Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Si me lesiono al caer en la calle, ¿puedo reclamar una indemnización?

Tu reclamación, que debes acompañar de atestado policial, solo tendrá éxito si se puede achacar negligencia o culpa a la Administración encargada del mantenimiento de la vía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 31 octubre de 2019
Imagen: sferrario1968

Una mala caída que tenga como consecuencia una lesión le puede pasar a cualquiera, ya sea en casa o en la calle. Pero si te sucede en la vía pública, tienes derecho a reclamar y recibir una indemnización, aunque no siempre. Incluso si el resultado de la caída es un pie roto o una ceja partida, tu reclamación solo tendrá éxito si se puede achacar negligencia o culpa a la Administración encargada del mantenimiento de la vía o a la empresa responsable de una obra mal señalizada, por ejemplo. Además, como explicamos en este artículo, para reclamar resulta indispensable tener un atestado policial y puede ser determinante contar con pruebas y testigos del accidente.

¿Puedo reclamar si me caigo en la calle?

Te caes en la calle por falta de iluminación, un adoquín mal colocado o una alcantarilla en mal estado y, como consecuencia, te rompes un tobillo o la muñeca... ¿Puedes reclamar? Según el abogado Manuel Castellanos, "no siempre". O, más exactamente, no siempre tu demanda llegará a buen puerto y obtendrás una indemnización.

Si te lesionas por una caída en la calle, tienes derecho a "reclamar ante el organismo público encargado y a una indemnización por responsabilidad patrimonial de la Administración", indica la abogada Antonia Cortés. Pero también hay que saber que no basta con un resultado dañoso (la pierna rota, por ejemplo), sino que "tiene que haber una negligencia suficientemente probada del responsable de mantener la vía en buen estado para poder declarar su culpa". Además, como aclara Castellanos, la negligencia depende de unos requisitos que ha delimitado el Tribunal Supremo. Así, "por ejemplo, en el caso de las alcantarillas o los adoquines, deben tener un desnivel determinado", puntualiza.

Imagen: Domianick

¿Ante quién denuncio?

El mantenimiento de la vía pública en buen estado y la responsabilidad de hacer que esta sea segura para los viandantes es de la Administración. Si te caes y lesionas, son los ayuntamientos, diputaciones provinciales o consejerías autonómicas las instituciones a las que debes pedir responsabilidades y "ante quienes debes interponer la reclamación, según de quien dependa el emplazamiento de la caída", apunta Castellanos.

En ocasiones, la responsabilidad puede ser de una empresa que se encuentre haciendo una obra en la calle y, por mala señalización u otras causas, provoque la caída y lesión de un viandante. En este caso, la responsable es la compañía encargada de los trabajos. Y ante ella, o su aseguradora, se debe interponer la reclamación.

Para presentarla por responsabilidad patrimonial, es recomendable contar con la ayuda de un abogado experto en el tema, porque "todo lo que se alega en la reclamación inicial es vinculante en todo el procedimiento", señala Cortés.

¿Qué debo aportar en mi reclamación?

Las pruebas y testigos de la caída pueden ser determinantes al resolver en tu favor. En tu reclamación debes incluir lo siguiente:

  • Atestado policial. Es esencial llamar a la Policía local para que instruya un atestado, pues sin él no se puede reclamar. Debe recoger todos los detalles y circunstancias de la caída. Es conveniente asegurarse de que los agentes realicen fotografías del lugar y estado de la vía en el punto concreto del accidente.
  • Informe médico. Tanto si necesitas una ambulancia que te lleve como si vas por tu propio pie, debes acudir a Urgencias o a tu centro de salud. Allí emitirán un parte de lesiones y prescribirán medicación o tratamiento. Debes cerciorarte de que consta la causa exacta de la caída, no una causa genérica. No olvides guardar facturas de todos los gastos que debas hacer (taxi, medicamentos, fisioterapeuta...), porque puedes reclamar su importe.
  • Pruebas. Si puedes, haz o pide a alguien que haga fotografías del lugar exacto de la caída y qué la provocó: baldosa suelta, alcantarilla mal cerrada, aceras con desniveles por el crecimiento de las raíces de árboles...
  • Testigos. Contar con personas que hayan visto lo sucedido y puedan corroborar el mal estado de la vía y avalar tu versión de los hechos puede resultar determinante.

¿Qué indemnización puedo conseguir?

Obtener una indemnización u otra depende de las lesiones que se sufran como consecuencia de la caída. "Para su cálculo hay un baremo que se emplea de forma orientativa", comenta el abogado.

Al margen de la indemnización, al plantearte si reclamar o no hay que tener en cuenta que el proceso, aunque termine de manera beneficiosa para tus intereses, puede llegar a ser muy largo. ¿Por qué? "A no ser que el defecto sea muy evidente, ni la Administración ni la aseguradora llegan a acuerdos amistosos", explica Manuel Castellanos. Y la vía contencioso administrativa (procedimiento judicial) es mucho más larga que la civil.

Si resbalas por lluvia o nieve, también cabe reclamar

Si llueve mucho y hay hojas en la acera es fácil resbalarse, al igual que si nieva y se forma hielo. En estos casos, si te caes y lesionas, puedes reclamar a la Administración. ¿Por qué? Se puede considerar que los servicios públicos, siempre que se conociera con antelación la previsión del tiempo, son responsables por no haber tomado medidas para mejorar la seguridad de los peatones ante fenómenos meteorológicos adversos.

Etiquetas:

reclamar

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones