Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Seguros de hospitalización

Proporcionan una renta diaria por cada jornada que el titular permanezca ingresado

Img camas hospital Imagen: zeafonso

Los problemas de salud dan muchos quebraderos de cabeza a quienes los sufren y a sus familiares. Cuando es necesario hacer frente a una hospitalización la situación es más complicada porque a las típicas molestias y temores que trae consigo la enfermedad se unen, a veces, los gastos que el ingreso acarrea no sólo al convaleciente sino también a sus allegados. El traslado de los familiares al centro hospitalario, la manutención de los acompañantes, o su permanencia en un hotel si residen fuera de la ciudad son algunos de los desembolsos extra que pueden surgir. A esto se une con frecuencia la necesidad de que los niños o las personas mayores dependientes queden al cuidado de alguien, o la posibilidad de que el cónyuge deba tomarse unos días libres sin sueldo en su trabajo. Para intentar paliar estos gastos que no estaban previstos o que el enfermo pensaba que estaban cubiertos por su póliza, los seguros de indemnización por hospitalización brindan una indemnización diaria por cada jornada que el tomador permanezca ingresado.

Ingresos suplementarios

/imgs/2009/12/camas-hospital.art.jpgEste tipo de contratos proporcionan a los asegurados unos ingresos suplementarios que les permiten colaborar con sus familiares o acompañantes, ayudar con los gastos médicos o contar con un dinero extra para usarlo en lo que necesiten tras haber sido hospitalizados o intervenidos. Generan la tranquilidad de saber que en el caso de que no haya ingresos laborales durante un tiempo, el titular contará con una ayuda diaria.

Por regla general, el tomador puede elegir con anterioridad la cantidad que quiere recibir. Este subsidio puede oscilar entre 15 y 120 euros al día, en función del seguro. Según el monto elegido y la edad, se calcula la prima que se deberá pagar. Hay pólizas para los más jóvenes de 4 euros mensuales, que dan derecho a las indemnizaciones más pequeñas, y otras que superan los 60 euros al mes, cuando se trata de titulares de más edad y de subsidios más elevados.

No es necesario contratar un seguro médico privado, pues estas pólizas también se comercializan de manera independiente

Esta cobertura va unida, como un extra, a las pólizas básicas de salud que por lo general no incluyen indemnizaciones. Pero no es necesario tener un seguro médico privado, pues también se comercializan de manera independiente.

Baremos

En función de los motivos de la hospitalización y no sólo de la gravedad del enfermo, la indemnización puede ser duplicada. Algunos seguros pagan el doble de la cuota diaria a los pacientes que permanezcan en la UVI o en la UCI, mientras que con otras pólizas se multiplica por dos el dinero recibido cuando se trate de un accidente. También cabe la posibilidad de que sea el primer día el que más dinero se recibe. Algunos permiten contratar diferentes niveles de cobertura que multiplican incluso por 4 el importe del baremo inicial.

No obstante, hay conceptos que están excluidos. Hay aseguradoras que no cubren el ingreso por maternidad o el parto, mientras que en otras son los accidentes los que quedan fuera de esta indemnización. Otras incluso se refieren de manera expresa a los siniestros ocurridos en motocicletas o cuadriciclos en sus exclusiones.

La hospitalización y la intervención quirúrgica pueden estar en un modulo único o en pólizas separadas. De tal modo que se puede cobrar por un concepto sin necesidad de que se dé el otro: si en una intervención no es necesaria la hospitalización, el titular cobrará por la operación de todos modos.

La indemnización diaria oscila entre 15 y 120 euros por jornada de hospitalización

Los periodos mínimos y máximos para cobrar esta bonificación diaria también varían según la aseguradora con la que se contrate la póliza, y se adaptan a las necesidades de cada tomador. Éste es otro de los aspectos que hacen que la prima ascienda o descienda. Con algunos seguros se percibe la indemnización desde el momento del ingreso, pero otros sólo se hacen efectivos si el titular pasa al menos dos días en el hospital. Las pólizas entran en vigor cuando se produce un internamiento, independientemente del lugar del mundo en que se origine, y ya sea en centros públicos o privados.

En cuanto a la posibilidad de incluir a la pareja o a los familiares dentro del seguro, es frecuente que esté permitido y se aplica algún tipo de descuento en contratos conjuntos o familiares.

Las pólizas de hospitalización pueden incluir una renta diaria por recuperación después del alta. De este modo, hasta que el enfermo se recupere por completo, podrá recibir un subsidio mientras permanece en su hogar, sin necesidad de estar en el hospital. Esta cláusula puede incluirse en el contrato básico o como una cobertura adicional. La cantidad percibida es, por regla general, inferior a la que se cobra en el hospital.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones