos: Es una especie de bandeja especial para poner en la mesa, en cuyo centro se coloca la botella que se va a probar y, a su alrededor, las copas de cata. Su precio puede rondar en torno a los 150 euros.

Decanter o decantador: Sirve para decantar el vino, es decir, para eliminar las impurezas sólidas que puedan aparecer en botellas de crianza, reserva o gran reserva. Los hay de diversos precios, puesto que se utilizan incluso como elementos decorativos.

Posabotellas: Colocando la botella encima se evitan posibles manchas en el mantel, aunque su función es básicamente decorativa. Su precio es de unos 15 euros.

Vinómetro: Es un aparato con aspecto de termómetro que sirve para medir la graduación alcohólica de los caldos.

Botellero: Si se quiere guardar en casa durante un periodo no muy largo de tiempo las botellas de vino, es necesario que se haga de forma que éste no pierda sus propiedades. Hay botelleros muy asequibles que cumplen esta función y armarios bodega, climatizados y de distintas capacidades, capaces de conservarlo perfectamente.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones